Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

"Seeding", el nuevo método para reforzar las defensas de los bebés que nacen por cesárea

por Cristina Gonzalez Creado en 26 de agosto de 2015
Seeding, el nuevo método para reforzar las defensas de los bebés que nacen por cesárea© iStock

Esta nueva técnica podría reforzar las defensas de los bebés que nacen a través de una operación de cesárea, pudiendo evitar ciertas enfermedades asociadas a este tipo de nacimientos, tales como el asma o la obesidad.

Esta técnica se está estudiando en algunos países, entre ellos Estados Unidos, donde diferentes médicos la llevan a cabo y han declarado que el hecho de dotar a los bebés recién nacidos de las bacterias que se encuentran en los fluidos vaginales de las madres podría ser muy útil. El seeding, que se podría traducir como "siembra", tiene como objetivo reforzar las defensas de los bebés para poder evitar ciertos trastornos supuestamente asociados a los bebés que nacen vía cesárea, como son la diabetes, el asma o la obesidad.

Los bebés que nacen mediante un parto natural están expuestos a unas 300 especies de bacterias durante el momento en el que atraviesan el canal del parto. Algunos estudios han indicado que la exposición a estas bacterias otorgarían a los niños ciertos beneficios, entre ellos el de ayudar a construir un sistema inmunológico más fuerte. Los bebés que nacen por cesárea no obtienen estas bacterias de las que hablamos, pues solo se encuentran en la vagina de la madre. Por eso algunas mujeres se están planteando llevar a cabo la técnica del seeding.

© iStock

¿En qué consiste el seeding?

El proceso se lleva a cabo mediante la inserción de una gasa en la vagina de la madre durante las horas previas a la cesárea. Una vez que el bebé ha nacido, se le frota con los fluidos vaginales que se han acumulado en la gasa, especialmente alrededor de los ojos y de la boca. El objetivo de esto es que las bacterias sean transferidas al recién nacido, tal y como lo harían mediante un parto natural.

En teoría esta técnica podría tener sentido pero, ¿realmente funciona? La doctora María Gloria Dominguez-Bello, microbióloga de la Universidad de Nueva York, ha declarado al portal Baby Center que la técnica podría tener cierto impacto positivo: "Si bien no es equivalente a las bacterias que obtiene un bebé nacido de manera natural, sí que podría funcionar de algún modo. Pero la pregunta que debemos plantearnos es si realmente reduce el riesgo de que los niños contraigan en el futuro enfermedades como el asma o la obesidad".

El Doctor Philippe Girerd, médico especializado en ginecología de la Virginia Commonwealth University Medical Center, explica en una entrevista a Yahoo: "Aunque aún no hay estudios que prueben la eficacia del seeding, en nuestra clínica hemos empezado a ofrecérselo a las madres porque es algo que tiene bastante sentido común. Estoy seguro de que se convertirá en algo habitual en las cesáreas que se practiquen en el futuro".

¿Qué opinas tú de esta nueva técnica? ¿Crees que podría ser efectiva a largo plazo?

Cristina Gonzalez
Cristina González es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y desde entonces ha trabajado en comunicación y prensa digital. Se ha …