Inicio / Maternidad / Shopping

Maternidad

Todo lo que debes saber antes de comprar los primeros zapatos de tu bebé

por Blanca Nieto Creado en 15 de abril de 2020
Todo lo que debes saber antes de comprar los primeros zapatos de tu bebé© Getty

Encontrar los zapatos perfectos para tu bebé no es fácil, especialmente si son los primeros. Te damos 7 claves que debes conocer antes de hacerte con ellos.

La elección de los zapatos de tu bebé no debe tomarse a la ligera, sobre todo, si son los que utilizará en sus primeros meses de vida. Unos zapatos de buena calidad y, sobre todo, unos adecuados a la edad del bebé ayudarán al pequeño a correr, fomentarán una buena postura y serán de ayuda para que los huesos y músculos se desarrollen de la mejor manera posible. ¿Qué factores debemos considerar antes de comprar los primeros zapatos de nuestro bebé? Te damos 7 datos que seguro te serán de ayuda a la hora de hacer la mejor elección.

Video por Carla Dominguez

1. Suavidad y flexibilidad, dos de las características principales de los zapatos para bebé

Entre las edades que van de los 10 a los 24 meses, nuestros pequeños aprenden a dar sus primeros pasos. Los pies de los niños siguen siendo muy delicados en este momento, ya que su piel es fina y sensible. Por esta razón, es importante que los primeros zapatos del bebé sean suaves y respetuosos con la piel. Para no influir negativamente en la postura natural, es también crucial que los zapatos de los peques tengan una suela fina y muy flexible. Además, la parte delantera debe ser amplia para que los peques puedan mover los dedos del pie libremente.

Estos pasos son perfectos para los primeros pasos de tu bebé, están disponibles en Amazon.

2. El zapato debe tener la forma correcta

Para los niños entre 12 y 24 meses, los expertos recomiendan zapatos que lleguen hasta el tobillo. Este corte evita que los piececitos de los peques se salgan de los zapatos y asegura una posición estable. Cuando hablamos de manterial, la regla es: mejor natural que sintético. La piel o el cuero fino es muy adecuado porque es muy agradable para la piel, además de ser traspirable y tener una gran capacidad de adaptación a la forma de los pies. Otro factor importante a la hora de elegir los primeros zapatos del bebé es que sean ajustables, las zapatillas con velcro o cordones son una buena opción.

Consejo para edades más avanzadas: si tu peque tiene a partir de dos años, debes elegir zapatos infantiles transpirables con una suela un poco más robusta, pero que mantenga la flexibilidad. A esta edad los niños empiezan a correr y necesitan una mayor resistencia en sus zapatos.

3. Elegir la talla justa es esencial

Elegir el tamaño de zapatos adecuados es esencial para nuestro pequeño. Unos zapatos que aprieten o queden demasiado justos pueden tener un efecto negativo en el desarrollo de los pies del bebé. Por lo tanto, asegúrate siempre de que los zapatos se ajustan a la perfección. Un truco para hacerlo es sostener la suela del zapato contra la planta del pie del pequeño. Cuando el talón del pequeño esté al borde del zapato y el pie esté extendido, debe haber un centímetro de espacio en la parte delantera entre el dedo del pie y la punta del zapato.

4. Compra los zapatos adecuados según la temporada

La época del año también es decisiva a la hora de elegir los zapatos infantiles perfectos. En invierno debemos optar por zapatos impermeables, pero transpirables, de esta forma, tu hijo podrá andar con tranquilidad incluso con mal tiempo. Durante épocas de entretiempo, los zapatos de cuero con suela flexible son una buena opción. En verano, las sandalias son la elección perfecta.

Importante: asegúrate de que las santalias estén cerradas en el talón, esto garantiza la estabilidad de tu peque mientras camina.

5. Recuerda que los pies de los peques sudan mucho

Muchas veces nos olvidamos de que los pies de los bebés sudan mucho, incluso más que los de los adultos. Los materiales transpirables son, por lo tanto, una necesidad absoluta para los zapatos infantiles. Asegúrate de que los zapatos se sequen perfectamente antes de ponérselos al peque de nuevo. De lo contrario, existe el riesgo de que se produzcan rozaduras, ten siempre un segundo par de zapatos listos para cada temporada. No coloques los zapatos húmedos al sol directo o sobre el radiador para secarlos, el calor puede deformar su forma y afectar a los materiales.

6. Asegúrate de que los zapatos tengan plantillas extraíbles

El exceso de sudor que provocan los pies de los bebés puede crear un caldo de cultivo perfecto para gérmenes y bacterias. Para contrarrestar esto, es importante lavar las plantillas de los zapatos regularmente, así que, cuando vayas a comprar un determinado modelo, asegúrate de que las plantillas son extraíbles, preferiblemente de piel.

Las plantillas ortopédicas no son necesarias para los primeros zapatos del bebé. hasta que los niños tienen unos 3 años tienen los pies planos. Solo a partir de esa edad el arco del pie se desarrolla adecuadamente.

7. Deja que tu peque camine descalzo el mayor tiempo posible

Además de tener en cuenta todas estas consideraciones a la hora de elegir unos zapatos para tu bebé, debes saber que permitirle andar descalzo es muy beneficioso para el correcto desarrollo de sus pies, músculos y huesos. Permítele andar descalzo en casa y ponle los zapatos solo cuando sea necesario.

Y además...

Consejos útiles y recetas sencillas para preparar la comida del bebé en casa
Los 5 mejores ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico durante y después del embarazo
Los primeros dientes del bebé: síntomas, trastornos y todo lo que debes que saber
¿Qué silla de coche para bebé elegir?
Los cuidados del bebé de los 6 a los 9 meses