Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Cómo prevenir quemaduras en tu bebé: consejos para cuidar su piel

© iStock
Maternidad

Cómo prevenir quemaduras en tu bebé: consejos para cuidar su piel

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de junio de 2018
A-
A+

Una piel sana empieza desde la infancia. La de los bebés es muy delicada y necesita ser protegida. Te contamos cómo prevenir quemaduras y evitar futuras enfermedades de la piel.

Hay padres que cometen un error muy común: piensan que la piel de los niños necesita desarrollar una tolerancia al sol. Es por ello que algunos exponen a su bebé a la luz directa del sol, por períodos cada vez más largos de tiempo, porque creen que ayudará a la piel de su hijo a aceptarlo mejor. Otros piensan que habituar la piel del bebé a broncearse es una manera saludable de controlar las consecuencias de la exposición al astro rey. Éstos son errores comunes que algunos padres suelen cometer y que se alejan de la verdad científica.

El proceso de bronceado ocurre cuando la piel se expone a la luz ultravioleta (UV) del sol. Los rayos UV penetran en la piel y provocan una reacción a nivel celular que crea melanina. A medida que se absorbe más luz solar, se crea más y más melanina que hace que la piel se oscurezca. Esto es lo que llamamos bronceado. Una quemadura solar es una extensión de este proceso. Las quemaduras solares ocurren cuando la piel ha absorbido tanta radiación UV que se crea una quemadura por radiación.

Una exposición prolongada puede causar cáncer de piel

Muchos padres creen que un bebé con piel bronceada está saludable y que es un signo de buena tolerancia al sol. Esta creencia es particularmente común entre aquellos que tienen niños con tonos de piel más oscuros. Cuando uno se expone a la luz UV, crea melanina para protegerse de los rayos del sol. Sin embargo, como parte de este proceso, se produce un daño a nivel de ADN de cada célula. Éste contiene las instrucciones genéticas utilizadas para su buen desarrollo y funcionamiento. Esto puede conducir al envejecimiento prematuro (arrugas) y al cáncer de piel.

Algunos estudios recientes demuestran que las quemaduras severas sufridas por el sol antes de la adolescencia pueden aumentar el riesgo de melanoma, uno de los cánceres de piel que más fallecimientos causa. Para aquellos adolescentes que han tenido al menos cinco quemaduras de sol severas antes de su 20 cumpleaños, la probabilidad de desarrollar un cáncer de piel en algún momento de su vida aumenta hasta en un 80%.

Esto significa que el daño causado por el sol en la infancia es el inicio del ciclo de daño solar que seguirá al niño durante el resto de su vida. Los bebés menores de 6 meses no pueden decirle a sus padres si han estado expuestos demasiado tiempo o si se sienten sobrecalentados. Además, debido al lento proceso de reacción de su piel, pueden absorber demasiados rayos solares antes de que comiencen los signos de bronceado que les puede provocar quemaduras solares.

Qué podemos hacer para protegerles del sol

Por tanto, es nuestra responsabilidad proteger a nuestros bebés de los perjudiciales rayos del sol siguiendo unos sencillos pasos:

  • Buscando una sombra para nuestro bebé. Si no hay sombra disponible de árboles o edificios, podemos usar una tela o un paraguas para crearla.
  • Vestirle con manga larga y pantalones si va a estar bajo el sol para limitar la exposición. Si las temperaturas son altas, las telas han de ser frescas, como algodón o lino.
  • Ponerle un sombrero. La cabeza de su bebé tiene una gran superficie de piel y, a menudo, los que se encuentran en el rango de 0 a 6 meses no tienen mucho pelo para proteger su cuero cabelludo del sol.
  • No exponer a nuestro bebé a la luz solar pensando que vamos a mejorar su tolerancia al sol. Es un error común que no sirve para nada y es perjudicial. No existe un "bronceado seguro".

Estas recomendaciones son aplicables para todos los niños, independientemente del tono de su piel. Como padres, debemos proteger a nuestros hijos del sol de manera adecuada desde muy temprano para inculcar buenos hábitos para preservar la salud de la piel.

Artículo elaborado en colaboración con la doctora Deanna Marie Mason, experta en educación y salud familiar. Autora del blog Dr. Deanna Marie Mason y del libro 'Cómo educar adolescentes con valores'

Descubre: 30 frases para bebés recién nacidos

Frases para bebés © iStock

Y además:
Adolescentes: ¿cómo se conocen a sí mismos?
Los cólicos del lactante, ¿cómo tratarlos?
5 hábitos saludables en la alimentación de tu bebé

por Redacción enfemenino

Puede interesarte