Inicio / Belleza / Tratamientos / Las grandes olvidadas en el cuidado de la piel: manos, cuello y escote

Belleza

Las grandes olvidadas en el cuidado de la piel: manos, cuello y escote

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 2 de febrero de 2016
136 compartidos

Cuando hablamos de belleza, en lo primero que solemos pensar es en la piel del rostro. Éste cumple un papel fundamental en la imagen que proyectamos al exterior, sin embargo, no es el único factor que determina nuestro aspecto. Junto con el rostro, son las manos, el cuello y el escote las zonas más expuestas a las agresiones externas y como consecuencia, las primeras en notar los signos del envejecimiento.

Es común encontrarnos con personas con un rostro cuidado, luminoso y terso pero cuya piel contrasta notablemente con la de estas otras zonas, que han olvidado o han dejado en un segundo plano. Es importante por tanto, dedicarle el mismo tiempo a nuestras manos, cuello y escote con el fin de que no pierdan su vitalidad. Para ello, es imprescindible tener una buena rutina de limpieza diaria, mantener la piel bien hidratada y una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras. Además de realizarnos algún tratamiento médico-estéticos especialmente indicado para estas zonas. El Dr. Manuel Iglesias, Director del Departamento Médico de Centros Único, nos habla de ellos.

Manos

Las manos son junto al rostro la parte de nuestro cuerpo que más tiempo se mantiene expuesta, lo que las hace más proclives a la aparición de manchas por la exposición al sol durante todo el año. Además, es una de las zonas donde se muestra antes el envejecimiento dado que tenemos muy poca grasa en el dorso y con el paso del tiempo la elastina y el colágeno comienzan a descomponerse provocando la aparición de nuevas arrugas.

En este caso, lo más recomendable es Ellansé - M, un revolucionario tratamiento de rejuvenecimiento facial y de manos de acción inmediata que combina una corrección duradera de las arrugas con la bioestimulación de colágeno.

Cuello y escote

La piel del cuello y el escote es especialmente delgada y sensible. Se trata de una zona muy delicada ya que no dispone de una sujeción muscular fuerte y es pobre en glándulas sebáceas, encargadas de generar la grasa necesaria para que la piel se mantenga suave y lisa. Además, la pérdida de fibras de colágeno hace que pierda elasticidad y se deshidrate con mucha más facilidad.

Entre los tratamientos más adecuados para esta zona se encuentran Facial Pulsonic, que combate eficazmente arrugas profundas gracias a su nuevo manípulo ergonómico en forma de lápiz que actúa directamente sobre el pliegue de la misma consiguiendo un pequeño efecto de relleno mediante micro pulsos; o la mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico, que gracias a su complejo rejuvenecedor consigue que nuestra piel se vea más luminosa, hidratada y joven.

Otra muy buena opción para la zona del cuello son los hilos tensores, un nuevo tratamiento que provoca un efecto lifting autoinducido apreciable de forma inmediata basado en la implantación múltiple de mini-hilos de Polidioxanona (PDO), que formando una red vectorial actúa como soporte de los tejidos. Finalmente, para el escote, el peeling químico también es una buena alternativa, ya que no sólo suaviza las secuelas de acné y las manchas solares mejorando la piel sino que hace que ésta se vea más joven y luminosa.

Mantener la vitalidad, elasticidad y luminosidad de nuestro cuello, escote y manos es posible, sólo hemos de empezar por dedicarles el mismo tiempo que al cuidado de nuestro rostro. No debemos olvidar que toda nuestra piel es única y merece que la cuidemos toda la vida.



Y además:
Tratamientos para rejuvenecer la mirada
La eterna juventud, ¿realidad o ficción?
¿Qué tratamientos médico-estéticos son los más indicados a cada edad?
¿Conoces la importancia del colágeno para tu cuerpo?

por Patricia Álvarez 136 compartidos

Puede interesarte