Inicio / Cocina / Cocina internacional / Sándwiches

Cocina

Sándwiches

por Elena Bonet Publicado en 4 de abril de 2010
A-
A+

¿Conoces el origen de los sándwiches? En el siglo XVIII, en medio de una interesante partida de cartas, al conde de Sandwich, almirante de la flota inglesa, le entró muchísima hambre. Para no interrumpir el juego, al cocinero se le ocurrió servirle dos rebanadas de pan. En medio, deslizó un trozo de carne y una loncha de queso. Un tentempié realmente práctico para no mancharse los dedos.

El principio
Independientemente del pan o el ingrediente utilizado, el sándwich funciona siempre del mismo modo. El principio: una rebanada de pan se unta con mantequilla, tomate, mayonesa o se baña de aceite, y se rellena verdura cruda, charcutería pare cerrarlo con una nueva rebanada de pan. Para finalizar, se calienta o se consume frío. Siempre con las manos.

Un tipo de pan para cada sándwich

De molde

Es el gran aliado de los sándwiches. ¿En qué consiste? Entre dos rebanadas se introducen los ingredientes. A continuación, se apilan los unos sobre los otros y se presentan en el plato cortados en diagonal, con forma triangular, y acompañados de una ensalada verde. Para cocinar es mejor utilizar el completo o con cereales rico en fibras.

Bagel

Su forma es divertidísima: redonda y con un agujero en medio. El gran clásico es el untado que se unta con mantequilla y se rellena con lonchas de salmón ahumado. Se consume caliente o frío.

Pan polar

Este tipo de pan se utiliza en cualquier bocadillo nórdico. Se unta con mantequilla, se le añade surimi, sardinas o trocitos de salmón. Es esponjoso y casi se derrite al comerlo. Frío está especialmente bueno.

Pan de pita

Es el pan de los bocadillos griegos por excelencia. Abierto a lo largo se rellena con carne, verduras y salsa blanca: kebabs ricos, ricos.

Tortilla

El pan tortilla es el de los wraps, esos agraciados sándwiches enrollados de pasta fina. Úntalos antes de rellenarlos con verdura o trozos de jamón.

Baguette

Es el pan de lo que conocemos como “bocadillos”. En rebanadas o cortado por la mitad sólo espera que lo untemos antes de añadir el resto de ingredientes. Otra opción es cortarlo en rebanadas para untarlo con tomate, ponerle queso por encima y gratinarlo al horno.


¿Con qué untamos el pan?

Aparte de la mantequilla y la mayonesa, existen muchas otras opciones. Por ejemplo, atún en conserva y mayonesa o tomates cherry con trozos de pepino cortados como si fueran bastoncillos. Patés o chicharrones, aguacate con un chorro de limón, sal, pimienta y especias. Tortilla y lonchas de jamón o tomates secos y olivas negras machacadas con alcaparras y anchoas, o tomate untado y embutido.

Clases de sándwiches
Hay que probar el conocido pan de hamburguesa, redondo, con atún, huevo duro, tomate, olivas y lechuga. También valen mucho la pena el típico de jamón con tomate o el archiconocido bocadillo de calamares. Pero ahí no se acaba el mundo: los bocadillos se pueden improvisar con un par de trozos de manzana y otro par de rodajas de naranja o con una cucharada de crema de cacao con trozos de pistacho. Hay quien varía las bases y en lugar de pan utiliza tortitas o crepes con jamón y olivas negras machacadas con alcaparras y anchoas. Y lo mismo sucede con los blinis. Una idea para el relleno: pepino y tarama.

La receta del pan de hamburguesa
Corta en rodajas gruesas dos huevos duros y ocho olivas negras. En rodajas finas una cebolla. Ahora es el turno del pimiento, el tomate, los 50 g de anchoas y el medio pepino cortado en dados. Mézclalo todo en un bol con tres cucharadas de aceite de oliva y el zumo de un limón. Añade las verduras y los 50 g de atún. Mezcla de nuevo. Abre el pan por la mitad y quítale un poco de miga. Frota el interior con ajo y cúbrelo con una hoja de lechuga. Rellena el bocadillo con el contenido del bol y ¡a comer!

por Elena Bonet

Puede interesarte