Inicio / Belleza / Tratamientos / Dile adiós a la celulitis gracias a la Mesoterapia

Dile adiós a la celulitis gracias a la Mesoterapia

Publicado por Alba Gómez
Publicado en 22 de abril de 2015

Es la cruda realidad. El 90% de las mujeres tenemos celulitis. Si bien es cierto que los cambios hormonales en nuestro cuerpo son su detonante, el sedentarismo y la mala alimentación contribuyen a acelerar su aparición. Si quieres averiguar cómo combatirla, a continuación te mostramos el método perfecto.

La mesoterapia corporal es uno de los tratamientos más eficaces para combatir la grasa localizada, además de ser uno de los que más rápidamente se ven sus resultados. En general, este método puede aplicarse en todo el cuerpo excepto en los pechos, siendo muy conocido su uso tanto a nivel facial como corporal. Si hablamos de este último, su uso más frecuente es en glúteos, muslos y abdomen.

El fin principal del proceso es modelar la figura de forma localizada y reducir volumen. ¿Cómo? Muy fácil. Se infiltran pequeñas cantidades de medicamentos homeopáticos a través de una pequeña aguja de unos 1-3 milímetros. Esta llega a la capa intermedia de la piel, llamada mesodermo, lo que provoca la desaparición de los nódulos de grasa de nuestro cuerpo. Después se expulsan de manera natural a través del sistema linfático. Dependiendo del tipo de celulitis que tenga la paciente, se pueden usar distintas sustancias para erradicar de manera más eficaz el problema. Las más comunes tienen un efecto lipolítico, drenante, circulatorio o reafirmante.

Tipos de celulitis

Existen varios tipos de celulitis: la celulitis edematosa (conocida como celulitis blanda) y la celulitis fibrótica (dura o compacta).

"La mesoterapia aporta agentes que mejoran la vascularización y se produce una descongestión en la zona. Aporta además agentes drenantes que contribuyen a aliviar el edema. En el caso de la celulitis edematosa nos ayuda a drenar y aliviar ese edema. Cuando hablamos de celulitis fibrótica nos ayuda básicamente a destruir la grasa", comenta el doctor Carlos Gómez Zanabria, médico estético de los centros Cristina Álvarez.

Sesiones necesarias

Primero, se analiza la zona afectada mediante un diagnóstico personalizado. "Es el paso más importante. Analizar la constitución de la persona es básico antes de seleccionar un preparado homeopático u otro. Hay que tener en cuenta todo el proceso de eliminación de toxinas, ya que no todos los organismos reaccionan metabólicamente igual", dice la Dra Laura Coloma, licenciada en medicina y cirugía, especialista en medicina natural y especialista en Mesoterapia Homeopática.

Una vez se tiene el tratamiento más adecuado, se empieza aplicando las inyecciones la zona afectada. Las sustancias homeopáticas serán las encargadas de deshacer la grasa, que más tarde se transportará por el torrente sanguíneo hasta los riñones para ser expulsada a través de la orina.

Al principio del tratamiento es aconsejable hacer una o dos sesiones semanales con una duración de entre 10 y 20 minutos, que luego se irán ampliando a sesiones quincenales y mensuales para mantener los resultados a largo plazo. Los resultados empiezan a notarse a partir de la tercera o cuarta sesión aunque ya desde la primera sesión puede empezar a percibirse mejoría.

"Los pacientes notan la piel revitalizada y la zona reafirmada. No requiere anestesia y puede aplicarse en cualquier zona en la que haya piel de naranja", afirman desde Cristina Álvarez.

Además de ver cómo remite la piel de naranja, notaremos cómo mejora nuestro tono de piel y se activa el sistema circulatorio, menguando así la sensación de piernas cansadas.

Efectos secundarios

Al tratarse de productos naturales, los efectos secundarios son mínimos, ya que son de origen vegetal y mineral. Sin embargo al tratarse de pequeños pinchazos, pueden aparecer leves moratones en la zona tratada, que desaparecerán a los pocos días.

Se aconseja no tomar el sol en un plazo de 48 horas, ya que, aunque el riesgo sea mínimo, si se generase un pequeño hematoma, éste podría pigmentar la piel si se expone al sol. No obstante, no debemos preocuparnos más de la cuenta. Los medicamentos infiltrados son homeopáticos, por lo que no son fotosensibles.

Tampoco es recomendable depilarse antes de la sesión, para no tener la piel sensible o irritada.

Cómo prolongar sus efectos

Para paliar los efectos de la celulitis y prolongar los de la mesoterapia es conveniente llevar una vida saludable mediante estos tres consejos básicos:

1. Bebe entre 1.5 y 2 litros de agua al día. Es muy importante mantener nuestro cuerpo hidratado, ya que de esta manera combatimos la retención de líquidos.

2. Ten una dieta variada rica en frutas y verduras y aléjate de los dulces industriales, embutidos, carnes rojas y alcohol.

3. Haz ejercicio de manera constante. No hace falta que corras todos los días 5 kilómetros, pero sí que sería conveniente hacer ejercicio 3 veces por semana. Andar durante 35-40 minutos a ritmo ligero es bueno para tu cuerpo y tu serás la primera en notar sus beneficios.


Y además:
Alimentación anti-celulitis
En forma en la ciudad: los mejores deportes para practicar al aire libre

Puede interesarte

Comentarios