Inicio / Pareja / Sexualidad

Pareja

La impotencia masculina

por El equipo editorial Creado en 2 de septiembre de 2008
La impotencia masculina

Imposibilidad de penetrar a su pareja u otro órgano con el pene, la impotencia masculina también se caracteriza a veces por problemas de la eyaculación. ¿Por qué y cómo sobreviene?

Imposibilidad de penetrar a su pareja u otro órgano con el pene, la impotencia masculina también se caracteriza a veces por problemas de la eyaculación. ¿Por qué y cómo sobreviene? Explicaciones a continuación.

¿Qué es la impotencia?
La impotencia masculina se define por la imposibilidad de obtener una erección suficientemente rígida para permitir la penetración sin la ayuda manual de la compañera. También se traduce por la imposibilidad de mantener una erección rígida y estable en el momento de los cambios de posturas o durante la penetración. Se habla de varios grados de impotencia: de la ausencia total de erección a la erección caprichosa, inestable.

Las causas de la impotencia
> Causas orgánicas:
- Puede ser debida a enfermedades subyacentes como la diabetes, un índice de colesterol demasiado elevado, hipertensión o una depresión.

- Los modos de vida llamados “de riesgo": nicotinismo, alcoholismo, consumo de cannabis...

- Ciertos medicamentos: pensar en leer bien el prospecto.

- El envejecimiento de los órganos, la edad simplemente.
> Causas psicológicas:
Se habla del estrés, la contrariedad (tras una discusión con la pareja) o la falta de confianza en uno mismo. Las personas que sufren impotencia por razones psicológicas suelen tener erecciones nocturnas normales.

Los casos más frecuentes
La impotencia suele estar provocada por:
- El miedo de no estar a la altura con una nueva compañera: también puede pasar si el hombre la valora mucho.

- La falta de deseo.

- El estrés, el cansancio, las preocupaciones profesionales también influyen.
- Si el problema ya sobrevino anteriormente, el miedo de un nuevo fracaso. Esta angustia provoca la secreción de adrenalina, sustancia inhibitoria de la erección. Además, en este caso, el hombre corre peligro de concentrarse en su propio sexo, lo que disminuye la receptividad de su cerebro frente al mensaje erótico que proviene de su compañera.

A saber: el mecanismo de la erección es involuntario, lo que significa que, para tener una buena erección, no sirve de nada pensar en ello. Basta con dejarse llevar.

¿Cómo se puede solucionar?

> Si la causa es orgánica: existen diferentes soluciones, y la más conocida es la pastilla azul llamada Viagra, que se prescribe para las disfunciones provocadas por la edad. También se pueden poner prótesis rígidas con o sin bomba, o incluso poner inyecciones locales. El médico puede prescribir otros medicamentos si se sufre una enfermedad que causa impotencia. No dudes en hablar con tu médico.
> Si la causa es psicológica: afecta a un 80% de los hombres. Para solucionarlo, se aconseja, en primer lugar, hablar con la pareja. A continuación, algunos médicos preconizan consultar a un sexólogo para ir paso a paso hasta llegar a una satisfacción sexual completa.

Y, ¿qué pasa con el orgasmo?
Los hombres que sufren impotencia también pueden tener orgasmos. Que el pene esté blando no implica ausencia de placer y eyaculación. La única persona que puede sentirse insatisfecha es la mujer. Por eso, lo primero que hay que hacer es hablar del tema.

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …