Inicio / En forma / Ejercicios / Fitness: ¿qué actividades engloba y cuáles son sus principales beneficios?

En forma

Fitness: ¿qué actividades engloba y cuáles son sus principales beneficios?

por Elvira Sáez Creado en 12 de diciembre de 2019
© Getty

El término fitness hace referencia al conjunto de actividades para ponerse en forma ofrecidas por los gimnasios. Al tratarse de un concepto muy global, no siempre está claro a qué se refiere exactamente y puede llevar a confusión. A continuación hacemos un repaso con el que podrás resolver todas tus dudas.

¿No tienes claro qué actividades físicas incluye el fitness? Hacemos un repaso por la evolución de esta disciplina y te contamos cuáles son sus principales beneficios. Este método de entrenamiento cada vez es más utilizado por sus beneficios para mejorar la condición física.

El fitness es muy completo, pues a través de los diferentes ejercicios que lo conforman se trabajan todas las capacidades físicas: resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad. De esta forma, el objetivo del fitness es conseguir una buena condición física, que se traduce en un cuerpo saludable y ágil.

Video por Elvira Sáez

Origen del fitness

El fitness tiene sus orígenes en el aeróbic, ejercicio que evoluciona de las danzas rítmicas, como el modern jazz. En la década de 1970, Jane Fonda se convierte en la maestra del aeróbic y desarrolla su propio método, el work out aerobic. A partir de entonces, los gimnasios empiezan a extenderse por muchos rincones de la ciudad proponiendo infinidad de clases en grupo.

El término fitness es una palabra en lengua inglesa, que aunque no tiene traducción literal en castellano, significa algo así como contar con una condición física que permita realizar correctamente diferentes actividades. Hoy en día son cada vez más las disciplinas del fitness y cada año van apareciendo nuevas variedades.

Principales beneficios del fitness

Como indicábamos al inicio, al tratarse de una disciplina muy completa, la práctica de fitness tiene muchos beneficios. Por supuesto, cada una de las actividades que incluye tiene características específicas que trabajan determinadas zonas del cuerpo y, por lo tanto, suponen diferentes bondades para el cuerpo. No obstante, a continuación repasamos los beneficios comunes.

  • Mejora las diferentes capacidades físicas: los ejercicios que se desempeñan en el fitness están enfocados a mejorar el rendimiento de las diferentes capacidades del cuerpo (velocidad, fuerza, resistencia y flexibilidad).
  • Ayuda a mantener un peso saludable: su práctica permite quemar una cantidad elevada de calorías, por lo que permite reducir la grasa y el riesgo de obesidad.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares: esta práctica acaba con el sedentarismo y al ser una actividad de cardio, es decir, que eleva la frecuencia cardiaca, lo cual mejora la salud del corazón.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad: la práctica regular de ejercicio físico ayuda a liberar las preocupaciones diarias. Gracias a la segregación de la hormona de la endorfina, también es útil para prevenir la depresión.


Por todo esto, se puede concluir que la práctica de fitness mejora la salud de forma general. No obstante, para obtener todos sus beneficios es importante ser constantes y realizar estos ejercicios, al menos, dos o tres veces por semana. En este sentido, lo mejor es establecer una rutina de entrenamientos adaptada a las necesidades y objetivos específicos de esta persona. Aunque el fitness trabaje todas las capacidades físicas, si la persona busca algo en concreto (perder grasa, mejorar a nivel muscular, aumentar la flexibilidad...) hay que enfocar los ejercicios para ello y/o combinarlo con otras disciplinas. Además, tampoco hay que olvidarse de llevar una alimentación saludable, pues juega un papel fundamental en todo esto.

Actividades que engloba el fitness

El fitness incluye multitud de actividades o entrenamientos que se realizan en el gimnasio. En la lista que presentamos a continuación repasamos las principales, pero lo cierto es que cada vez existen más variantes, por lo que esta se puede alargar en función de las tendencias.

Refuerzo muscular: los conocidos ejercicios para fortalecer los abdominales y las nalgas forman parte de los grandes clásicos en todo gimnasio. No obstante, también hay otros dúos: pecho/brazos, abdominales/cintura o nalgas/piernas.

Body combat: se practica en sesiones en grupo y es una mezcla de diferentes técnicas de combate como el boxeo, el karate o el taekwondo. Consiste en alternar golpes de pie y de puño al ritmo de canciones trepidantes. Es una clase muy activa, divertida y en la que sudarás muchísimo.

Body balance: igual que el body combat, es una mezcla de diferentes disciplinas pero, en este caso, algo más suaves. Se practica yoga, taï-chi y pilates para reforzar los músculos y relajarse al mismo tiempo.

Gimnasia suave: es la actividad perfecta si hace tiempo que no practicas deporte o si no quieres empezar muy fuerte. Se realiza en sesiones en grupo y consiste en llevar a cabo ejercicios suaves y progresivos para evitar que nuestro cuerpo sufra cualquier tipo de traumatismo.

