Inicio / Novias / Moda / Las invitadas más elegantes: ¡inspírate para tu próxima boda!

Las invitadas más elegantes: ¡inspírate para tu próxima boda!

Las invitadas más elegantes: ¡inspírate para tu próxima boda!

¿Tienes una boda y estás buscando look? Sabemos que acertar con un estilismo de invitada no siempre es tarea fácil. A veces, tenemos el vestido perfecto pero no encontramos los complementos adecuados o nos hemos enamorado de un tocado pero no sabemos con que prendas sienta mejor.

Si quieres coger ideas para ser la más elegante de la boda, con permiso de la novia, no te puedes perder esta selección de las 50 invitadas que más nos gustan. Sencillos, sofisticados, con guantes, pamelas, invernales, de verano... Estamos seguras de que te van a enamorar.

Pero antes de que te inspires con las imágenes, vamos a darte varios consejos que pueden serte muy útiles para elegir tu outfit. Si los tienes en cuenta, estamos seguras de que triunfarás. ¡Apunta!

¿Qué tipo de boda es? 

El primer paso para acertar con tu look de invitada es tener claro qué tipo de boda es. Lo más normal es que los novios orienten sobre esto en las invitaciones de la boda, pero si no te ha quedado claro, lo mejor es que preguntes directamente. Esto es importante porque aunque es probable que se trate de una boda o ceremonia clásica, cada vez es más habitual que las temáticas de las bodas sean más originales para marcar la diferencia y, por lo tanto, la vestimenta tenga que adaptarse. 

No es lo mismo una boda elegante y más tradicional cuya celebración sea en un gran salón que una boda con ceremonia al aire libre. Si la boda se celebra en un espacio abierto, ya sea el campo o la playa, la vestimenta será diferente. Además, puede, incluso, que haya una temática concreta para la fiesta que implique que las prendas tengan unas características más específicas (vintage, tipo verbena, romántica, ibicenca, de aires industriales...),  aunque si es así, lo más normal es que los novios os avisen previamente. 

Es importante que tengas en cuenta esa información, ya que la decoración del lugar donde se celebre la fiesta, afectará directamente en lo armonioso o no que quede tu look con el ambiente. Si, por ejemplo, la decoración es vintage, lo ideal es que busques un estilismo con aires retro que se adapte, ya que si no lo haces, desentonará. Cuando tengas claro este punto, será el momento de empezar a buscar tu look. 

La búsqueda del look 

Ya sabes de qué tipo de boda se trata y cómo serán la ceremonia y la fiesta, así que seguramente tengas claro si tu estilismo tiene que ser muy elegante o algo más desenfadado. En caso de que lo novios no hayan impuesto ninguna temática o características específicas (color de las prendas, estilo...), tienes vía libre para elegir. 

Así que, ha llegado el momento de salir a comprar o bien de echar un vistazo a lo que hay en las tiendas online. Eso sí, si decides comprar tu look para la boda por internet, es importante que lo hagas con tiempo suficiente para probarte todo y devolverlo o cambiarlo en caso de que sea necesario sin que haya problemas con el envío. No obstante, aunque lo hagas en tienda física, también te recomendamos que intentes hacerlo con margen de tiempo para que no cunda el pánico si tardas más de lo esperado en encontrarlo. 

Lo mejor para acertar es tener en mente el estilo que buscas, pero sin cerrarte en banda, ya que es muy frecuente que no encontremos exactamente lo que buscamos. Pruébate cosas similares a eso en lo que has pensado, pero también dale una oportunidad a otras prendas, aunque inicialmente no sea lo que habías pensado, ¡puede que te sorprenda! 

Sabemos que a veces la suerte está de nuestra parte y en cuanto ponemos un pie en una tienda encontramos el vestido de nuestros sueños, pero no siempre es así. Por eso te recomendamos probarte varias prendas antes de decidir, ya que se trata de una ocasión especial. Mediante la comparación, tendrás mucho más claro que look te favorece más. 

¿Vestido o pantalón?

Es frecuente asociar automáticamente las bodas con vestidos, pero no tiene por qué ser así. El pantalón o el mono pueden ser opciones igual o más elegantes que el vestido o la falda, así que si te apetece pantalón, ¡no te prives! 

Recuerda que el hecho de sentirnos a gusto con lo que llevamos hace que nos quede mucho mejor, por lo que es preferible que no te fuerces a ponerte algo que no va contigo, por mucho que se trate de una boda. Es decir, la clave es elegir un diseño de tu estilo que sea adecuado para el tipo de boda y el nivel de elegancia que requiera. Si tienes esto en cuenta, ¡acertarás!

Si eliges vestido, ¿largo o corto? 

