Inicio / Belleza / Tratamientos / Piel grasa: ¿cómo cuidarla?

Piel grasa: ¿cómo cuidarla?

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 26 de febrero de 2016

¿Piel grasa, puntos negros y otros granitos invaden de nuevo tu rostro como en la pubertad? ¡Qué horror! Al contrario de lo que se suele pensar, todo el mundo, sin importar la edad, puede verse afectado por un exceso de sebo. Un 25% de los adultos, principalmente las mujeres, sufren hoy un exceso de grasa en su piel. Por suerte, existen soluciones para tratarlo y prevenirlo sin dejar rastro. Te lo contamos todo.

Piel grasa y acné, ¿es lo mismo?

Las espinillas (o puntos negros) y los microquistes blancos (los granitos) aparecen normalmente en la frente, el mentón y alrededor de la boca y los orificios nasales (la famosa zona T de la que hablan los dermatólogos) debido a un desarrollo bacteriano anormal: el exceso de sebo. Sin embargo, esto no tiene por qué deberse a una piel grasa.

Aunque por lo general las pieles que desarrollan acné son las pieles grasas, también una piel seca puede sufrir este problema, al igual que existen pieles grasas que no tienen ni un granito. Y es que el sebo es segregado de forma natural por todos los tipos de piel, ya que su función es luchar contra las diferentes agresiones externas. El problema es que a veces esta secreción puede llegar a ser demasiado abundante y obstruir los poros, dando lugar a la formación de puntos negros y pequeños brotes de acné.

Para evitarlo es fundamental mantener una rutina de belleza constante, en la que no falte una buena limpieza diaria, pero tampoco la hidratación, pues su falta podría provocar un efecto rebote y que la piel produzca más grasa para suplir esa necesidad. Así, podremos lucir una piel perfecta como la de nuestras celebs favoritas.

El exceso de sebo en la mujer adulta

Ésta es una afección cada vez más común en la mujer adulta. El origen es diferente del de aquellos granitos adolescentes: desajustes hormonales y agresiones del día a día. El tabaco, el estrés, el cansancio, la contaminación, la alimentación o incluso el uso de productos cosméticos son los responsables de de la piel produzca más grasa y favorezca la aparición de granitos.

El exceso de sebo también puede verse favorecido durante las semanas anteriores a la menstruación o cuando se utilizan anticonceptivos a los que nuestro cuerpo aún no se ha acostumbrado. De hecho, hay anticonceptivos a base de acetato de ciproterona o norgestimato que pueden reducir el acné, mientras que otros (a base de levonorgestrel) provocan el efecto contrario.

Higiene para la piel grasa

Una piel sana y bonita solo se consigue con una higiene impecable. Lavarse bien la cara por la mañana y por la noche, y aplicarse a continuación una crema hidratante son gestos muy sencillos y muy importantes, pero no son los únicos.

Las pieles con tendencia acnéica o exceso de grasa necesitan además otros productos que pueden ser menos necesarios en otro tipo de pieles como los tónicos, y utilizar con mayor frecuencia exfoliantes y mascarillas específicas.

El tónico reequilibrará la piel después de la limpieza y la preparará para la hidratación. Los exfoliantes, por su parte, ayudan a eliminar la piel muerta, suavizando su superficie y eliminando de ella todas las impurezas, mientras que las mascarillas (astringentes) controlan la producción de sebo.

Los mejores productos para pieles grasas

  • Mascarilla de hidrogel matificante Maskream de Isdin: Su concentrado de ingredientes activos ayuda a reducir los brillos y las imperfecciones gracias a su acción seborreguladora y equilibrante. Ideal para pieles grasas y mixtas.
  • Anti-blemish Solutions gel limpiador de Clinique: Gel limpiador sin aceites que reduce los granos y las espinillas. No obstruye los poros y ayuda a controlar la grasa, dejando la piel fresca, suave, calmada y lisa.
  • Mascarilla Purificante de Caudalie: Es la aliada ideal de las pieles mixtas o grasas con imperfecciones. Con la dosis justa de activos absorbentes y reguladores, aclara, equilibra la epidermis y desincrusta en profundidad.
  • Loción clarificante de Yves Rocher: Su textura en gel y su fórmula oil-free que purifica la piel sin secarla. Reduce la apariencia de los poros, desincrustándolos y purificándolos. Afina y matifica la textura de la piel y calma las rojeces de los granitos.
  • Agua micelar para piel grasa de Be+: Solución fresca que gracias a sus micelas realiza una microemulsión de las impurezas para retirarlas con suavidad.Matifica, regula e hidrata.
  • Oil absorbing tonic de La Mer: Está enriquecido con extractos de algas, por lo que reduce de manera significativa el exceso de sebo y ayuda a reequilibrar y rejuvenecer la piel. Además, nutre intensamente gracias a sus agentes hidratantes.
  • Sensyses Cleanser Sebum burbujas lipídicas de Sesderma: limpiador basado en la nanotecnología que secuestra las impurezas lipo e hidrosolubles, eliminándolas por completo. Por su contenido en liposomas de zinc, sulfato de cobre, fitoesfingosina, azeloglicina, ginko biloba y un complejo seborregulador, tiene propiedades reguladores del sebo y reparadoras de las pieles grasas.



Y además:
Cómo elegir correctamente una crema antiarrugas
Elixires de belleza: los mejores sérums para tu piel

Puede interesarte