Steps: esta actividad se practica con una pequeña plataforma elevada, a la altura de un escalón. Deberás efectuar movimientos subiendo y bajando de la plataforma y siguiendo el ritmo de la música. Este ejercicio físico es ideal para reafirmar piernas y glúteos.

Aerobic: se realizan movimientos rápidos siguiendo una música con mucho ritmo. Se suda mucho y has que saber coordinar, algo que no siempre es fácil. Podemos distinguir entre el aerobic de bajo impacto, mucho más suave, y el de alto impacto, mucho más dinámico. Aunque en principio todo el mundo puede acudir a estas clases, mejor pregunta por el nivel del curso.

Spinning: se practica con música y subidas a una bicicleta estática. Es una disciplina basada en la resistencia y el refuerzo del sistema cardiovascular muy aconsejada si queremos perder peso. Pero atención: hay que seguir el ritmo. No es muy recomendada para los principiantes, pues aunque puedas pensar que es tan fácil como montar en bicicleta, es una actividad física bastante intensa.

Stretching: se realizan estiramientos y ejercicios de flexibilidad con el objetivo de relajar los músculos y articulaciones pero también de estirarlos. El stretching suele practicarse junto con otra actividad. Es una disciplina para relajarse y accesible para todo el mundo.

Aquagym: como su nombre indica se trata de hacer una clase de gimnasia dentro del agua. Se practica en piscina o, los más afortunados, en el mar. Es un ejercicio físico con el que podemos muscular todo el cuerpo jugando con la resistencia del agua, que facilita los movimientos y hace que sean más eficaces. Esta suave actividad se aconseja a persona que no suelen practicar mucho deporte y con sobrepeso. Hoy en día existen variantes como el aquabox, el aquaspinning o el aquapower.

Body sculpt: es un entrenamiento de musculación completo basado en un circuito de entrenamiento. Se practica con música, sin máquinas, pero con cintas elásticas y pesas. Con ellas se alternan ejercicios que varían con regularidad las partes del cuerpo que se trabajan. Son clases dinámicas que permiten remodelar y esculpir el cuerpo entero.

Pilates: es un método de gimnasia suave basado en la concentración y la respiración cuyo objetivo es reequilibrar el cuerpo. Se trabaja en profundidad pero sobre todo se consigue flexibilidad, estirar y desarrollar los músculos.

El trapecio volador: en determinados gimnasios puedes experimentar la sensación de permanecer en el aire. ¡Adrenalina garantizada!

El body jam: es una disciplina que mezcla danza con movimientos de fitness. Ideal para mover las caderas y mantenerse en forma al mismo tiempo.

Diferencias entre el fitness y el culturismo

En las competiciones de culturismo estadounidenses, suele haber una categoría que se denomina fitness, lo cual puede crear confusión respecto a este término y el tipo de actividad. Por eso, es importante tener claras las diferencias que existen entre ambos entrenamientos:

  • En el fitness uno de los objetivos puede ser perder grasa corporal y en el culturismo, por el contrario, siempre se busca ganar masa corporal.
  • En el fitness se mejora el estado general del cuerpo y en el culturismo el principal objetivo es mejorar el estado muscular, sin tener en cuenta otras capacidades como la velocidad o el equilibrio.
  • En el fitness se combinan tanto los ejercicios aeróbicos como los anaeróbicos y en el culturismo en los entrenamientos se trabaja casi en su mayoría ejercicios anaeróbicos de fuerza.
  • Los entrenamientos de fitness y de culturismo son bastante diferentes tanto en los ejercicios como en la intensidad, el tiempo o el número de repeticiones.

Recomendaciones para la práctica de fitness

¿Quieres iniciarte en el fitness? Es importante que antes de hacerlo sigas algunas recomendaciones.

  • Realiza tus entrenamientos bajo la supervisión de un profesional que pueda guiarte durante los ejercicios. Un entrenador te podrá mostrar los ejercicios e indicarte qué debes mejorar. Así te asegurarás de que los haces correctamente y evitarás lesiones.
  • Empieza con sesiones de máximo una hora y sin excederte en cuanto a frecuencia. Dos o tres veces por semana es suficiente. Recuerda que es mejor ir poco a poco que correr y que tu cuerpo no sea capaz de adaptarse a la actividad física.
  • Si tienes un objetivo concreto por el que vas a empezar a practicar fitness, como la pérdida de grasa o la mejora a nivel muscular, es necesario que seas realista y no te presiones. Poner expectativas muy elevadas puede ser contraproducente.
  • Combina tus actividades dirigidas de fitness en el gimnasio con otros entrenamientos fuera como el running, pasear o ir a natación. ¡Así conseguirás un training completo!
  • Utiliza ropa y calzado adecuados para los entrenamientos fitness. Es primordial que la ropa sea cómoda a la hora de realizar cada ejercicio físico.

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte
25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

Y además:
Rutina fitness: un entrenamiento completo de ejercicios en casa
Fitness mental: ejercita mente y cuerpo a la vez
Combina el ballet con el fitness para adelgazar y ganar fuerza muscular