Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Día Internacional contra la Violencia de Género: el poder de una fuerza colectiva

Mujer hoy

Día Internacional contra la Violencia de Género: el poder de una fuerza colectiva

por María Viéitez Creado en 25 de noviembre de 2019
© GettyImages

La violencia machista no es una violencia aislada. Se manifiesta de muchas maneras, algunas de ellas, invisibles. Desde que empezaron a ser contabilizadas en España, 1.027 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. Hoy 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género.

El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género, una fecha que quiere visibilizar y perseguir todos los tipos de violencia contra las mujeres. No se trata únicamente de violencia física y psicológica. Adopta también forma de violencia sexual, violencia social y callejera, de mutilación genital, de manipulación y persecución por abortar, de trata, de abuso institucional, de ciberacoso y acoso, de desigualdad económica. Y no se trata de violencias aisladas, sino de un problema estructural y enraizado todavía no reconocido por algunos. La violencia contra las mujeres es solo una consecuencia de una sociedad machista.

Es un germen que ataca a veces de forma silenciosa y que cuestiona a la víctima que lo sufre otras tantas. Aplasta a las mujeres por el hecho de serlo y no siempre son asistidas como deberían. Como consecuencia, este año 51 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, 1.027 desde que empezasen a contabilizarse en 2003. Estos datos, sin embargo, son solo una pequeña muestra que no da fe de la realidad de las víctimas globales. Más allá hay mujeres agredidas sexualmente, mujeres que perdieron a sus hijos y mujeres a las que se destrozó la vida. Por eso, organizaciones internacionales expertas aseguran que es imposible saber cuál es el número exacto víctimas de este tipo de violencia.

La lucha por la visibilización

Visibilizar la violencia machista e informar sobre la gravedad y urgencia del problema es fundamental para acabar con él. Es una cuestión que debe abordarse desde la educación, la concienciación y la política. Y en este proceso deben intervenir los ciudadanos y las instituciones.

Todavía hay quienes creen que la violencia de género es un tema politizado y quienes no perciben la gravedad del asunto. Todavía no se reconoce universalemnte la gravedad del acoso callejero o los micromachismos de la vida cotidiana de los que todos hemos sido partícipes en alguna ocasión. Fue precisamente la intención de visibilizar y concienciar el motivo por el que la violencia doméstica o intrafamiliar pasó a ser denominada violencia de género: es necesario y urgente hacerlo para romper con la normalización del machismo. Y es que el primer término, violencia doméstica, deja de lado otros muchos tipos de abusos y no señala el origen del problema. Sitúa la violencia machista dentro de un marco genérico insuficiente para erradicarla.

Existen patrones y síntomas comunes en los casos de violencia machista. Existe un claro y reconocido ciclo de violencia y sabemos cómo funciona. Hoy sigue siendo fundamental la difusión de información y datos que nos hagan reflexionar y entender el alcance de la violencia de género.

La violencia sí tiene género

La violencia de género no es un tipo de violencia circunstancial. No se trata de abusos puntuales en los que hombre y mujer se sitúan en planos simétricos. Es un tipo de violencia estructural que responde a un patrón en el que el hombre se sitúa en una posición de dominio sobre la mujer y considera que tiene derecho a hacerlo. La violencia machista se utiliza para conseguir un fin: el poder y control absolutos y permanentes sobre la pareja. Pero la violencia de género sigue silenciándose, no solo por quienes la perpetran y no creen en ella, también desde grupos políticos que niegan su existencia y recurriendo a eufemismo. Dan un paso atrás para no ver lo que les incomoda: una sociedad donde la mujer toma conciencia de su poder y está decidida a acabar con la desigualdad en todas sus formas.

Ni un paso atrás

Miles de mujeres toman cada año las calles y unen sus fuerzas para alzar la voz por la eliminación de las violencias hacia las mujeres, para acabar con los abusos y para hacer frente a la manipulación, a las amenazas de los discursos machistas y a las instituciones que niegan una triste realidad. Apuntan al abandono de las víctimas, a la falta de medios y atención, al abandono y la falta de voluntad política. Buscamos busca la igualdad a pesar de que muchos quieran hacer creer lo contrario. Cada año, la fuerza colectiva de las mujeres da un paso más.

Video por Redacción enfemenino

Y además:
Ser madre y la osadía de quienes consideran que nunca es suficiente
La pulsera electrónica como solución a las muertes por violencia de género
Lucha feminista: las japonesas se enfrentan a las empresas que les prohíben llevar gafas
Machismo que arrasa: pintadas de "feminazis" y esvásticas en el Área de la Mujer de Fuenlabrada

por María Viéitez