Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Por qué respetar a los animales convierte a los niños en mejores adultos?

Maternidad

¿Por qué respetar a los animales convierte a los niños en mejores adultos?

por Patricia Álvarez Creado en 4 de octubre de 2019
© GettyImages-860782832

Cerca del 40% de las especies de animales del planeta está en peligro de extinción, principalmente por causas humanas. El 80% del billón de gatos y perros que hay en el mundo no están bien cuidados o son extraviados. Los millones de animales salvajes que se venden en el mercado negro tienen un valor de casi 10 billones de euros al año. Millones de animales son maltratados en todos los países del mundo y siguen estando considerados legalmente como “cosas”.

Estas descorazonadoras cifras hacen más necesaria la celebración del Día Internacional de los Animales, cuyo principal objetivo es erradicar la crueldad contra los animales en todo el mundo. Así, surge la importante cuestión de la concienciación de los niños desde que son pequeños. Algunas instituciones educativas, como recientemente un colegio de Granada, ya se han desmarcado en este sentido. Este centro, por ejemplo, ofrece clases de Protección Animal, una asignatura pionera en España cuya meta es concienciar a los menores en el respeto al medio ambiente y, en especial, a los animales. Los niños sienten una atracción y simpatía natural por los animales, incluso cuando los ven en la tele o son animales de peluche. ¿Por qué no aprovecharlo para enseñarles valores de los que harán uso toda su vida?

Video por Carla Dominguez

Tener mascotas, cuidar de ellas y respetarlas tiene maravillosas consecuencias para los más pequeños, sobre todo emocionales y terapéuticas. La responsabilidad, la confianza y el respeto son algunas de ellas, pero quizá las más obvias. No podemos pasar por alto, por ejemplo, que confortan a los niños cuando se encuentran en un mal momento, demostrándoles su cariño incondicional.

Descubre: 101 imágenes de animales sonriendo que te alegrarán el día
101 imágenes de animales sonriendo que te alegrarán el día © kelleydigioia vía boredpanda

Los animales también pueden convertirse en grandes confidentes y guardar los secretos que no se atreven a contar a los adultos o a otros amigos. Y enseñan grandes lecciones: pueden ayudarles a lidiar emocionalmente y prepararse para temas tan naturales como el nacimiento, o la muerte o enfermedad de un ser querido; o a aprender a ser más empáticos, ya que se meten en la piel de sus mascotas cuando tienen hambre, frío o alguna necesidad.

Y algo muy importante: en un mundo en el que los niños y niñas están continuamente luchando por ser los mejores y sufren problemas de aislamiento y estrés, tratar con animales supone una mayor autoestima para ellos, porque se sienten útiles e imprescindibles.

Pero no solo crecer con animales como mascotas desarrolla estas habilidades. Tratar con animales en general es una de las mejores terapias para niños que existen si, por ejemplo, estos han sufrido alguna enfermedad. Los animales no juzgan, y están ahí para ellos. Según un estudio de NPR, ayudan a acelerar la recuperación y reducen el estrés y la ansiedad, facilitando a los niños también más habilidades comunicativas. ¿En resumen? El respeto y el trato con animales ayudan a desarrollar las habilidades que el niño o niña, al convertirse en adulto, necesitará en el mundo de hoy, tanto para su vida personal como profesional. Pero, sobre todo, ayuda a que se conviertan en mejores personas.

También es esencial educar a los niños a través de actividades lúdicas y el trato con animales animales salvajes o de granja mediante, por ejemplo, visitas a centros especializados que ayudan a estos animales a recuperarse de sus heridas o a vivir en un entorno seguro para ellos. Otra de las cosas que podemos hacer es leer a los niños cuentos sobre diferentes animales o utilizar apps educativas especializadas para ellos que traten estas temáticas, como Lingokids, con la que aprenderán la importancia del respeto por la naturaleza y los animales de diversos entornos, además de aprender inglés.

¿El primer paso? Podemos comenzar firmando, en familia, la Declaración Universal sobre Bienestar Animal, un acuerdo internacional para reconocer que “los animales son seres capaces de sentir y sufrir, que tienen unas necesidades de bienestar que deben ser respetadas y que la crueldad hacia ellos debe terminar”. Podéis firmar online en www.animalsmatter.org.

La empatía y el respeto por los animales es algo que convertirá a los niños de hoy en mejores adultos del mañana. ¡Convirtamos el mundo en un lugar mejor enseñando a los niños a cuidar y querer a los animales!

Contenido elaborado en colaborción con Meredith Chasney, gerente de Contenidos Educativos de Lingokids.

por Patricia Álvarez