Inicio / Cocina / Cocina española

Cocina

Samantha Vallejo-Nágera: los consejos de una Masterchef

por El equipo editorial Creado en 2 de junio de 2014
Samantha Vallejo-Nágera: los consejos de una Masterchef© RTVE -Masterchef

Más allá del papel "agridulce" que desempeña como jurado de Masterchef, pudimos conocer a la cocinera un poquito más a fondo: cómo fueron sus inicios, cuáles son sus gustos culinarios o cómo se organiza en casa siendo una mamá trabajadora. Además, Samantha Vallejo-Nágera nos desvela algunos de sus mejores consejos para cocinar, cómo preparar las comidas de los niños o cuáles son sus recetas favoritas.... ¡No te pierdas nuestra entrevista!

Si nos fijamos en el perfil de Twitter de Samantha Vallejo-Nágera (@SamySpain) podemos ver que antepone su faceta de madre a la de empresaria, cocinera, presentadora de televisión o jurado de Masterchef. Por eso no es de extrañar que se preocupe, como buena mamá cocinera, por la alimentación y las comidas de sus hijos. Tuvimos la oportunidad de conocerla un poquito más para que nos diera algunos consejos sobre cómo debe ser la alimentación de los niños, conocer sus gustos culinarios e indagar un poco más en sus comienzos en el mundo de la gastronomía, durante la presentación de la nueva línea de leche infantil Miltina, de la que es madrina.

Samantha Vallejo-Nájera © Twitter @SamySpain

En tres palabras: "Samantha de España"

Como ella siempre cuenta, Samantha comenzó en el mundo de la cocina por algo tan rocambolesco como una apuesta. Descubrió este mundo mientras estudiaba paisajismo y comenzó su experiencia en el Restaurante Horcher de Madrid: "Gracias a una apuesta con un amigo un día acabé en una cocina profesional y allí me quedé durante 2 años. Fue todo un descubrimiento porque la verdad es que me apasiona mi trabajo", nos cuenta. "Me gusta comer y cocinar, y de pequeña comía muy bien porque siempre me ha encantado la comida". Durante su época viajera visitó países como Londres, Italia o Nueva York donde aprendió "experiencias de vida", tal y como ella lo define, y fue entonces cuando adoptó el sobrenombre 'Samantha de España': "Mi apellido es Vallejo-Nágera y es larguísimo, para las tarjetas de presentación era imposible encajarlo por eso decidí ponerme 'Samantha de España'. Durante esos años estuve cocinando en casas y caterings. Yo siempre he vivido de eso", nos cuenta. Fue después cuando Samantha estudió en la cocina de Paul Bocuse, fundador de la nouvelle cuisine, y más tarde lo hizo con Arzak y Antony Todd, todo un referente en decoración de eventos. Hasta que en 1995 fundó Samantha de España Catering, basado en la cocina internacional, nacional y con un toque de creatividad.

Una casualidad que finalmente le ha llevado a ser una de las caras más conocidas del mundo de la cocina, así como el de la televisión, que ha resultado todo un descubrimiento para ella: "Si no hubiese sido cocinera, me hubiese gustado ser presentadora de televisión. Ahora estoy encantada en la tele, me divierte mucho. Pero no sé si hubiera llegado a ella sin ser cocinera". Y es que esta empresaria, ha visto incrementada su fama gracias al talent show en el que colabora como jurado, Masterchef: "El catering va muy bien y hay mucho trabajo a raíz del programa". Pero en todo catering que se precie no pueden faltar los clientes famosos y con ellos, las anécdotas: "Muchas celebrities nos han pedido cosas rarísimas. Pero eso me lo quedo para mí. Lo que sí te puedo contar son desde encargos que me han encantado como por ejemplo: una cena para dos personas en un piso de una familia muy humilde. Se trataba de un novio que quería sorprender a su novia, ¡eso fue muy bonito!; hasta paellas para mil personas, montar puestos de bocatas… ¡Hacemos de todo!", nos cuenta divertida.

Samantha de puertas para dentro

Samantha se declara fan del "gazpacho y la paella" aunque reconoce que le gusta todo ("excepto los dátiles") porque "me encanta comer". Aunque la vemos siempre entre fogones, tanto en su programa de Canal Decasa como en Masterchef, la cocinera nos aseguró que : "Yo no cocino a diario. Tengo mucho trabajo. Entre el programa de cocina, 4 hijos, una empresa con 35 empleados, las grabaciones de sol a sol con Masterchef... Por eso, tengo organizadas las comidas de mis hijos de tal manera que yo pueda desaparecer de casa todo el día. Tengo a una persona que me ayuda en casa, por supuesto, y le he enseñado a cocinar y lo hace muy bien, ¡mi marido está encantado!", nos cuenta Samantha riendo. Pero cuando llega el fin de semana se explaya y es que, al fin y al cabo, cocinar es lo que más le gusta hacer: "Yo cocino mucho el fin de semana. Estoy todo el día cocinando. Todos los viernes organizo todas las comidas para llevármelas al campo, y los sábados y domingos cocino todo el día yo. Hago muchas tartas, me encanta hacer repostería, arroces, pescado, salsas… ¡de todo!", nos cuenta.

