Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Cómo organizar el cambio de armario de los niños en 5 pasos

© iStock
Maternidad

Cómo organizar el cambio de armario de los niños en 5 pasos

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de mayo de 2018
A-
A+

Sí, ha llegado el momento. Te contamos cómo organizar el cambio de armario de los niños para que la tarea te resulte mucho más sencilla. ¡Apunta!

Por fin parece que el calor se instala ya en nuestras vidas. A pesar de los altibajos en los termómetros, nos acercamos inexorablemente al verano y con él a una de las tareas domésticas que más pereza nos da y que más tiempo nos lleva. Hablamos, sí, del cambio de armario, que en el caso de los más pequeños se complica por aquello de los cambios de talla, de peso y de altura. Este año te ayudamos a hacerlo de manera más rápida y eficaz con ayuda de Rita Alonso Pablos, creadora de Dommuss y experta en organización doméstica. ¡Toma nota de sus consejos!

1. Reserva tiempo para dedicarlo en exclusiva para el cambio de armario

Para hacer el cambio de armario de los niños de forma más efectiva, es mejor que te reserves unas cuantas horas seguidas en vez de hacerlo a ratos. Si empiezas y no puedes acabar, se quedará toda la ropa por en medio, se desordenará, se arrugará y luego será todavía más complicado retomar la tarea. Reserva una mañana o una tarde para que puedas hacerlo seguido que será mucho más efectivo, ya verás. Cuando hayáis pensado cuál puede ser un buen momento, lo mejor es apuntarlo en el calendario familiar de Dommuss, la aplicación de organización para la casa,con el fin de que tanto a ti como a tu pareja no se os olvide y porgraméis otros eventos o tareas ese día.

2. Busca ayuda con los niños

Es bueno que alguien te eche una mano con los niños para que puedas concentrarte en el cambio de armario y no eternizarte con la tarea. Eso sí, calcula que un rato sí que es bueno que estén cerca para poder comprobar si la ropa de la nueva temporada les cabe.

3. Saca la ropa del armario y clasifícala

Cuando la estés sacando lo mejor es ir distribuyéndola en dos montones: por un lado, las cosas que NO quieres mantener – porque están rotas, gastadas o porque simplemente no son cosas de calidad que merezca la pena guardar para hermanos pequeños o para prestar a amigos. En un segundo montón, las cosas que sí quieres mantener porque quieres aprovechar para otros niños o guardar como recuerdo. (A veces la ropa de niños es una verdadera obra de arte, otras no podemos desprendernos de ella por los recuerdos que nos trae).

4. No eches toda la ropa de verano a lavar nada más sacarla

Cuando vayas sacando la ropa, es bueno aprovechar para revisar con los niños lo que les queda bien o no les vale. Lo que valga, lo pones directamente en el armario, así se va estirando y aireando. Ya lo irás planchando poco a poco si se necesita. Lo que no te vayas a quedar, lo clasificas en los dos montones que has hecho previamente (la ropa que vas a mantener y la que no vas a mantener) en función de si te lo quieres quedar o no.

5. Por último, es la hora de guardar

Lo que vayas a dar, regalar, reciclar, lo mejor es guardarlo en bolsas y llevarlo a la entrada para ir distribuyéndolo en las siguientes semanas a donde proceda. Lo que te vayas a quedar, lo colocas muy bien dobladito en las cajas y lo guardas ¡hasta la siguiente temporada!

Contenido elaborado en colaboración con Rita Alonso Pablos es experta en Organización doméstica y familiar y creadora de Dommuss, una app para la gestión y simplificación de la logísitica familiar disponible para Android y para iOs.

Descubre: Tendencias de moda infantil primavera verano

Tendencias de moda infantil primavera verano © iStock

Y además:
El mejor mini street style para sus looks
30 peinados con flores ideales para niñas
Cómo enseñar hábitos saludables a los niños

por Redacción enfemenino