Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 5 hábitos saludables en la alimentación de tu bebé

© iStock
Maternidad

5 hábitos saludables en la alimentación de tu bebé

por Redacción enfemenino Publicado en 23 de mayo de 2018
179 compartidos
A-
A+

Para que nuestro peque tenga una alimentación saludable y variada, debemos acostumbrarle desde sus primeros meses de vida. ¡Toma nota de estos 5 hábitos que debes tener en cuenta para su dieta!

Una alimentación variada y equilibrada es imprescindible para que nuestro peque crezca sano y que, en un futuro, su rutina sea totalmente saludable. Para ello, como papás tenemos que inculcar a nuestro bebé estos hábitos saludables desde sus primeros meses de vida.

A partir del quinto mes, aproximadamente, es cuando realmente podemos empezar a cambiar su nutrición y acostumbrar a su paladar a nuevos alimentos, texturas y sabores. Esta diversidad en su dieta será un aspecto clave para la salud de tu peque en su vida adulta. Antes de la llegada de este momento, la leche materna o la leche de fórmula, en su defecto, ha sido su único alimento, sin embargo, a partir de ahora tu peque y tú descubriréis cuáles son sus sabores preferidos, qué alimentos le gustan más... ¡Una etapa muy especial para todos!

Hábitos saludables en la alimentación de los bebés © Lupilu (Lidl)

1. Enséñale hábitos saludables desde la alimentación complementaria

La alimentación complementaria en un bebé empieza entre los 4 y 6 meses de edad, dependiendo de cada caso. Es en este momento cuando vosotros, como papás, debéis empezar a acostumbrar a vuestro peque a comer una gran diversidad de alimentos con el fin de que su dieta sea lo más variada posible.

​Por ello, aunque tu bebé todavía se alimente de leche materna o artificial, debes empezar a ofrecerle otro tipo de alimentos como papillas o tarritos. De esta forma, vuestro peque empezará a despedirse de la leche y empezará a descubrir nuevos sabores que le encantarán. Unos tarritos ideales para comenzar con esta transición alimentaria son los tarritos Lupilu de Lidl, unas deliciosas papillas saludables perfectas para aquellos papás que no tienen tiempo de hacer papillas caseras.

2. Evita el exceso de azúcar y sal en sus comidas

Es muy importante que, desde un principio, evitemos el exceso de azúcar y sal en las comidas que demos a nuestro bebé, al menos hasta que cumpla un añito. En primer lugar, debemos saber que el abuso de la sal puede ocasionar futuros problemas arteriales en tu peque y, por su parte, el azúcar es un alimento desmineralizador que aporta muchas calorías. Es por ello que los expertos recomiendan no agregar más cantidad de la que ya contienen los alimentos para conseguir una mejor aceptación de otros alimentos a largo plazo. No obstante, te recomendamos que ante cualquier duda sigáis el consejo de vuestro pediatra, ¡él os ayudará mejor que nadie!

3. La fruta se convertirá en uno de sus alimentos preferidos

Uno de los mejores alimentos complementarios con la lactancia materna es la fruta. Su sabor dulce hace que este alimento sea fácilmente aceptado por vuestro bebé. Para empezar a acostumbrarle a este alimento, te recomendamos que empecéis a introducir la cuchara en su rutina alimenticia, para ello podéis optar por tarritos de fruta triturada sin azúcares añadidos, como por ejemplo los tarritos de frutas ecológicas de Lupilu. También podéis darle trocitos de fruta blanda, como el plátano o la pera, por ejemplo, mojadas en papilla para que pueda empezar a probarla a su gusto. ¡Le encantará!

4. Apuesta por la comida bio

A día de hoy, existen muchísimas opciones de tarritos ecológicos para nuestro bebé. Pero, ¿sabes qué beneficios tiene este tipo de nutrición? ¡Se trata de una alternativa muy sana! La alimentación ecológica disminuye el riesgo de alergias alimentarias, ya que estas suelen provenir de alimentos procesados. Además, los productos ecológicos están libres de pesticidas o aditivos y mantienen el 100% de su sabor.

5. Haz que la dieta de tu bebé sea lo más variada posible

Aunque la fruta sea uno de los alimentos que más guste a tu bebé, ¡recuerda que no debe ser el único! Para ello debemos acostumbrarle a una dieta variada en la que coma todo tipo de alimentos: verduras, pollo, arroz.... Para ello, la mejor opción es hacerlo mediante tarritos con una gran variedad de alimentos, ya que es la forma más fácil y rápida de acostumbrar a tu peque a estos nuevos alimentos. ¡Será la base de una futura vida saludable!

​Y además:
10 errores en la alimentación de tu bebé
10 consejos prácticos para mamás y papás sin tiempo
Crea su rutina de estudio: 6 pasos para que aprendan a estudiar

por Redacción enfemenino 179 compartidos