Inicio / Belleza / Tratamientos

Belleza

Manicura rusa, una técnica perfeccionada para unas manos impecables

por María Viéitez Creado en 25 de noviembre de 2019
699 compartidos
Manicura rusa, una técnica perfeccionada para unas manos impecables© GettyImages

Se llama así porque fueron mujeres rusas las primeras en poner en práctica esta técnica. Se trata de una manicura con torno que deja las uñas perfectamente limpias, lo que permite un acabado más perfecto y duradero. ¿Quieres saber cómo se realiza paso a paso? Te lo contamos a continuación.

La manicura rusa es toda una tendencia y se ha convertido en una de las más demandadas. Por eso estamos seguras de que cuando sepas de qué se trata, no dudarás en pedir cita en tu salón de uñas para pedirla. La manicura rusa utiliza el torno para limpiar la uña y retirar la cutícula, una técnica que las deja perfectamente despejadas para el esmaltado posterior. Gracias a este procedimiento, el resultado final es mucho más satisfactorio, ya que el esmalte queda más uniforme y cerca dela piel. Por este motivo es también una manicura mucho más duradera.

Lo novedoso de este método es precisamente la etapa previa al esmaltado, es decir, la preparación de la uña. Por eso es perfectamente compatible con todo tipo de manicuras y esmaltes: manicura de gel, esmaltado permanente, uñas acrílicas, manicura con decoracion... Y gracias a que se ha retirado la cutícula y limpiado la piel, tardamos más en advertir que las uñas han crecido, por lo que sumamos un extra de durabilidad.

Video por Norma Varela

Por qué elegir la manicura rusa con torno

Como te decimos, la manicura rusa es mucho más precisa que la tradicional, en primer lugar, porque no utiliza alicates; en segundo lugar, porque no corta la cutícula, sino que la lima. Además es un proceso respetuoso con la piel. Otra de las ventajas de la manicura con torno es que es muchomás rápida: puede estar lista en 30 ó 40 minutos, mientras que una manicura convencionar puede dmeorarse has una hora y media.

Por último, como ya te hemos dicho (y puede que esta sea la mayor ventaja de la manicura rusa) es que tiene efecto a largo plazo. La limpieza y pulido de la uña, diferente a otras manicuras en la que se recorta la cutícula, permiten que dure perfecta hasta tres semanas después.

Manicura rusa: la técnica paso a paso

La tradición rusa de esculpido de la uña es muy conocida, así como otros métodos muy diversos de nail art. De ahí que fuesen manicuristas rusos los que desarrollaran esta técnica de limpieza y preparación de la uña. Y es que se trata de un método impecable. El éxito de los resultados se debe principalmente al uso del torno eléctrico, un instrumento de extrema precisión que usan los nail artist con una increíble destreza. Ya que se trata de un instrumento complicado de utilizar y potencialmente peligroso (te puedes provocar heridas en la uña o la piel), lo recomendable es que si quieres una manicura rusa, te pongas en contacto con un salón profesionalde estética. Aquí te explicamos en qué consiste la técnica paso a paso.

#1 Curar y retirar la cutícula

Para limpiar la uña y retirar la cutícula, lo primero que se debe hacer es hidratarla con una crema de manos, de modo que sea mas fácil de retirar. Cuando lo hayas hecho, se debe retirar despacio y con cuidado con un retirador de cutículas. Después, una vez esté levantada, se procede a eliminarla con el torno a baja velocidad. En este paso se puede utilizar una fresa en forma de cono finito o una fresa redonda.

#2 Limpieza de la piel
Con una fresa especial para la limpieza de la piel y con un cepillo, se deben eliminar los restos de piel y células muertas que se han generado al retirar la cutícula. En este paso, ya seremos capaces de ver que nuestras uñas tiene un aspecto mucho más sano.

#3 Pulido de la uña
Como no, si quieres un resultado perfecto, antes del esmaltado es necesario pulir la uña. Para hacerlo, se debe tener cuidado de no limarla en exceso. Solo se deberá limar la capa superficial brillante.

Es después de estos tres pasos cuando puedes aplicar el esmalte que desees (permanente, en gel, acrílico...) y disfrutar de una manicura perfecta durante más tiempo. Cuando termines, y una vez el esmalte esté seco, no olvides hidratar bien con crema o aceite las manos y, en especial, las uñas. Te recomendamos, además, que utilices con regularidad aceite para cutículas, que te ayudará a prevenir la aparición de padrastos y el crecimiento excesivo de las cutículas.

Descubre: Guía para ser una experta en manicura: trucos, cuidados y diseños increíbles
© Instagram

Te puede interesar...
La manicura francesa, el diseño que nunca pasa de moda paso a paso
7 partes del cuerpo que no sirven para nada
¿Necesitas orden en tus productos de cosmética? Consíguelo con estos 6 organizadores
Invitada perfecta: la guía de estilo para triunfar

María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …
699 compartidos