Inicio / Maternidad / Embarazo / La haptonomía

Maternidad

La haptonomía

por mvega Publicado en 21 de abril de 2008
54 compartidos
A-
A+

La haptonomía significa literalmente “tacto afectivo”. Este método permite crear durante el embarazo un intercambio entre el bebé y los padres, y constituye la preparación para dar a luz.

¿Qué es la haptonomía?
Se trata de una técnica de caricias y contacto dirigidas al bebé por los padres. Ha sido puesta en práctica por el doctor holandés Frans Veldman.
El bebé percibe las caricias a través de la pared del vientre y del útero. Siente estas señales y responde de manera positiva. Sobre esta base, se ha puesto en práctica un método para crear un contacto bebé-padres en útero que después ayudará a la mamá a tener un parto lo más sereno posible. La haptonomía no es un simple método práctico sino un primer intercambio antes de tener al bebé con vosotros.

Comunicación privilegiada
La haptonomía incluye al padre por completo. Gracias a los gestos del padre y de la madre sobre en vientre, vuestro bebé percibe señales de amor y entra en comunicación con vosotros. Este intercambio prenatal es una garantía para el acercamiento entre el bebé y vosotros después del parto.

Ayuda durante el parto
La haptonomía permite que la madre se calme durante las contracciones y solicite ayuda al futuro padre. Éste puede colocar a la futura mamá entre sus piernas cruzadas y mecerla suavemente. Ella notará que se relaja y se sentirá más segura inmediatamente.
Las manos invitan al bebé a subir o bajar en el útero. Dependiendo de las presiones ejercidas sobre el vientre y el útero, el practicante y los padres pueden invitar al bebé a cambiar de posición, principalmente cuando se presenta de nalgas.

Desarrollo de una sesión
La haptonomía se practica principalmente mediante un juego de manos y en cuanto el bebé comienza a moverse, a partir del cuarto mes, una vez al mes.
Un practicante, con frecuencia la matrona, os ayuda para indicaros los gestos que se deben hacer para comunicaros con vuestro bebé. Debéis ejercer, tú o tu pareja, ligeras presiones sobre tu vientre para invitarle a responderos. Por supuesto, puedes acompañar los gestos con palabras dirigidas al bebé.
Se suelen recomendar una o dos sesiones de haptonomía para los padres después del parto para favorecer la harmonía entre la vida uterina y la nueva vida de vuestro bebé.

¿A dónde nos debemos dirigir?
Para conocer más, consulta la web del Centro internacional de investigación y desarrollo de la haptonomía

por mvega 54 compartidos