Inicio / Belleza / Tratamientos / LPG: tu aliado contra la celulitis

© iStockphoto
Belleza

LPG: tu aliado contra la celulitis

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de abril de 2015
196 compartidos

¿Estás en plena operación bikini y quieres tener una ayudita extra? No hay nada como el LPG (también llamado lipomassage) y sus rodillos mágicos. Con este método combatirás la celulitis, la retención de líquidos y a su vez bajarás volumen de manera gradual. Si lo has probado todo y ya no sabes qué hacer, este puede ser tu tratamiento.

Y es que la finalidad principal del LPG es la de drenar, mejorar la circulación y reducir volumen, principalmente en brazos, espalda, abdomen, nalgas, caderas y muslos. Gracias a los masajes de sus dos rodillos reduciremos la retención de líquidos, favoreciendo así la remodelación del cuerpo y la eliminación de la celulitis.

¿Cómo funciona el LPG?

Se trata de un equipo que dispone de un cabezal compuesto por rodillos motorizados que se van desplazando por el cuerpo de la paciente. Esta técnica combina tres movimientos: ondulado, en espiga y en forma de ocho. Gracias a esta combinación de movimientos, la tecnología de LPG ofrece mayor seguridad, evitando la aparición de roturas capilares y hematomas.

Se puede trabajar en todo el cuerpo, o sólo en zonas localizadas. Hace unos años este tratamiento se utilizaba con potencias muy altas, y podía crear algo de flacidez, pero ahora se utiliza una potencia más suave y sirve igual a nivel linfático.

Tratamiento

Para realizar el LPG es necesario el uso de una malla personalizada, ya que ésta permite que el cabezal de la máquina se deslice con mayor facilidad sobre el cuerpo, y a su vez asegura una mayor privacidad y una higiene óptima.

Como en todos los tratamientos de aparatología, para mantener y potenciar sus efectos, es recomendable beber alrededor de dos litros de agua al día para mejorar el efecto drenante, además de realizar algo de ejercicio y llevar una dieta equilibrada y saludable.

En cuanto al número de sesiones necesarias, aunque por lo general empiezan a notarse los resultados en torno a la sexta sesión, se recomienda completar un ciclo de 20 sesiones de 30 minutos, dos veces por semana.

Por último, para mantener sus resultados en el tiempo, lo mejor es combinar el LPG con otros tratamientos para combatir la celulitis.

Contraindicaciones

Los expertos no recomiendan su uso si además de tener celulitis tienes mucha flacidez. En su lugar puedes elegir otros tratamientos como la mesoterapia o la carboxiterapia igual de eficaces y con el mismo fin. Además, en los casos de mucha flacidez lo mejor es combinar cualquiera de estos tratamientos con algo de deporte. ¿Todavía no has encontrado el tuyo? Te dejamos 50 ideas para que elijas.

El punto a favor de este método es que no tiene efectos secundarios, ya que su masaje no produce ningún tipo de reacción. Solo son beneficios para tu cuerpo y tu piel.

¿A qué esperas para probarlo?


​Y además:
Celulitis: ¿cómo hacerle frente?
Drenaje linfático: ¿cómo puede ayudarnos a acabar con la celulitis?

por Redacción enfemenino 196 compartidos

Puede interesarte