Con tanto trajín entre semana, Samantha como cualquier mamá española, tiene que ingeniárselas para dejar todo preparado en casa por eso le pedimos que nos diera algunos consejos para que cualquier mamá o papá, que se encuentre en sus mismas circunstancias, pueda llevar a cabo: "Para llevar una casa bien lo importante es tener un fondo de despensa, un fondo de nevera y un buen producto en casa. Trabajar con cosas que puedas utilizar en el caso de que se te acabe algún ingrediente. Yo suelo tener muchas cosas congeladas. Organizar unos menús y hacer la compra para tenerlo todo controlado. Cocinar es muy fácil, no se tarda tanto. La gente exagera mucho y es porque hay una falta de organización de base que es la compra", nos explica.

Muchas mamás se agobian por el hecho de tener que trabajar fuera y además, tener que preparar las comidas de cada día, hacer la compra... "¡No hay excusas! Hoy en día está abierto todo hasta tardísimo y si no, puedes comprar online. Las fruterías te suben la fruta a casa. Yo los lunes por la noche siempre hago el pedido a la frutería y el martes por la mañana llega a casa. De esta forma tengo productos frescos durante toda la semana", nos cuenta.

Samantha se declara una mujer sana a la que le gusta comer siempre bien. La comida sana y casera es fundamental para poder llevar una dieta saludable y eso la cocinera lo sabe perfectamente: "Odio ese momento en el que te entra hambre y comes cualquier cosa. Por eso, siempre tengo algo preparado en la nevera como fruta o verdura cortada para llegar y comerlo al instante. Piña, papaya o kiwi cortado, brócoli… Además, la piña es quemagrasas (ríe). Yo he hecho de todo cuando era más joven, ¡hasta el día de la piña! Para picotear es buenísima. El mango, las fresasNo hay alimentos prohibidos sino que hay que saber cuándo comerlos", aconseja. Y ya que estamos en plena operación bikini, Samantha nos dio la receta de un postre muy fácil y rápido para hacer en casa: "Por ejemplo, la Gelatina de leche de coco, me encanta. Le pones un poquito de azúcar o agave a la leche de coco y le añades una hoja de gelatina. Extiendes la mezcla en un recipiente largo para que se haga una capa muy fina y lo metes en el congelador. Cuando esté frío lo haces granizado ayudándote con una espátula. El resultado es un granizado de coco al que puedes añadir encima frutas tropicales como papaya, piña, mango... ¡queda buenísimo!

Al igual que Samantha intenta comer siempre sano, para ella es imprescindible enseñar a comer a los niños desde pequeños: "Intento tener controlado lo que comen, los horarios... No utilizar muchos productos ya elaborados y hacer todo en casa. A mis hijos lo que más les gusta son los huevos con patatas y los macarrones con chorizo, como a todos los niños. A Roscón le encanta el arroz con pollo. Dice que cuando Caperucita va a ver a su abuelita le lleva arroz con pollo y una botella de vino. Lo cuenta genial y es que me parto de la risa con él. Tengo dos hijos celiacos también, con lo cual el orden en las comidas y los menús es muy importante en mi casa".

Pero para ellos siempre son una tentación tanto las chuches como los bollos, por eso hay que acostumbrarles a cambiarlos por fruta, por ejemplo. Conseguiremos que su dieta sea más sana y además, les estaremos enseñando a comer bien: "¡A los niños les encanta la zanahoria cruda! Está bien darles de vez en cuando bollos o chuches, pero no todo el tiempo. Hay que acostumbrarles a quitarles cosas que no son sanas de su alimentación diaria", concluye.

Los consejos de Samantha Vallejo-Nágera

>Organizar los menús de la semana con un buen fondo de despensa y de nevera.
>El pescado se puede congelar el mismo día de su compra y aguanta en buenas condiciones perfectamente.
>A la hora de descongelar hay que hacerlo de un día para otro en la nevera. Es mejor que descongelar a temperatura ambiente.
>Verduras como el brócoli, el calabacín, las zanahorias o los puerros son buenísimas tanto para nuestra salud como en los platos. Al vapor, en vinagreta, en crema... ¡Existen miles de opciones!
>Cocinar es fácil, si tienes todo siempre bien preparado y organizado en la cocina.
>Inculcar a nuestros hijos desde pequeños comer sano sustituyendo las chuches o los bollos por fruta cortada, zanahorias limpias y cortaditas... ¡Los niños se las comen igual!

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …