Inicio / Cocina / Cocina española

Cocina

De ruta gastronómica... ¡Por el Hesperia!

por El equipo editorial Creado en 11 de octubre de 2016
De ruta gastronómica... ¡Por el Hesperia!

No sólo de gastrobares y restaurantes viven los foodies. Los hoteles también nos ofrecen grandes propuestas gastronómicas que conquistan corazones y, por supuesto, estómagos. Esta semana hemos descubierto una de ellas, recomendable al 100%. Llega de la excelente mano del hotel Hesperia, y no le falta de nada. He aquí todos los detalles.

Posiblemente a muchas de nosotras nos dé más reparo entrar al restaurante de un hotel que a uno que esté a pie de calle. Quizás nos eche un poco para atrás no ver el ambiente desde fuera, no saber qué vamos a encontrarnos allí. Si bien Internet nos podría dar la pista de cómo es el establecimiento, aún nos cuesta poner a estos centros a la altura de los nuevos gastrobares que tan de moda se han puesto en los últimos tiempos.

Desde enfemenino, y tras una experiencia que nos ha encantado, queremos apoyar a algunos de estos restaurantes de hoteles que, como decíamos antes, son maravillosos y por su situación pueden llegar a pasar desapercibidos. En esta ocasión hablamos del Hotel Hesperia, que acaba de idear una ruta gastronómica dividida en varias etapas, muy diferentes pero perfectamente ensambladas. "La idea es hacer una ruta gastronómica que sea divertida y que descubra los distintos espacios y conceptos gastronómicos del hotel", nos explica Jaime Trabuchelli, director de comidas y bebidas del Hotel Hesperia Madrid.

Se harán tres experiencias, una en octubre, otra en noviembre y otra en diciembre. Las llaman #EatingHesperiaMadrid y suponen una vuelta de tuercas al concepto clásico de cena, que ahora se orquesta en tres movimientos para hacer de esta vivencia un recuerdo inolvidable.

Primer Movimiento: Cócktail y tapas en el Scotch Bar

"En esta primera fase nos apoyamos en conservas, por ejemplo, un escabeche con wakame y crujiente de patatas, todo completamente artesanal. Cambiamos la carta cada 2-3 meses, para que nuestros clientes recurrentes también puedan encontrar algo nuevo", nos explica Trabuchelli al entrar en el Scotch Bar, un relajante espacio de decoración moderna pero cálida, con tonos color café claro y madera. "Preferimos una carta de tapas corta, especializadas y de calidad, antes que abrumar a nuestros clientes con muchas propuestas", aclara. Comenzamos la ruta con una de ellas, el falso filipino de calamar, una auténtica delicia que se deshace en la boca.

Segundo movimiento: Aperitivo japonés en el restaurante Hikari

© Tartar de atún rojo

Tras abrir boca en el Scotch Bar, continuamos la ruta hacia la segunda etapa de nuestro periplo, el restaurante Hikari. Tal y como nos cuentan, Hikari significa "luz" en japonés, "algo que dota de sentido a nuestro espacio y a todos nuestros platos". Lo podemos comprobar a través de su despiece de atún rojo en vivo, una auténtica ceremonia en la que cada movimiento, fluido y delicado, resulta en una sabrosa obra de arte. Se sirve en tartar, con yema de huevo, wasabi, soja y aceite de oliva virgen extra. Y lo maridan con cava, que armoniza a la perfección con el plato, potenciando su sabor con el máximo respeto.

Tercer movimiento: Cena en el restaurante La Manzana

El restaurante La Manzana es, sencillamente, exquisito. De entrada por su decoración, un cubículo de líneas rectas donde conviven el blanco vivo de las mesas con la acogedora y envolvente madera clara. El enclave no puede ser más ideal: un amplio atrio bañado de luz cenital y rodeado de limoneros. Pero la verdadera experiencia llega con los platos de su chef, Esteban González.

En su cocina, creativa e innovadora, trabaja siempre con los mejores productos de temporada. En esta ocasión, nos propone el Chipirón plancha con jugo de tomate asado y trigueros, la Merluza de pincho con pil pil de miso y salicornia y, como colofón, la Picaña de ternera con caviar de berenjena y cebolleta holandesa.

Como postre, redescubrimos el perfume, el color y la textura de las setas de nuestros bosques. La composición más dulce del otoño se derretía en nuestro paladar aportando el sabor intenso de estos preciados vegetales, combinados con un helado que aportaba frescor a la creación.

Epílogo: De vuelta al Scotch Bar

Terminamos la experiencia con un último cóctel especialmente diseñado para la ocasión por su bar tender, en el Scotch Bar. Fresco y potente, nos descubre un margarita teñido de azul que nos deja con la sensación de haber recorrido, en una sola noche, un sinfín de sabores y lugares extraordinarios. Y pensamos que este, sin duda, es uno de esos regalos que se quedan en la memoria para siempre. Ahora sólo nos queda compartirlo con todas vosotras, esperando que disfrutéis de una velada tan magnífica como la vuestra. Si buscáis un plan especial, no lo dudéis. Este es vuestro sitio.


​Hesperia Madrid
Paseo de la Castellana, 57 - 912 108 800
Paseo gastronómico: 90 € (IVA incluido) De 20:30 a 23:30

Author enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte