Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Abusos y explotación sexual, el día a día de las mujeres sirias en Líbano

Mujer hoy

Abusos y explotación sexual, el día a día de las mujeres sirias en Líbano

por El equipo editorial Creado en 4 de febrero de 2016
© Giles Clarke/Getty/Amnistía Internacional

Un reciente informe publicado por Amnistía Internacional denuncia la situación precaria de abusos, acosos y explotación sexual que viven alrededor de medio millón de niñas y mujeres sirias en Líbano.

Según un informe publicado recientemente por Amnistía Internacional, las autoridades del Líbano, país con mayor número de refugiados per cápita del mundo, ha derivado a una serie de delitos que afectan directamente a la explotación de mujeres sirias por personas con cargos de poder, incluso llegándose a implicar la policía.

El documento lleva por nombre Quiero un lugar seguro: Mujeres refugiadas de Siria desarraigadas y desprotegidas en Líbano, recoge el testimonio de varias mujeres refugiadas que cuentan de primera mano la vida que les está tocando vivir. Insinuaciones inadecuadas así como ayuda económica a cambio de sexo son algunas de las situaciones que estas mujeres están viviendo en la actualidad.

El 70% de las familias sirias que viven refugiadas en el Líbano están muy por debajo del umbral de la pobreza y dos de cada tres son encabezadas por mujeres tras haber sufrido el homicidio o desaparición forzada de sus maridos. Este es el motivo por el que muchas de estas mujeres se ven obligadas a aceptar trabajos por sueldos mínimos y vivir en edificios ruinas o alojamientos precarios. Un ejemplo es el de Beirut, una refugiada de 52 años quien tiene miedo a que sus hijas trabajen y sufran acoso explicando (en el informe) la experiencia de una de sus hijas quien trabajando en un comercio sufrió, el gerente del mismo la acosaba y tocaba.

© AP Photo/Muhammed Muheisen/Amnistía internacional

"La mayoría de las personas refugiadas procedentes de Siria (...) sufren una discriminación generalizada y obstáculos importantes para obtener comida, vivienda o un empleo. Para las mujeres refugiadas que sobreviven en estas circunstancias, las dificultades suelen ser aún mayores, pues muchas de ellas, sobre todo las que ejercen de cabezas de familia, corren un riesgo mayor de acoso, explotación y abusos en el trabajo y en la calle", ha lamentado una investigadora sobre cuestiones de género de Amnistía Internacional, Kathryn Ramsay.

El problema de toda esta situación radica en la ausencia de ordenamiento jurídico que pueda salvar a estas familias de la desgracia. Y es que Líbano prohibió en 2015 al Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) el registro de personas refugiadas encareciendo además el precio de la renovación de residencias para éstos. Algo que provoca la pescadilla que se muerde la cola. Las mujeres sirias se ven incapacitadas de denunciar las situaciones precarias que sufren debido a que éstas viven con miedo de que sea descubierta la carencia de su permiso de residencia.

"Los países más ricos del mundo, desde la Unión Europea, incluido Reino Unido, hasta los países del Golfo y Estados Unidos, entre otros, tienen que hacer mucho más para aliviar esta crisis. Además de aumentar la ayuda humanitaria para quienes están en Siria y para la población refugiada en la región, deben ofrecerse a compartir la responsabilidad de la crisis reasentando a más personas refugiadas", explicaba Ramsay. Es por ello que la Comunidad Internacional, se reunirá hoy, 4 de febrero, en Londres, para cubrir las necesidades de financiación de la ONU para el periodo 2016-2017 y hacer uso de la conferencia de donantes de Siria. Algo que esperemos que al menos pueda mejorar la situación que viven casi medio millón de mujeres y niñas refugiadas, hoy en día, en países como Líbano.

La esperanza puede liberarnos de muchas de las situaciones que hoy en día vive el planeta. Os recordamos una serie de frases que nos pueden ayudar a construir un mundo mejor.

Descubre: 25 frases para un mundo mejor
Frases sobre la paz, la libertad y la tolerancia © iStock



Y además:
Niños refugiados durmiendo a la intemperie
Irán, el país en el que las niñas de nueve años pueden ser condenadas a muerte