Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Deporte durante el embarazo: 5 beneficios de hacer ejercicio regularmente

Maternidad

Deporte durante el embarazo: 5 beneficios de hacer ejercicio regularmente

por Patricia Álvarez Creado en 7 de abril de 2020
Deporte durante el embarazo: 5 beneficios de hacer ejercicio regularmente© iStock

Descubre de la mano de la fisioterapetua Flor María Trujillo los beneficios más importantes tanto para tu salud como para la de tu bebé, de practicar deporte durante el embarazo.

Durante años se ha especulado mucho sobre las ventajas o desventajas de hacer ejercicio físico durante el embarazo. Hasta épocas recientes se pensaba que el ejercicio entraba en conflicto con el hecho de estar embarazada, y que incluso podía ser perjudicial durante la gestación. Sin embargo, está demostrado que la práctica de ejercicio durante el embarazo es beneficioso para la salud de la mujer embarazada y del feto, así como la preparación y recuperación después del parto.

Video por Patricia Álvarez

Aun así, menos de la mitad de las mujeres en estado practican deporte o ejercitan sus músculos de manera regular y adaptado a sus necesidades. ​El ejercicio físico en general durante el embarazo dependerá de cada madre y de cada embarazo pero sus beneficios son universales, aunque es importante seguir siempre las recomendaciones de nuestro médico e ir adaptando la intensidad y la frecuencia en función del trimestre e incluso de la semana de gestación.

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte
25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

1. Cuidar la espalda

Ayuda a aliviar las molestias que se derivan del crecimiento del bebé. A medida que el bebé va ganando peso, la espalda de la mujer se ve obligada a soportar esos kilos extra y el deporte específico ayuda a cuidar su espalda y fortalecer la musculatura de todo el cuerpo.

2. Ayuda a descansar mejor

Hacer deporte ayuda a que a la madre descanse mejor y reduce el riesgo de depresión gestacional o postparto.

3. Mantiene controlado el peso

Otro de los beneficios de realizar una actividad física controlada durante el embarazo es el control del peso. El deporte reduce también el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, diabetes gestacional o de sufrir un parto prematuro debido a la obesidad o el aumento de peso excesivo durante esa etapa.

4. Mejora y fortalece el corazón

Mejora de la condición cardiorespiratoria de la madre. Las mujeres embarazadas que realizan ejercicio tienen mejor circulación sanguínea y más oxígeno en el cuerpo. Además, un relevante estudio publicado por los investigadores de Kansas City University of Medicine and Biosciences sostiene que realizar ejercicio durante el embarazo no solo es bueno para la madre, sino también para el feto, ya que fortalece su corazón.

5. Te prepara para el parto

Finalmente, realizar ejercicio ayuda a la mujer embarazada a estar mejor preparada para el parto y a gestionar mejor el dolor. El deporte puede disminuir no sólo los dolores si no fortalecer y generar una mayor elasticidad de la zona del abdomen y el suelo pélvico, y por lo tanto el cuerpo está mejor preparado ante el momento del parto. La fisioterapeuta obstétrica y la matrona te ayudarán a saber qué posturas de dilatación son correctas, además de la correcta colocación de la pelvis para la hora del parto. A nosotras, además, nos gusta realizar un seguimiento posterior al parto que tenga en cuenta la lactancia materna, atención y cuidados al recién nacido.

Los beneficios de hacer deporte supervisado por un especialista durante el embarazo son amplios y probados y afectan además, al futuro bebé, pero no deberían finalizar una vez se ha dado a luz. Hacer ejercicio tras el parto favorece la posterior recuperación de la forma física de la madre, pero hay que tener cuidado con el tipo de ejercicio o actividad física que se realiza y cuándo volver a practicarlo.

Por ejemplo, durante los meses de gestación, es importante seguir un entrenamiento supervisado siempre por un profesional, que nos haga un seguimiento semana a semana, y que lo vaya adaptando en función de los objetivos, del estado físico y del trimestre de embarazo en el que nos encontremos. Otra opción es realizar algún entrenamiento específico para esta etapa, como pilates o yoga para embarazadas.

Sin embargo, después del parto el entrenamiento debe cambiar, y estar centrado por un lado en la recuperación del suelo pélvico, y por otro en fortalecer los músculos de la zona abdominal, para que estos vuelvan a colocarse en su sitio. Empezaremos por un ejercicio suave (por ejemplo caminar) para ir poco a poco incrementando la intensidad y la frecuencia, siguiendo en todo momento las recomendaciones de nuestro médico.

Contenido elaborado en colaboración con la Doctora Flor María Trujillo, Diplomada en Fisioterapia, C.O Osteopático y experta en el cuidado por y para la mujer, y fisioterapia obstétrica.

¿Quieres practicar pilates para embarazadas? Aquí te dejamos algunas recomendaciones y ejercicios

Video por Redacción enfemenino

​Y además:
Los beneficios de la matronatación: ¡prepara tu cuerpo para el parto!
¿Yoga? ¿Matronatación? 4 actividades originales que querrás poner en marcha con tus hijos
Fitness: ¿qué actividades engloba y cuáles son sus principales beneficios?
Embarazo: la evolución fetal a través de ecografías
¿Tienes riesgo de diabetes? Descúbrelo en 6 preguntas