Inicio / Ocio / Entretenimiento / Supervivientes 2019: Violeta se moja: ‘’Me gusta el sexo con dolor’’

Ocio

Supervivientes 2019: Violeta se moja: ‘’Me gusta el sexo con dolor’’

por Isabel Gallardo Creado en 23 de mayo de 2019
© Instagram @violeta_mangrinyan

La ex tronista ha vuelto a dar la nota con unas jugosas declaraciones sobre sus gustos en la cama. Tras su ruptura con Fabio, Violeta aprovechó para lanzarle una puyita de lo más picantona a su última conquista: ‘’Me gusta que me den manotazos en todas partes, pero con la fusta no’’.

‘’Se nos rompió el amor de tanto usarlo, de tanto loco abrazo sin medidas…’’ Con una canción de la más grande, Rocío Jurado, podríamos definir la estrambótica relación entre Violeta Mangriiñán y Fabio Colloricchio y es que, si hace solo una semana se comían a besos en cada rincón de la isla y tenían a todos en vilo con el futuro de su historia de amor (sobre todo a los ex de ambos, que han tenido que comerse en primicia cada uno de los arrumacos, caricias y carantoñas que se han dado los superviventes), en menos de 24 horas la cosa ha dado un giro de 360º y ahora no pueden ni verse las caras el uno al otro. ¿Un mes de amor y un concurso entero de despecho? Pues sí, así parece que va a terminar la cosa porque el argentino, lejos de intentar arreglar sus diferencias con la que hasta hace unos días era la chica más guapa del mundo, ha cambiado de estrategia y se pasa mañana, tarde y noche, poniéndola fina filipina junto a sus compañeros, especialmente con Omar y Mahi, que tampoco tragan a la valenciana.

Video por Carla Dominguez

Se masca la tragedia en el ambiente

Más calentitos que el pico de una plancha, así se han quedado los concursantes tras su inminente e inesperada ruptura. Ni besitos bajo el saco de dormir, ni jugueteos playeros a la orillita del mar, ni tocamientos sospechosos bajo el manto de estrellas de Honduras… ¡Nada! O, como diría Isabel Pantoja, ¡nothing de nothing! Después de romper en directo con Julen, pasar un ‘’falso’’ embarazo que casi la trae de vuelta a España y liársela pardísima a Jordi González por un castigo en el que la obligaban a cambiar de playa, resulta que ahora la chica no quiere saber nada de su nuevo crush, pero ojito porque, ¡él de ella tampoco!

https://sociedad.enfemenino.com/foro/supervivientes-2019-fd5651501

Y os parecerá un chiste malo de Dani Rovira, a nosotros hasta nos cuesta creerlo, pero fue una chaqueta la culpable y encargada de terminar con su amor. Sí, exacto, una chaqueta. A Violeta, desterrada a la playa abandonada y con un cabreo mayor que el de Pablo Casado en las últimas elecciones, solo le quedaba la esperanza de regresar lo antes posible a los brazos de su amado Fabio, en plan Capuleto y Montesco pero sin trágicos finales (de momento). Ella lloraba, Fabio la esperaba partiendo cocos e intentando no desintegrarse (lo cierto es que el chaval se está quedando como un fideo y tememos que en cualquier momento se vuelva invisible y se esfume de la isla como la pluma voladora de Forrest Gump) y el resto de compañeros consolaban a la parejita para que ninguno de ellos acabase saliendo por patas de los Cayos Cochinos. Pero ni los magníficos atardeceres hondureños, ni las palabras de los concursantes, ni siquiera la profunda y latente pasión que se profesaban los viceversos fue suficiente para mantener a flote su cayuco del amor.

Descubre: Así serían ahora estos famosos si siguieran vivos
© Getty

Una chaqueta mojada, una chica enamorada y un argentino chulito

Todo comenzó con una Violeta que paseaba tranquilamente por la orilla de la playa cuando de repente, ¡oh, dios mío! Descubrió como, entre maderas y matojos, se daba un bañito rico su chaqueta ‘’de dormir’; por lo visto esa prenda es más importante que el hilo de pescar, los machetes y el fuego, porque fue verla en pleno chapuzón y montar en cólera cual Cersei Lannister al presenciar en primera persona la muerte de su primogénito (sí, hombre, aquel muchacho rubito al que teníamos más manía que a los lunes). El caso es, que la ex tronista tenía que recuperar su preciada chaqueta y tenía que hacerlo rápido, porque, en Honduras, como en el Muro, la noche es larga y alberga horrores, bueno y mosquitos del tamaño de un balón de playa y soplos de viento más fuertes que los que derribaron las casas de los 3 cerditos y ejércitos de termitas que ya los quisieran los Caminantes Blancos. (Basta ya de metáforas relacionadas con Juego de Tronos, ¿no? ¡Superemos su fin!), vamos, que dormir en pelotilla picada es más peligroso ahí que el club de la nueva serie de Mario Casas, Instinto.