Para decidir esto, puedes guiarte por el protocolo. En el caso de las bodas de día, lo indicado son los diseños cortos y para las bodas de tarde o noche, vestidos largos. No obstante, no hace falta que lo sigas al pie de la letra. Si no te gustan los vestidos largos, aunque la ceremonia sea de tarde, si los novios no lo piden expresamente, puedes optar por un diseño más corto (midi, por ejemplo) sin ningún problema. Lo mismo ocurre en el caso de las faldas. 

Los colores del look de invitada

Los colores o tonalidades del estilismo son un aspecto que no se puede pasar por alto. Al tratarse de una boda, según el protocolo lo ideal es descartar dos colores: el blanco y el negro. El primero para no quitar protagonismo a la novia, que normalmente va de blanco, y el segundo por ser una ocasión feliz en la que es preferible apostar por tonalidades más alegres. No obstante, en los últimos años cada vez es más común que haya personas que se atrevan a romper estas normas y acudir a la boda con estos colores, incluso lo hemos visto en bodas reales, como la de Kate Middleton. Y si, por ejemplo, te encante el negro o los colores oscuros, puedes aportarle un poco de color con los accesorios. 

Dejando al margen estas tonalidades, hay una gran gama de colores entre los que podrás optar. Desde tonos pastel o más neutros, hasta los más brillantes. También te recomendamos que elijas en función de la época del año. Por ejemplo, si la boda es en primavera o verano, los colores más llamativos y florales te quedarán ideales. Y, por el contrario, si se trata de una boda invierno, puedes optar por tonalidades más frías que vayan mejor con el ambiente. 

Los accesorios: el toque clave del estilismo

Por último, aparte de la prenda o prendas principales del look (vestido, mono, traje, falda...), es importante prestar atención a los accesorios. De nuevo es clave que tengas en cuenta el tipo de boda antes de elegirlos, ya que en función de ello tendrán que ser más o menos elegantes.

Los zapatos, el bolso y otros accesorios como las joyas (pendientes, pulseras, anillos...) pueden cambiar por completo un look. De hecho, puedes conseguir que un vestido que ya hayas usado para otros eventos parezca totalmente diferente gracias a los accesorios. 

¿Nuestra recomendación? Si la prenda es neutra, elige accesorios más especiales que hagan que el estilismo sea más llamativo y si, por el contrario, la prenda ya destaca bastante, opta por complementos más sencillos. De esta forma crearás equilibrio y la elegancia estará asegurada. Tampoco pierdas de vista los colores y procura combinarlos de forma armoniosa. ¡El éxito se esconde en los detalles!

¿Los tacones son obligatorios? Lo cierto es que no. Hay muchísimos zapatos planos elegantes que pueden quedar ideales en tu look de invitada. Se trata de encontrar el diseño que mejor combine con las prendas del estilismo y, por supuesto, que te sientas cómoda. Si nunca llevas tacones y llevarlos va a ser sinónimo de no poder andar bien o sufrir, la elegancia brillará por su ausencia, por lo que no es nada recomendable. Lo mejor es que elijas los zapatos con los que te sientas más a gusto. Además, piensa que en la fiesta bailarás varias horas, así que si eliges llevar zapatos de tacón, procura que sean cómodos. 

También es importante que tengas en cuenta si la boda es de día o de noche a la hora de elegir las joyas. Ya que si se trata de una boda de día, lo ideal es que los accesorios y las joyas sean más sencillas (diseños minimal, en plata...). Si, por el contrario, es de noche, puedes apostar por alguna pieza más especial y brillante. 

Mención aparte merecen accesorios como los tocados o las pamelas. Sin duda, se tratan de complementos que no agradan a todo el mundo y que generan dudas en este tipo de eventos. ¿Cuándo es correcto llevarlos? Según el protocolo, las pamelas se llevan en las bodas de día y los tocados en las bodas de tarde o noche. No obstante, nuestra recomendación es que los lleves únicamente si te gustan y te sientes cómoda con ellas, es decir, no lo consideres un accesorio obligatorio en las bodas, a no ser que se exija en el dress code de los invitados.

Una vez que elijas los accesorios, es esencial que te pruebes todo para comprobar si el conjunto funciona. 

En conclusión: sé fiel a tu estilo

Como resumen a todo lo anterior, el consejo principal que debes tener en mente es intentar ser fiel a ti misma, a tus gustos y al tipo de ropa con el que te sientes bien. Aunque las bodas son eventos más especiales que suelen requerir un look más elegante, esto no significa que te tengas que disfrazar. De hecho, si lo haces, solo lograrás el efecto contrario al deseado. Es una celebración y si no te sientes cómoda, no podrás disfrutar de la fiesta. 

¿Has tomado nota? Ahora llega la mejor parte, pasar las páginas y empezar a crear el look de invitado perfecto. ¡No esperes más!


Puede interesarte:

Vestidos para invitadas a una boda

Guía de estilo para la invitada perfecta

Un zapato para cada invitada

¿Tienes una boda? Encuentra el bolso perfecto para tu look de invitada

 Los mejores looks de alquiler para invitadas