Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Alimentación infantil: consejos para que tu hijo tenga una dieta balanceada

© iStock
Maternidad

Alimentación infantil: consejos para que tu hijo tenga una dieta balanceada

por Sandra Gonzalez Publicado en 10 de agosto de 2018
A-
A+

La alimentación es imprescindible para el crecimiento de tus hijos ¡Aquí te dejamos algunos consejos para una dieta infantil balanceada!

Una buena alimentación es imprescindible para que los niños crezcan sanos y fuertes pero, ¿sabemos cómo debe ser la dieta de nuestros hijos? Es durante la etapa infantil cuando tenemos en nuestra propia mano acostumbrar a nuestros niños a una dieta balanceada y saludable. ¡Toma nota de algunos consejos para conseguirlo!

Dale importancia al desayuno

Como sabes, el desayuno es la comida más importante del día. Tras 8 horas sin haber comido nada, nuestro peque deberá recuperar energía para poder afrontar el día con vitalidad. Por ello, debemos prepararle un desayuno balanceado lleno de vitaminas y calidad en el que no puede faltar frutas, lácteos y cereales. En cuanto a la merienda para la escuela, no debemos olvidar que también debemos proporcionarle alimentos sanos, como por ejemplo un bocadillo acompañado de alguna bebida fortificada con fruta. ¡Verás cómo recuperan toda la energía que necesitan!

Acostúmbrale a comer las frutas y verduras son necesarias

Las frutas y las verduras son unos alimentos que no pueden faltar en una alimentación balanceada para nuestros hijos. ¿Cómo puedes empezar a acostumbrarle? En el caso de las verduras, tenemos que admitir que no es el alimento preferido de los niños, sin embargo, si lo hacemos bien, podremos conseguir que empiecen a gustarle. Para ello puedes crear platos divertidos y originales o, incluso, camuflarlos con otros alimentos que le gusten más. ¡Verás como empieza a acostumbrarse!

Si hablamos de frutas, lo tenemos un poco más fácil. Ya que el sabor dulce de este alimento, no suele disgustar a los pequeños, aunque es cierto que dependerá de cada niño. Para ello puedes hacerle algún postre divertido con frutas.

Respeta los horarios de comida

Respetar los horarios de comida es muy importante para una rutina saludable en nuestros hijos. Por ello debemos procurar que, tanto los desayunos, como las comidas o cenas, se realicen más o menos a la misma hora cada día. Esto se debe a que el estómago de nuestro hijo estará acostumbrado a unas horas, y si no se cumple, los niños pueden tener la necesidad de querer "picar" algo y esto puede provocar que los niños no quieran comer cuando deben. Por supuesto, sabemos que pueden existir días festivos en los que los horarios pueden variar, en ese caso no hay de qué preocuparse porque se tratará de una excepción.

Limita el tamaño de sus porciones de comida

Es primordial que controlemos la cantidad de comida que le ponemos en el plato a nuestro hijo. Como sabes, el estómago es un músculo al que si le acostumbramos a darle más comida crecerá y en un futuro pedirá más. Tampoco es necesario que le obligues a terminar toda la comida del plato, debemos respetar cuando nuestros hijos se hayan saciado.

¡No te olvides de las vitaminas!

Como sabes, las vitaminas son necesarias para que nuestro organismo esté fuerte y activo y, además, ayuda al crecimiento y desarrollo del cuerpo humano. Sin embargo, nuestro cuerpo únicamente es capaz de producir la vitamina D, entonces, ¿cómo podemos ingerir el resto de vitaminas? Efectivamente, por los alimentos. Cada vitamina puedes encontrarla en diferentes tipos de alimentos, pero, ¿sabes que existen productos para tus hijos que contienen algunas de las vitaminas y otros nutrientes que necesitan? Uno de nuestros preferidos es Del Valle Nutriforte, una bebida con jugo fortificada con 13 nutrientes esenciales para tu peque, como el Hierro (que puede ayudar al crecimiento y desarrollo), Vitamina D y calcio (que puede ayudar mantener los huesos fuertes), Vitamina C,E y Zinc (que puede ayudar al mantenimiento del sistema inmunológico) y las Vitaminas de complejo B (que puede ayudar al aprovechamiento de la energía). Lo puedes encontrar en dos sabores: mango y naranja.

Sé un ejemplo para tu hijo

Para los peques somos su mayor ejemplo, normalmente suelen imitar todo lo que hacemos y nos toman con referencia. Es por ello que, en el caso de las comidas, debemos actuar tal y como nos gustaría que lo hicieran nuestros hijos. Para ello debemos llevar a cabo una dieta saludable y variada, si tú lo haces, verás como tu peque también lo hará.

Y ahora que ya conoces algunos de los consejos para que tu hijo tenga una dieta saludable y balanceada, ¿a qué esperas para ponerlo en práctica? ¡Merece la pena!

Y además:
Vitaminas para niños: imprescindibles en la nutrición de tu hijo
Comedores escolares, una alternativa saludable para la alimentación de los peques
Crea su rutina de estudio: 6 pasos para que aprendan a estudiar

por Sandra Gonzalez