Así que, viendo que su novio y sus compañeros, Omar y Mahi, habían dejado ahí tirada la chaqueta como si de un trapo viejo se tratara, Violeta encendió la llama de su ira y descargó toda la rabia contenida contra sus amiguis. ‘’¡La chaqueta, la chaqueta tíos, la chaquetaaaa!’’ Y nada, cuánto más gritaba Violeta más pasaban de su culo, hasta que, cansada de gritar tomó la decisión más drástica que encontró en su cajoncito del rencor, hacerles la cruz definitiva a todos aquellos que habían ignorado sus peticiones, entre ellos, como no, Fabio, que partía un coco con Mahi a la vez que tachaba a su ‘’novia’’ de loca y niñata consentida. Muy cuqui el argentino, ¿eh? Osea, está tu pobre ragazza suplicando un favor desde el otro lado de la valla y aun sabiendo que esa noche se va a quedar más helada que Toño Sanchís durante su juicio contra Belén Esteban, ¿te niegas a ayudarla?
Muy mal Fabio, muy mal, porque la chica será todo lo insoportable que quieras, pero la solidaridad humana debe estar por encima de los enfados personales.

Fabio, cavando fuerte su propia tumba

‘’No sé qué le pasa. Está loca esta chavala.’’ Sí, efectivamente, el argentino se había pasado 3 pueblos y dos ciudades y así se lo hizo saber la que muy pronto se convertiría en su última ex. Y ni un lo siento, ni un perdona tía, no sabía que tu chaqueta estaba ahí, ¡ni na de na! Fabio continúo criticando las malas artes de Violeta y su actitud de niña consentida sin saber que, lo que en realidad hacía era convertir a la valenciana en la nueva víctima de la edición. ¡Pero te hemos calado morenito! Viendo como el pirata Morgan castigaba a Violeta y siendo partícipe de los aplausos del público ante la decisión de la organización, el culebrilla de Fabio ha pasado del amor al odio en un hago chas y aparezco a tu lado, pero al contrario, alejándose de ella lo máximo posible.

¿Teorías? La más comentada es que el concursante sigue, como dice Patricio, enchochado de su ex, la famosa influencer italiana, Nicole Mazzocato que, atención porque, ¡ha volado hasta España y todavía no conocemos con qué intención! La romana ha pasado unos días en Barcelona y aunque no tenemos ni idea de lo que hace aquí, si sabemos que ha recibido varias ofertas por parte de Mediaset para participar en el concurso y aunque la chica ha dejado claro que no quiere saber nada de Fabio y que se encuentra felizmente enamorada de nuevo, todos los seguidores del cuarteto más polémico de esta última edición de Supervivientes, piden a gritos que aparezca en pantalla.

La segunda teoría dispara directamente sobre Fabio y su lagartijeo a la hora de camelarse a la ex tronista. ¿Ha jugado con ella para mantenerse en el concurso y viendo que, la audiencia le está cogiendo un poquito de tirria ha decidido alejarse de ella? ¿Estaba de verdad interesado en Violeta o solo quería una carpeta que le diera la oportunidad de convertirse en el siguiente aspirante al trono en España? Tantas dudas y dilemas nos corroen por dentro, tanto, que estamos deseando ver lo que ocurre en la próxima gala de expulsión y si, el amor entre Fabio y Violeta florece de nuevo o se seca como la rosa de La bella y la Bestia.

La venganza ‘sexual’ de Violeta

‘’Cómo quieres que te quiera si quien quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera’’. Eso podría haberle dicho Violeta a Julen mientras el muchacho lloraba desconsoladamente y ella presumía de nuevo ligue. Las tornas han cambiado y la vencedora ha sido vencida. La nueva best friend de Oriana se ha quedado compuesta y sin churri y, para recuperarle, no se le ha ocurrido otra cosa que hablar con Omar de sus gustos en la alcoba.
‘’¿Te gusta que te den manotazos en el culete?’’, preguntaba Omar, a lo que Violeta respondía: ‘’Me gustan los manotazos en todas partes, pero con la fusta no. Me gusta el sexo con dolor’’. Eso, eso, tú especifica bien que la fusta no entra en tus planes no vaya a ser que al final hagas las paces con Fabio y se marque unas 50 sombras de Grey, pero a la sombrita de una palmera y con mucha arena de por medio. ¿Le habrá entrado curiosidad al argentino por conocer más detalles de los gustos sexuales de Violeta o, la tiene tan olvidada que, ni aun paseando su cuerpazo desnudo por la playa sería capaz de volver a tener algo con ella?

© Instagram @violeta_mangrinyan

Y además:
Supervivientes 2019: Jorge Javier Váquez se frota las manos con la expulsión de la Pantoja
Supervivientes 2019: Round 2, ¡la ex de Fabio le restriega su nuevo churri a Violeta!
Supervivientes 2019: Toda la verdad sobre el ''falso'' embarazo de Violeta

por Isabel Gallardo