Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

¡Cuida sus ojos! La importancia de la vista para el desarrollo de tu hijo

por Elvira Sáez Creado en 24 de agosto de 2015
¡Cuida sus ojos! La importancia de la vista para el desarrollo de tu hijo© iStock

La vista es fundamental para el desarrollo cognitivo de los pequeños y, por eso, te traemos algunos consejos para protegerla. Cuidados que incluyen desde acudir a las revisiones pertinentes hasta prestar atención a su alimentación. Toma nota.

El sentido de la vista juega un papel determinante en el aprendizaje de los niños. A través de ella el niño comienza a interactuar con el mundo y recibe muchísimos estímulos. De hecho, la visión involucra hasta el 50% de la capacidad cerebral de los peques. A pesar de su importancia, a menudo nos olvidamos de cuidarla y se producen problemas que se podrían haber evitado con medidas preventivas. Para que esto no ocurra, te damos varios consejos que te ayudarán a proteger su vista.

© iStock

1. Cuida su alimentación

Llevar una alimentación sana es fundamental para la salud en general y, por supuesto, también para la de los ojos. Procura que sea variada, equilibrada y rica en alimentos frescos. Especialmente en aquellos que contengan luteína, como los vegetales de hoja verde, o ácidos grasos Omega 3, en concreto el DHA, como el salmón y el atún, pues se ha demostrado que ayudan a evitar la pérdida visual.

2. La luteína: clave para la vista

Como adelantábamos en el punto anterior, la luteína es esencial para la vista. De hecho, una de las partes de nuestro cuerpo que más concentración de luteína tiene son los ojos, en concreto la retina. Su función es actuar como filtros protectores de las radiaciones ultravioletas.

Se trata de un nutriente que está presente en alimentos como los aguacates, las espinacas o los huevos y que el cuerpo humano no puede producir naturalmente. El problema es que estos alimentos no siempre se comen en cantidades adecuadas, especialmente en el caso de los niños, y a veces el aporte es insuficiente. Por eso, ayudarles a conseguirlo con una bebida láctea enriquecida como Progress Gold , para niños de 1 a 3 años, es muy beneficioso. Se trata de la única fórmula que contiene más de 40 nutrientes, entre los que se encuentran la luteína y el DHA, este último muy importante para el desarrollo cerebral. Además, al contener proteína de calidad favorece la absorción de nutrientes, la formación de su estructura corporal y la generación de anticuerpos.

3. Llévale a exámenes visuales

Las revisiones de la vista son imprescindibles para la detección de posibles trastornos de la vista. Es recomendable realizar una revisión completa en el primer año de vida, especialmente si los padres o el pediatra notan alguna anomalía visual. A partir de los 3 años, la revisión es obligatoria, ya que en este momento se le pueden aplicar con garantía las pruebas de agudeza visual. Después, se debe revisar cada dos años hasta que el niño cumpla 14 años.

4. Evita la fatiga visual

A la hora de leer, de ver la televisión o utilizar el ordenador, es importante tener en cuenta algunas pautas. En primer lugar, colocarse a la distancia adecuada, en el caso de un libro debe ser de unos 30-40 cm, el ordenador a unos 45 y la tele a 2 metros. También es importante que haya buena iluminación, no es recomendable para la vista realizar a oscuras ninguna de estas actividades. Por último y especialmente en el caso de la lectura, es aconsejable hacer descansos, al menos 5 minutos por cada hora que se esté leyendo.

Descubre: Cuentos infantiles: las mejores historias para niños
© iStock

5. Los peques también deben utilizar gafas de sol

El uso de gafas de sol evitan los deslumbramientos de sol y protegen a los ojos de la radiación ultravioleta, que puede causar lesiones oculares. Por eso es importante utilizarlas cuando se pase tiempo al aire libre. Eso sí, ¡recuerda que deben ser homologadas!

6. Procura que se lave las manos con frecuencia

Para evitar infecciones oculares, como la conjuntivitis, es importante que las manos estén limpias, ya que es habitual que los niños se toquen los ojos. Los niños pasan mucho tiempo jugando y no tiene reparos a la hora de tocar el suelo, la arena o cualquier otra superficie. Por eso, es recomendable que les habitúes a lavarse las manos con frecuencia.

7. Presta atención a cualquier cambio

Es conveniente que te fijes en las señales indicativas de posibles alteraciones en la visión de tu hijo. Por ejemplo enrojecimiento ocular, lagrimeo constante, que bizquee o que se frote insistentemente los ojos. De este modo podrás descubrir a tiempo si existe algún problema.

¿Has apuntado todo? Como ves, cuidar de la salud visual de tus hijos está en tu mano. Desde dentro gracias a una dieta sana y la ayuda de Progress Gold y por fuera con el resto de consejos. ¡Su vista te lo agradecerá!

Y además:
¿Por qué es tan importante leer desde bebés?
¿Por qué es tan importante el juego en los niños?

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …