Inicio / Pareja / Relaciones / 'Mi pareja no le pone límites a su ex': ¿cómo actuar ante una crisis de pareja?

Pareja

'Mi pareja no le pone límites a su ex': ¿cómo actuar ante una crisis de pareja?

por María Viéitez Creado en 14 de enero de 2020
242 compartidos
'Mi pareja no le pone límites a su ex': ¿cómo actuar ante una crisis de pareja?© GettyImages

Determinadas circunstancias pueden provocar que las rupturas amorosas sean dolorosas e incluso traumáticas. Y si las cicatrices no se cierran y los involucrados no pasan página, estas relaciones previas pueden suponer un problema en las relaciones amorosas actuales o futuras. ¿De qué manera se puede abordar este problema sin estropear nuestra relación?

En ocasiones las relaciones amorosas no se cierran o rompen del todo, en la mayoría de los casos porque una de las partes no quiere que así sea. Si has sentido alguna vez que tu pareja no establece los límites que debiere en su relación con su ex, sabrás de lo que estamos hablando. Esa antigua relación se convierte en un lastre que puede dañar tu relación amorosa muy profundamente. Puede, incluso, que te sientes invadida, que no entiendas por qué tu pareja no se decide a poner los límites necesarios o, en los casos más extremos, que sientas cómo tu relación se tambalea sin que ninguno de los dos –o los tres– haga nada.

Video por Norma Varela

Sabemos que la intromisión de un exnovio o exnovia en nuestra relación es una situación difícil de manejar y puede sacar tu lado más inseguro. Por eso debes mantener la calma y dejar los celos a un lado: si existe una solución para vuestro caso y las dos partes quieren ponerla en marcha, conseguiréis solucionar el problema.

Lo fundamental para resolver cualquier crisis es que los dos involucrados mantengan la calma, se comuniquen, transmitan sus miedos y sensaciones y, juntos, lleguen a un acuerdo para buscar la mejor solución. Esto también significa que no debemos aplicar soluciones por nosotros mismos y sin contar con nuestra pareja –ya que se trata de un tema que compete a ambos. Tampoco debemos imponer restricciones y prohibiciones a nuestra pareja, ya que con ello solo conseguiríamos tapar el problema y, a veces, incluso agravarlo.

Habla con tu pareja y pregúntale todo lo que necesites

Dentro de una pareja cada una de las partes tiene antecedentes distintos, ha vivido experiencias distintas y, por supuesto, tiene preocupaciones diferentes. Por eso es posible que cada uno se moleste por unas cosas y, en este caso, aunque tú veas clarísimo que la expareja de tu compañero se ha convertido en un problema para vuestra relación, quizás la otra parte no se haya percatado de ello.

Lo que está claro es que tú no has vivido la relación que tu pareja y su ex han vivido y, aunque eres libre de opinar, no debes entrometerte en su relación. Por el contrario, es tu novio o novia quien debe decidir, junto contigo, qué demandas va a satisfacer y qué límites va a establecer.

En este sentido, conocer los antecedentes sentimentales de tu pareja es muy positivo, ya que te puede ayudar a entender su forma de actuar y pensar en muchas situaciones y, cómo no, te permite conocerlo mucho más. Por eso es fundamental que te intereses por su pasado y preguntes sobre todo aquello que quieras saber o sobre lo que tengas alguna duda. Así que, si tienes la sensación de que la expareja de tu novio o novia –o la relación que guardan– se ha convertido en un problema en tu relación, trata de hablar con tu pareja y averiguar, con tranquilidad, si sigue sintiendo algo por él o ella y si entiende por qué tú te sientes de esa manera.

En algunos casos es la mejor de las opciones

¿Se te ha ocurrido pensar que es la mejor de las situaciones? Aunque no es así en todos los casos, en ocasiones nuestras parejas mantienen la relación con su exnovio o exnovia para evitar el conflicto. Y aunque no es la situación idílica para ninguno de los dos, esta manera de actuar evita que tú tengas un conflicto abierto con él o ella, lo que sería aún más difícil de manejar. Si es así, la empatía, bondad y buena intención de tu pareja son virtudes que debes valorar.

Por otro lado, si tu pareja está todavía unida a su ex por un matrimonio, deberás ser paciente y entender que es un enlace difícil de romper, no solo en el plano sentimental, también en el legal. Y es que una ruptura matrimonial supone que una relación sentimental a todos los efectos se convierta en una relación de coparentalidad. Si, además, tu pareja tiene hijos en común con su pareja anterior, debes respetar el espacio de los niños, entender las demandas del otro involucrado y comprender que cada persona debe encontrar sus fronteras y respetar las del resto. Aun así, sé paciente y trata de asumir que cada uno tiene sus propios ritmos.

No busques conflicto

Sabemos que puede resultar complicado, pero si quieres resolver el problema lo mejor es que ambos habléis con tranquilidad. Trata de no alterarte, gritar o atacar a tu pareja cuando tratéis el tema. De ser así, podría interpretar que simplemente estás "celosa" y no alcanzar a entender lo que de verdad supone para ti este problema. Recuerda que no es malo que le transmitas tus dudas e inseguridades. Tu pareja debe estar ahí para lo bueno y lo malo y debe ayudarte a superar esos miedos poniendo de su parte cuando sea necesario.

Trata de ser empática

No te dejes llevar por el enfado y trata de ponerte en el lugar de ambos. Es comprensible que tu pareja, aunque haya pasado página, no quiera hacerle daño a su ex, menos aún si está en una situación delicada. Por otro lado, debes tratar de entender la situación en la que se encuentran su exnovio o exnovia. Es posible que los motivos por los que no haya superado esa relación anterior sean la magnitud de sus sentimientos o unas circunstancias emocionales difíciles. ¿Quién no ha vivido en alguna ocasión una ruptura dolorosa tras la cuál ha sido difícil romper el nexo con su expareja? Estos sentimientos son normales y, aunque hay que solucionar el conflicto, tenemos que tratar de entender por qué existen esos sentimientos.

Deberás también evitar caer en una guerra con la otra parte, por ejemplo, mandando indirectas en redes sociales o publicando fotos con la intención de mandarle un mensaje a él o ella. Dicho así, puede parecer fácil, pero cuando estamos enfadados y tenemos rabia, tendemos a hacer cosas de las que luego nos podemos arrepentir. Mantén esto en mente. Además, mantenerte impasible ante los ataques u ofensivas de otros nos ayuda a mantener la mente clara, de manera que actuamos en consecuencia.

¿Qué hacer si no encuentras una solución?

Si hablar con tu pareja y trata de llegar a un acuerdo no ha dado resultados, nunca deberás obligarla a que haga lo que no quiere hacer ni deberás "tomarte la justicia por tu mano". En esta situación, tu papel se limita a transmitirle a tu pareja tus preocupaciones y miedos y en poner de tu parte para encontrar una solución. Pero si después de hacer esto tu novio o novia no responde como a ti te gustaría o como crees que es justo y, además, él o ella no entiende por qué te sientes de esta manera, deberéis plantearos si todavía queréis seguir juntos.

Descubre: ¡Aquí 3 no son multitud! Famosos que tienen (muchos) ex en común
Mario Casas y María Valverde © Getty

Te puede interesar...
Cuidar tu salud mental, un propósito que no deberías olvidar este año
Cómo puede afectar una mala dieta a la fertilidad
¿Eres activa sexualmente? Cómo actuar ante la falta de deseo sexual
10 preguntas sobre salud sexual que deberías saber responder​​​​​​​

242 compartidos