Inicio / Maternidad / Concepción / Síntomas de la ovulación: 5 signos para saber si eres fértil

Maternidad

Síntomas de la ovulación: 5 signos para saber si eres fértil

por María Viéitez Creado en 26 de septiembre de 2019
© Getty

Un flujo más abundante, presión o dolor palpitante en la parte baja del abdomen e hinchazón del pecho son los principales síntomas de la ovulación. Te explicamos los síntomas más comunes para saber cuándo eres más fértil.

La ovulación consiste en la liberación del ovocito de los ovarios y suele producirse alrededor del decimocuarto día del ciclo menstrual, es decir, de 16 a 12 días antes del inicio del flujo menstrual. Es un fenómeno que produce síntomas específicos. Si tu ciclo menstrual irregular, de hecho, los síntomas de la ovulación pueden decirte más o menos cuál es su período fértil.

La ovulación coincide con el pico de fertilidad de la mujer, es decir, los días más adecuados para tener relaciones sexuales si quieres quedarte embarazada. Pero atención porque, sin embargo, 'el momento preciso de la ovulación', según la Dra. Alessandra Graziottin, 'depende no sólo de la regularidad del ciclo, sino también de múltiples factores psicológicos y emocionales relacionados con tu estilo de vida'.

Durante la ovulación, el cuerpo femenino sufre una serie de cambios físicos, principalmente debido a un aumento considerable de las hormonas LH y de los estrógenos. Los síntomas físicos que te indican que eres fértil y que puedes concebir son muchos y muy diferentes.

Video por Patricia Álvarez

1. Aumento de la libido

En los días previos a la ovulación (generalmente dos ó tres), podrás notar un aumento de la libido. Este es el mejor momento para tener relaciones sexuales si desea tener un embarazo. El aumento del deseo sexual se debe de hecho al aumento del estrógeno en la sangre, las hormonas producidas por los ovarios. Cuando los ovarios alcanzan su pico en la producción de estrógeno, hay un aumento en la libido que facilita, o al menos debería, las relaciones sexuales y, por lo tanto, la concepción.

2. Aumento y transparencia del moco cervical

Uno de los principales síntomas que indican que la ventana de ovulación se acerca es el cambio de las secreciones vaginales y, especialmente del moco cervical. Este moco cambia de consistencia dependiendo del período del ciclo en el que te encuentres. Durante el período infértil, el moco cervical tiene una composición y consistencia que dificultan la supervivencia de los espermatozoides: es denso y opaco.

sin embargo, cuando se acercan los días de ovulación, se produce una alteración en la cantidad y consistencia del moco producido por el cuello uterino. El origen de este cambio es una reducción de la acidez de la cabidad vaginal que garantizar la supervivencia de los espermatozoides y, por tanto, facilita el paso hacia las trompas.

En los días inmediatamente anteriores a la ovulación, el moco tiende a volverse más líquido, transparente y acuoso, una consistencia similar a la clara dehuevo. Durante estos días, puedes notar una sensación de humedad y lubricación constante. El pico se alcanza el último día de ovulación, cuando este flujo tiene una consistencia casi líquida. La ovulación comienza en este pico. Estos son los días en que la mujer es más fértil y tiene más probabilidades de quedar embarazada.

3. Aumento de la temperatura basal

Otro de los síntomas de la ovulación es el aumento de la temperatura basal. Se trata de un aumento repentino de la temperatura corporal provocado por la progesterona, la hormona que nuestro cuerpo produce en la fase lútea para ayudar al ovocito fecundado a anidar en la membrana mucosa del útero. La ovulación tiene lugar el último día, cuando la temperatura es baja.

El inconveniente del utilizar este indicador como método es que permite conocer el momento óptimo a posteriori, es decir, sólo cuando ya ha ocurrido. La ventaja, por otro lado, es que puedes saber con seguridad si ha habido ovulación o si el ciclo ha sido anovulatorio (es decir, un ciclo sin ovulación).

Por lo general, el aumento varía notablemente, entre 3 y 4 décimas de temperatura. Lo recomendable es que te tomes la temperatura nada más despertarte (antes incluso de que te levantes).

  • Femometer - Termómetro basal: termómetro con app par ahacer seguimiento de tu estado de ovulación. Comprar en Amazon.
  • L-Care - Termómetro basal para el control del ciclo. Comprar en Amazon.

4. Cambios en la posición del cuello uterino

En los días previos a la ovulación, que corresponden a los días en que eres más fértil, el cuello uterino es más alto, más suave y más abierto. Es un síntoma físico no visible pero muy útil para los especialistas que vigilan tu ciclo. En cualquier caso, con una exploración del cuello del útero se puede tomar el moco y averiguar si estás ovulando.

5. Hinchazón del pecho

Por lo general, en los días entre la ovulación notarás cambios en tu pecho. Problamente los notes más suaves, grandes y duros, lo que puede provocar una ligera molestia. Todo esto se debe al aumento de los niveles hormonales en la sangre, que alivian la tensión mamaria. Es un buen indicador de que la ovulación está en curso.

¿Cómo calcular la ventana de fertilidad?

¿Cómo calcular la ventana de fertilidad?
El cálculo de la fecha de ovulación en caso de que tu ciclo sea regular es muy sencillo. Si tu ciclo es irregular, deberás a aprender a leer los síntomas y entenderlos.

La fase preovulatoria comienta el primer día de la menstruación (el primer día de tu ciclo menstrual) y termina con el desprendimiento del óvulo, que es el día en que comienza la ovulación. Y, posteriormente, la fase ovulatoria comienza con la liberación del óvulo, que tiene lugar, aproximadamente, en el día 14 de tu ciclo. Después se inicia la fase postovulatoria, que dura hasta el final de tu ciclo.

Y además...
Aborto voluntario: qué hacer para interrumpir un embarazo
Reglas de oro para no cometer errores: estos son los alimentos que debes evitar durante la lactancia
Ácido fólico durante el embarazo: todo lo que debes saber sobre cómo tomarlo

por María Viéitez