Inicio / Maternidad / Familia

Maternidad

¡Únete a la cenología! Consejos prácticos para organizar una cena en familia

por Redacción enfemenino Creado en 23 de agosto de 2015
¡Únete a la cenología! Consejos prácticos para organizar una cena en familia

Las cenas en familia son el momento perfecto para desconectar, estar juntos, hablar y compartir las vivencias del día, ¡por eso es importante que no se pierdan! Aquí tienes algunos consejos prácticos para organizar el menú, implicar a toda la familia y, lo más importante, disfrutar del momento.

Párate a pensar unos segundos: ¿cuántas veces cenáis juntos tu familia y tú entre semana? Si tenemos en cuenta las ocasiones en las que no todos coincidimos a la misma hora, que unos prefieren cenar antes, otros después o que a veces simplemente decidimos que no nos apetece tomar nada, lo cierto es que la respuesta a la pregunta que planteábamos se queda en una cifra bastante corta. ¡Nosotras nos hemos propuesto dar a las cenas en familia el valor que se merecen! Por eso hemos preparado una serie de consejos muy prácticos que os ayudarán a organizaros. Desde consensuar entre todos los platos del día a día hasta tips útiles para economizar en la compra. ¡Apunta!

© iStock

1. Organizad entre todos el menú semanal

Reuníos todos juntos una vez a la semana y proponed diferentes platos para vuestras cenas. De esta manera podréis llegar todos a un acuerdo y ya no habrá excusas por la noche del tipo "No me gusta" o "No me apetece". Podéis crear un calendario en el que vayáis escribiendo el menú y pegarlo después en la puerta de la nevera. Es algo simple pero práctico, puesto que así visualizaremos mejor las comidas, evitaremos repetir platos y nos aseguraremos de que exista variedad.

2. Cread una lista de la compra en función al menú

Una vez que habéis colgado de la nevera vuestro menú de cenas semanales, es hora de dar el segundo paso: crear una lista con los ingredientes necesarios para elaborar los platos. Si apuntamos lo necesario desde el principio y vamos al súper con una idea clara, conseguiremos ahorrar tanto tiempo como dinero en cosas que tal vez no necesitemos.

3. ¿No tenéis tiempo? ¡Opta por las tarteras!

Es cierto que no siempre solemos tener tiempo entre semana para cocinar como nos gustaría o, simplemente, no nos apetece. Por eso te aconsejamos que aproveches el fin de semana para ahorrarte después pasos en la cocina: puedes ir picando verduras, frutas o carne y guardar cada ingrediente en una tartera diferente. De esta manera tendremos ya la mitad del trabajo hecho y resultará más fácil ponerse manos a la obra. En Ikea podemos encontrar una gran variedad de tarteras herméticas que nos ayudarán a conservar los alimentos en perfecto estado a lo largo de toda la semana. ¡Aquí tienes algunas ideas!

4. Cocina con los peques

Involucra a los niños en la elaboración de los platos, ¡así aprenderán mientras se divierten! Amasar, limpiar, pelar, mezclar... La cocina puede ser un espacio para pasarlo en grande, pero también para comenzar a adquirir conocimientos nuevos. Mientras vamos preparando los platos podemos contar cuál es el origen de los ingredientes que estamos usando, preguntar a los peques de qué árboles provienen las frutas que vamos a tomar de postre o, si cocinamos algo de otra gastronomía, podemos curiosear sobre el país del que proviene ese plato y su cultura.

5. Poned la mesa entre todos

Otro punto importante en el que todos debéis involucraros es en poner y recoger la mesa. Inculcar a los niños que estas tareas forman parte de la obligación de todos les enseñará lo importante que es el reparto equitativo de las labores en casa. ¡Turnaos cada noche una persona! Si los niños son muy pequeños pueden comenzar por llevar las servilletas, el pan o sus vasos de plástico. ¡Poco a poco!

6. Antes de sentarse, ¡móviles fuera!

La cena no solo tiene como objetivo comer lo que hemos preparado, sino dsifrutar entre todos de un momento familiar. Para ello es necesario que antes de sentarnos apartemos los móviles de la mesa e incluso que apaguemos el televisor. ¿Para qué los necesitamos? Lo que importa es crear un espacio de comunicación para contar nuestras vivencias del día a día, preguntar a los niños por cómo les ha ido en el cole o recordar anécdotas divertidas. ¡Saboread el momento!

7. Disfrutad sin prisa de la sobremesa

¡Llega la hora del postre! Y con él la oportunidad de crear un ambiente divertido en la sobremesa. Una ronda de chistes, jugar a las palabras encadenadas, a las adivinanzas... Esto os ayudará a relajaros, a desconectar y a sentiros mucho más positivos. Te aseguramos que al final de la noche os iréis a la cama con una gran sonrisa.


¿Qué te parecen estos consejos? Seguro que han despertado en ti la ilusión por la cenología, como nosotras lo llamamos, un concepto que están fomentando empresas como Ikea, quien apuesta por recuperar estos momentos tan especiales en familia. Hoy en día las cenas entre semana están perdiendo su valor y cada vez más se convierten en un mero trámite que pasamos rápido porque estamos cansados o preferimos hacer otra cosa. ¡Nosotras te invitamos a que las recuperes! Al fin y al cabo se trata del momento donde día tras día vemos crecer a los niños, les escuchamos, les trasladamos nuestros valores y construimos los cimientos de lo que serán como personas en el futuro.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …