Elegir una crema para las manos

Publicado por Miriam Aguilar
Publicado en 13 de diciembre de 2010

Una crema de manos para cada uno

Las hay hidratantes, para pieles agrietadas, reparadoras o para evitar que se sequen..., además de las normales, para pieles secas o muy secas, etc.

Si no sabes cuál es la que más te conviene y a menudo te preguntas en qué se diferencian unas de otras, si notas que algunas son demasiado grasas o que no hidratan suficiente y si has comprobado que normalmente tienes que probar unas cuantas hasta dar con la que mejor te va, en este artículo encontrarás todos los trucos para elegir bien y lucir unas manos perfectas, es decir, ¡suaves e hidratadas!


¿Qué tipo de crema es la más indicada para reparar las manos secas, agrietadas y estropeadas?

Casi todas las marcas cosméticas cuentan con su propia crema de manos. Elige la textura teniendo en cuenta tus necesidades y recuerda que cuanto más secas las tengas más te conviene utilizar una crema grasa y bien hidratante para nutrirlas.

-Si tienes las manos secas y agrietadas, opta por las texturas fluidas, pues son de rápida absorción y no dejan las manos grasientas.

-Si las tienes muy secas y estropeadas, mejor elije un cuidado hidratante más graso a base de manteca de karité, aceite de yoyoba, de almendras dulces, etc.

El aloe vera destaca por sus propiedades cicatrizantes y nutritivas, además, tiene la ventaja de que es muy ligero y no deja la piel grasa.

- Si tus manos están realmente estropeadas, no lo dudes y opta por la manteca de karité: es mucho más espesa y nutritiva que otros ingredientes. Con el karité hidratarás las manos en profundidad.

- Y si buscas un producto que sea más agradable de aplicar, puedes elegir, según tus gustos olfativos, entre muchas cremas perfumadas. En muchas tiendas encontrarás productos de muestra para testarlos. ¡No lo dudes y pruébalos! A veces es necesario probar unas cuantas cremas para encontrar la que más se adapta a tus necesidades.

O, sino, siempre puedes divertirte ¡elaborando recetas caseras para conseguir unas manos de ensueño!

Masajearse las manos con crema
Ponerse crema es estupendo, pero darse un masaje es aún mejor. Para que el producto penetre bien, aplica la crema en buenas dosis y masajea hasta que la piel la haya absorbido completamente.

creme mains Hazlo antes de ir a dormir, para que el tratamiento actúe durante toda la noche. Y si quieres multiplicar los efectos, tras aplicar una buena cantidad de crema y masajear, ponte unos guantes finos de algodón y no te los quites hasta la mañana siguiente. Cuando te despiertes notarás tus manos suaves e hidratadas como nunca.

El truco: lleva contigo un pequeño tubo de crema para manos, en el bolso, o déjalo en lugares estratégicos como el trabajo o el coche, para poder aplicarte el producto siempre que lo necesites. Es práctico y puedes guardarlo en cualquier sitio.

Hidratar las manos durante todo el año
Aunque normalmente es en invierno cuando más atención prestamos a nuestras manos, deberíamos hacerlo durante todo el año. Sobre todo porque si las conservamos bien hidratadas, ayudamos a retrasar el envejecimiento de la piel y mantenemos las uñas bien cuidadas.

Y es que como aconseja el dicho: «¡Más vale prevenir que curar!» No olvides ponerte guantes para fregar los platos, pues el uso diario de productos de limpieza estropea mucho las manos. Y tampoco olvides los de invierno, para protegerte del frío. Cuando te las laves, sécalas bien y, siempre que puedas, evita los secadores de manos de los lugares públicos porque son auténticos nidos de microbios.

¡Con todos estos consejos conseguirás unas manos de anuncio!

Puede interesarte