Inicio / Pareja / Relaciones

Pareja

El divorcio

por Redacción enfemenino Creado en 15 de septiembre de 2009
El divorcio

El hecho de esperar cada vez más de la pareja, el deseo de una mayor libertad social y la emancipación de las mujeres suelen ser las principales causas del aumento de divorcios. La ruptura oficial del matrimonio, el divorcio, no es lo mismo que una separación. Cada cuatro minutos se rompe un matrimonio en España; en las grandes ciudades, la frecuencia es mayor.

>Trámites que hay que seguir
Antes de divorciarse hay que acudir siempre a un abogado. Las personas sin recursos pueden recurrir al beneficio de la justicia gratuita. A través de los colegios de abogados, el Estado les asigna un abogado de oficio al que no le tendrán que pagar honorarios. No hay que subestimar la elección de dicho abogado pues es él quien va a representar a los implicados en la audiencia en la que se decidirá, por ejemplo, la custodia de los niños o la cantidad de la prensión compensatoria.

> Las decisiones del juez
-
La pensión compensatoria se establece para compensar el desequilibro económico que se sufre tras un divorcio. El juez tiene en cuenta la duración del matrimonio, el hecho de que uno de los cónyuges haya dejado de trabajar, así como el nivel de estudios y las oportunidades de trabajo de éste. Cualquier cónyuge, incluso los declarados culpables, puede recibir esta compensación.

- La pensión alimentaria se asigna al cónyuge que no obtiene la custodia de los hijos. Se trata de una contribución a los gastos en educación, alimentos, alojamiento, vestido y asistencia médica de los niños. La cantidad varía en función de los ingresos de la persona que debe pagar y de las necesidades del beneficiario. En el caso del divorcio por falta, estos criterios no varían. No se trata de compensar por el dolor o la pena sufridos, sino de contribuir en la educación de los hijos.
-
La custodia se anula en función, principalmente, de sus intereses. La opinión de los hijos de más de 13 años se tiene en cuenta a la hora del juicio. Los padres que no obtienen la custodia de los hijos se benefician del derecho de visitas y alojamiento. Aunque la tendencia general es que sea la madre quien reciba la custodia, los tiempos empiezan a cambiar. Los especialistas preconizan cada vez más la custodia compartida: una semana en casa de papá y otra en casa de mamá.

>Diferentes tipos de divorcio
-Existen varios tipos de divorcios. El más rápido es el de mutuo acuerdo. Si ambos cónyuges han llegado a unos pactos en cuanto a la repartición de bienes, la custodia de los hijos, la pensión alimentaria y la compensatoria, pueden solicitar un divorcio de mutuo acuerdo. Los cónyuges deben presentarse con un abogado, pueden elegir que les represente el mismo a ambos, y junto a la demanda deben presentar un convenio regulador.

-Si uno de los dos no está de acuerdo sobre el divorcio o sus consecuencias, tiene lugar un divorcio contencioso en el que uno de los cónyuges solicita una demanda de divorcio ante el tribunal sin el consentimiento del otro. Ambos son convocados por el juez para establecer las medidas provisionales que permitirán asignar la custodia mientras se desarrolla todo el procedimiento. En este encuentro con el juez, el cónyuge que no está de acuerdo con el divorcio podrá expresar sus opiniones. Se trata de la última oportunidad para optar por un divorcio de mutuo acuerdo.

-Los matrimonios que lleven sin convivir (sin compartir lecho conyugal) dos años de forma ininterrumpida podrán acceder al divorcio sin tener que pasar por el proceso de separación judicial. Se deberán aportar pruebas que demuestren este cese de la convivencia conyugal.

-El divorcio por falta es el procedimiento judicial más largo y complicado de todos. Si el juez se encuentra ante un caso de violencia conyugal, se ponen en marcha procedimientos de urgencia para proteger a la víctima. Para los cuales deberán aportarse pruebas tangibles como fotografías, testigos, certificados médicos, etc. Las faltas deben ser violaciones graves de las obligaciones del matrimonio. A veces, el carácter pasional de algunas rupturas es tan destacable que los cónyuges se ven obligados a reconocer ante la justicia que se han equivocado, aunque esto suponga compensación económica ninguna. Los divorcios por falta suelen ser violentos y muy difíciles, por eso es más que aconsejable estar seguro antes de iniciar los procedimientos.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte
Cómo vive un hombre el divorcio
por Redacción enfemenino