Recetas caseras para tener unas manos bonitas

Publicado por Elena Bonet
Publicado en 19 de octubre de 2009

Es momento de ocuparnos de nuestras manos y de mimarlas. Para ello, no hay duda de que tendremos que comprar la enésima crema. ¿Otra idea? Inspirémonos en nuestras abuelas y fabriquémosla nosotras mismas en casa con nuestras pociones “mágicas”. ¡Venga, lancémonos y probemos algunas recetas rápidamente!

1. Para las aprendices:

> Receta casera para tener las manos limpias y lisas:
Lo que necesitas: un limón.
Modo de empleo: el limón quita los olores, las manchas causadas por el tabaco y fortalece las uñas. Además, un masaje en las manos con medio limón hará que tu piel esté más lisa y suave.

> Receta casera para hacer una mascarilla anti-rojeces para las manos:
Lo que necesitas: una patata, aceite de oliva o de almendra.
Modo de empleo: cuece la patata, aplástala y añade después una cucharada sopera de aceite de oliva o de almendra. Aplica esta mezcla en tus manos, déjala reposar 15 minutos y acláratelas después.

> Receta casera para que no te huelan las manos:
Lo que necesitas: dentífrico.
Modo de empleo: masajéate las manos con dentífrico con el fin de quitar los olores persistentes como los de pescado o ajo.

2. Para las profesionales:

> Receta casera para fortalecer las manos y las uñas
Lo que necesitas:
10 cl de aceite de ricino
10 cl de aceite de oliva
Zumo de limón
Modo de empleo: calienta a fuego lento el aceite de ricino y el de oliva. Añade a continuación el zumo de limón. Vierte la mezcla en un bol. Remójate las manos de 10 a 15 minutos. Masajea las manos.

> Receta casera para tener las manos suaves, incluso en invierno
Lo que necesitas:
½ taza de azúcar moreno
½ taza de ron con especias
Nuez moscada en polvo
Una taza de leche caliente
Dos o tres gotas de aceite esencial de canela
Dos pequeñas toallas para las manos, dos bolsas de plástico y un bol
Modo de empleo: mezcla el azúcar moreno, el ron y la nuez moscada en un bol hasta obtener consistencia arcillosa. Rellena otro bol con la leche caliente y el aceite esencial de canela. Sumerge las manos en la leche durante 2 ó 3 minutos. Frota las manos con el exfoliante obtenido para eliminar las pieles muertas que aclararás con agua tibia. Moja a continuación las toallas con agua caliente. Sécate las manos y aplícales una crema hidratante. Mete las manos en las bolsas de plástico y envuélvelas con una toalla en cada mano. Déjalo reposar durante cinco minutos y después quítate todo.

Consulta también:
Cuidarse los labios
Remedios para cuidar las uñas estropeadas
Mascarillas: elección y modo de empleo

Puede interesarte