Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

El papel de los padrastros

por Elena Bonet Creado en 13 de enero de 2010
El papel de los padrastros

Los padrastros, un ente extraño pero cada vez más frecuente
Son miles y miles los niños que hoy viven en familias reconstruidas, lo cual quiere decir que existen millones de padrastros y madrastras. Desde que se creó la ley de la familia, adquirieron algunos derechos con respecto a los hijastros:
-Pueden acompañarlos al médico, acudir a reuniones con los profesores, irlos a buscar al colegio (igual que cualquier otro adulto autorizado por los padres biológicos).
-A nivel fiscal: el hijo de la pareja cuenta desde el punto de vista de los impuestos (tanto si se ha hecho cargo de él la nueva pareja como el padrastro o la madrastra).
-Cualquiera de los dos puede ser nombrado por el juez para ejercer autoridad parental con respecto a los temas familiares. El juez incluso puede concederle la custodia del niño.
No obstante:
-No tienen ninguna relación familiar oficial con él (aunque se encarguen de su completa educación), así pues no hay herencia para el niño ni solicitud de asistencia para el padrastro o la madrastra.

La solicitud de adopción simple
En el caso de que el padrastro o la madrastra quiera beneficiarse de más “existencia” sólo hay una única posibilidad: la adopción simple. No se trata de quitarle a uno de los padres biológicos su relación y autoridad en relación con el niño sino de ampliar las posibilidades y que, mediante un acto legal, pueda disfrutar de la herencia. Este acto, que se practica en un juzgado o ante notario, establece la relación entre el padrastro/madrastra y el niño. Los padres biológicos deben dar su consentimiento, igual que el niño si tiene más de 13 años.
-Una vez adoptado, puede añadir el apellido del padrastro/madrastra a su nombre.

Una relación difícil
Muchas veces la sensación del niño afectado es que un nuevo miembro de la familia pretende convertirse en su padre o su madre. Se trata de una relación muy delicada pero que hay que abordar con naturalidad, inspirando confianza y prestando atención, sobre todo, al pequeño.
Si estás empezando a vivir esta situación y todo te viene de nuevas, ten en cuenta los siguientes consejos:
-Intenta centrarte en las cosas positivas del nuevo miembro de la familia. No debes centrar tu atención sólo en lo negativo y recriminar o corregir cada una de sus actitudes o comportamientos.
-Como decíamos antes, muchos niños creen que el nuevo papá o mamá quiere sustituir a uno de sus padres biológicos. Tu tarea principal será hacerle entender que no es así.
-Intégrate en las actividades que tu pareja y su hijo hagan juntos. Ahora bien, recuerda que, sobre todo al principio, necesitarán pasar tiempo juntos. Tu pareja es la pieza clave de esta nueva situación y deberá apoyar a su hijo y hacerle entender el por qué de esa nueva persona en su vida.

También te puede interesar

Para leer:
El estatuto jurídico de los padrastros, Silvia Tamayo Haya, Ediorial Reus S.A., 2009
Tuyos, míos, nuestros: cómo rearmar y disfrutar de la familia después del divorcio, Beatriz Goldberg, Lumen Humanitas, 2004

Consulta también:
El registro de nacimiento
La relación madre-hija
La adopción

Y no te pierdas:
Su primer día de clase
Tener un hijo antes de casarse

Elena Bonet
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte