Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Niños con poca esperanza de vida

por El equipo editorial Creado en 17/6/10 a las 0:00
Niños con poca esperanza de vida

Los especialistas creen que, probablemente, nunca como ahora ha habido tanta información nutricional y tampoco nunca tantas deficiencias y excesos en la alimentación. Muestra de ello es la cifra de obesidad en población infanto-juvenil (15%) que justificaría que, por primera vez desde la era industrial, la esperanza de vida de los hijos pudiera ser menor que la de sus padres en esta generación. Así lo ha puesto de manifiesto el doctor Francisco J. Tinahones en el Seminario Minute Maid para medios de comunicación “Antioxidantes: más de 4.000 formas de cuidar la salud”. El aumento de la ingesta calórica -provocado por el abandono de la dieta mediterránea- y un descenso drástico de la actividad física se encuentran detrás de ese dato.

Alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, pan y otros cereales), mayor consumo de carne de aves y pescado que de carnes rojas y el aceite de oliva como grasa principal: es la base de la mitificada dieta mediterránea que, permitiría cubrir todas las necesidades orgánicas siempre que se siguiera de forma continuada. Sin embargo, como explica el doctor Tinahones, hoy los productos base de la alimentación de la mayoría de los españoles se alejan de estas recomendaciones: “se ha producido un incremento del consumo de lácteos y derivados y de carnes rojas, a la par que se ha limitado la ingesta de productos naturales a favor de los precocinados, lo cual implica un incremento en el consumo de grasa saturada que tiene un efecto deletéreo para la salud. En el momento actual -añade- la alimentación de un alto porcentaje de los españoles se parece más a la dieta anglosajona que a la mediterránea”.

La promoción de una alimentación saludable entre la población infantil y juvenil es una responsabilidad compartida y una auténtica necesidad, a la vista del escaso seguimiento de las recomendaciones. “Las frutas y las verduras, además de ser alimentos con excelentes propiedades antioxidantes -continúa el doctor Tinahones- tienen un bajo contenido calórico y por tanto su mayor consumo permitiría, en buena medida, luchar frente a la obesidad”.

En España estamos a medio camino en el cumplimiento de las recomendaciones de consumo de frutas y verduras; la comunidad científica y las autoridades internacionales aconsejan tomar cada día tres raciones de fruta y dos de verduras pero, de media, hoy se ingiere la mitad. Este problema se agudiza en la infancia. Según datos del Ministerio de Sanidad y Política Social, sólo un 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono: el 8% no toma nada; el 19,3% sólo leche y el 56%, acompaña al vaso de leche algún hidrato de carbono (pan, galletas, etc.).

El ascensor, perjudicial para la salud
Tendríamos que enseñar a los menores que las escaleras mecánicas y los ascensores, cuando se usan de forma rutinaria, son perjudiciales para la salud ... todo menos quedarnos cruzados de brazos mientras aumenta el índice de masa corporal de la población infantil”: así se expresa el doctor José Sabán, jefe de la Unidad de Patología Endotelial del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, quien considera que la dieta mediterránea es la mejor pero que esa actuación en el ámbito de la alimentación tiene un complemento inexcusable, que es el ejercicio físico.

Fuente: Minute Maid

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte