Inicio / Maternidad / Embarazo / Cómo retomar progresivamente la actividad física en el embarazo tras el fin del confinamiento

Maternidad

Cómo retomar progresivamente la actividad física en el embarazo tras el fin del confinamiento

por Patricia Álvarez Creado en 20 de mayo de 2020
Cómo retomar progresivamente la actividad física en el embarazo tras el fin del confinamiento© GettyImages-911983986

Ahora que la desescalada es una realidad y que vemos en el horizonte el fin del confinamiento es el momento de comenzar a retomar progresivamente la actividad física. Y es que, aunque no en todas las ciudades vamos a alcanzar la nueva normalidad al mismo tiempo, hay muchas actividades que podemos empezar a realizar para poner de nuevo a punto nuestro cuerpo.

Realizar algún tipo de actividad física durante los meses de embarazo es algo muy beneficioso no solo durante la gestación para sentirnos mejor, sino también de cara a preparar nuestros músculos para el parto. Sin embargo, si tu embarazo ha coincido con la cuarentena, es muy posible que lleves un par de meses sin hacer ningún tipo de ejercicio. Por suerte, ahora que podemos pasear y hacer deporte de manera individual durante una hora al día, es el momento de volver a ejercitar tus músculos y recuperar tus rutinas de deporte y actividad física.

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte
25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

Actividad física en el embarazo

Practicar ejercicio físico durante el embarazo conlleva un montón de beneficios para la salud de la mamá y del bebé, así como la preparación y recuperación después del parto. Sin embargo, es importante consultar siempre con nuestro médico antes de lanzarnos a hacer cualquier actividad ya que el tipo y la cantidad de deporte a realizar dependerá de cada madre y de cada embarazo, y deberemos ir adaptando la intensidad y la frecuencia en función del trimestre e incluso de la semana de gestación.

Los beneficios de hacer deporte supervisado por un especialista durante el embarazo son muchos, pero no deberían finalizar una vez se ha dado a luz. Después del parto lo ideal es centrarse en ejercicios para recuperar el suelo pélvico, y en fortalecer los músculos de la zona abdominal para que estos vuelvan a colocarse en su sitio.

Ejercicios y rutinas al aire libre para embarazadas

Una vez que tenemos clara la importancia del ejercicio en el embarazo la gran pregunta es: ¿cómo puedo retomar poco a poco mi actividad tras dos meses de sedentarismo? Por supuesto, cada caso y cada mujer es diferente y por tanto siempre es vital consultar con tu médico, pero hay ciertas actividades que puedes practicar sin ningún riesgo y que te vendrán estupendamente para ir recuperando el tono muscular.

1. Caminar
Caminar es la actividad más fácil de practicar, más económica y con más beneficios para una mujer embarazada. Con una hora de paseo al día es más que suficiente, por lo que aunque actualmente tengamos esta limitación horaria para salir a la calle, podrás realizarlo sin ningún problema. Caminar mejora la circulación sanguínea, lo que además aumentará la cantidad de oxígeno que recibe el bebé a través de la placenta. ¿Un consejo? Aunque el día esté nublado, aplica siempre protección solar antes de salir a dar tu paseo para evitar quemaduras y protegerte de la radiación UV.

2. Yoga y pilates para embarazadas
El yoga y el pilates son dos disciplinas estupendas para practicar durante el embarazo, ya que mejoran la postura corporal, previenen los dolores de espalda y fortalecen los músculos de la pared abdominal y de la pelvis que con el embarazo se ven debilitados. Además, son muy buenos para ayudar al bebé a colocarse en la postura adecuada para nacer.

3. Natación
Si vives en la costa, en cuanto el lugar en el que resides alcance la fase en la que se reabran las playas, podrás empezar a practicar natación, que es uno de los deportes más beneficiosos durante el embarazo. Nadar mejora la retención de líquidos, alivia la sensación de piernas cansadas y le da un descanso a tus lumbares gracias a la falta de gravedad.

4. Tai-chi
Esta disciplina es ideal para practicarla al aire libre, y un ejercicio perfecto para las mujeres embarazadas, ya que no alberga ningún tipo de riesgo al tratarse de movimientos controlados y suaves, basados en la concentración y la respiración.