Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¿Cómo sustituir las proteínas animales?

¿Cómo sustituir las proteínas animales?

Video por Patricia Gonzalez Creado en 7 de octubre de 2019

Cada día más personas se plantean reducir su consumo de carne e incluso eliminarlo completamente. Los motivos pueden ser muchos, entre ellos el amor por los animales o la ecología. Sin embargo, una vez se plantea esta transición surgen muchas dudas, entre las que siempre destaca una: "¿dónde voy a encontrar toda esa proteína que aporta la carne?" La respuesta es fácil, en los propios vegetales.

por Patricia Gonzalez

La dieta vegana o vegetariana empieza a salir de las tendencias de internet para convertirse en una realidad cada vez más tangible. Documentales, informes y personajes influyentes en la sociedad hacen cada día más notoria la necesidad de producir un cambio en la alimentación que incluye la reducción del consumo de productos cárnicos. No obstante, muchas veces surgen dudas con respecto al valor nutritivo de este tipo de dietas.

Millones de personas son capaces de llevar a cabo una alimentación sana sin el consumo de este tipo de productos, demostrando que el ser humano no necesita obligatoriamente estos alimentos. Aún así es importante recalcar que cada persona es un mundo y que la dieta vegetariana o vegana requiere de supervisión médica periódica para evitar cualquier tipo de deficiencia de vitaminas.

Si ya estás decidido a pasar a una dieta sin proteinas animales, o buscas alternativas para reducir su consumo, aquí te dejamos añgunos productos que te ayudarán:

Descubre: 50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente
50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente © Getty

1. Las legumbres

Garbanzos, frijoles y lentejas poseen grandes cantidades de fibra, proteínas y hierro.

A día de hoy se tienen evidencias de que no hace falta comer las legumbres con carbohidratos, como la pasta o el arroz, para obtener los aminoácidos que ayudan al cuerpo a adquirir las proteínas que requiere. Se recomienta de media taza a una taza de legumbres, ya que posee 9 gramos de proteinas.

2. Frutos secos y semillas

Las pipas, almendras, nueces, cacahuetes o las avellanas son algunas de las alternativas, no solo por ser una fuente de proteínas, también de vitamina E.

Por ejemplo, 30 gramos de semillas de calabaza o girasol, además de aportar fibra, tienen de 3 a 8 gramos de proteína.

3. Queso cottage

Para aquellos que buscan seguir manteniendo su consumo de lácteos, el queso cottage es una buena alternativa.

Tiene grandes cantidades de proteína, calcio y es muy bajo en hidratos de carbono y grasas.

Una porción de 120 gramos de queso contiene 14 gramos de proteína.

4. El tofu

El tofu, al ser un alimento preparado a base de leche de sofa, posee una gran cantidad de calcio, magnesio y hierro, a parte de las proteínas.

Aunque la cantidad requerida de proteínas dependerá del género, edad y estatura de cada persona, se recomienda tomar de 90 a 140 gramos para reemplazar la carne de un plato.


Y además:

5 mitos sobre la dieta vegetariana
¿Ser vegetariano es la clave para una buena salud?
Hamburguesa de verduras