Inicio / Belleza / Shopping / Consejos útiles y recetas sencillas para preparar la comida del bebé en casa

Belleza

Consejos útiles y recetas sencillas para preparar la comida del bebé en casa

por Blanca Nieto Creado en 7 de abril de 2020
© iStock

Alrededor de los 5 meses, los bebés empiezan a tomar sus primeras papillas, siendo este un momento clave en su desarrollo. Preparar los platos de forma natural en casa es la forma más aconsejable de hacer esta transición, para ello, te damos los mejores consejos y recetas nutritivas para hacerlo de sobresaliente.

Entre el quinto y séptimo mes, el bebé empieza a tomar sus primeras papillas, ya que la lactancia deja de cubrir sus necesidades nutricionales básicas. Este cambio de alimentación es progresivo y, poco a poco, irás introduciendo nuevos aliementos en la dieta de tu bebé, siguiendo siempre las recomendaciones de tu pediatra, normalmente, las papillas contienen verduras, frutas y cereales. Para ir introduciéndolas debes establecer horarios para que tu bebé se acostumbre y pueda crear rutinas. La paciencia es clave para hacer esta transición que puede costarles más a unos bebés que a otro. Si estás empezando a darle a tu bebé papillas, te damos varios consejos que pueden ayudarte en este periodo y algunas recetas ricas, sencillas y nutritivas para tu pequeño.

Video por Carla Dominguez

Papillas caseras: ¿conviene optar por ingredientes de calidad bio?

¿Deberías comprar fruta y verdura bio y orgánica para la comida del bebé o no es necesario? Esta es una de las preguntas que solemos hacernos cuando empezamos a introducir papillas en la alimentación de nuestro bebé. Los alimentos bio no han sido tratados con pesticidas, por ello, son una buena opción para empezar a alimentar a tu bebé. La carne bio también es una opción más segura para los primeros meses de tu bebé. En cualquier caso, los vegetales, frutas y productos animales normales que encontramos en el súper también cumplen con todas las garantías de seguridad que nuestro bebé necesita, por lo que podemos utilizarlos para estas recetas.

Si vas a hacer tus propias papillas en casa, elige siempre productos lo más frescos posible. Pasa las frutas y verduras tan pronto como sea posible tras comprarlas y asegúrate de que estén en buen estado.

Si quieres más información sobre cómo alimentar a los bebés de forma saludable desde sus primeros meses de vida, te recomendamos la lectura del libro "¿Qué le doy de comer?: Una guía para que los más pequeños coman de forma saludable" de Aitor Sánchez García y Lucía Martínez.

¿Cómo hacer que el bebé se acostumbre a las papillas?

Cuando un bebé prueba por primera vez la papilla lo normal es que muestre algún tipo de rechazo, debido a que no está habituado ni a la textura ni al sabor de ese alimento, debes ser paciente y estar preparada para cualquier tipo de reacción. Empieza dándole unas pocas cucharadas después de darle la leche, con 2 o 3 será suficiente para que entre en contacto por primera vez con el alimento. No mezcles demasiados ingredientes en las primeras papillas, con 2 frutas o verduras o cereales será suficiente, por ejemplo patata y zanahoria o patata y judías verdes. No añadas sal, especias u otros condimentos. Recuerda que tu pedriatra te dará las recomendaciones que debes seguir de forma más específica para hacer las primeras papillas. Ten paciencia si tu pequeño muestra rechazo por las papillas los primeros días, no le fuerces y ve poco a poco hasta que vaya acostumbrándose a las texturas y sabores.

Haz tus propias papillas: recetas sencillas para unas comidas nutritivas

Ingredientes para una porción:

  • 100 g de verduras (zanahoria, calabaza, judías verdes o calabacín).
  • 50-60 g de patatas.
  • 20-30 g de carne magra.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extr.
  • 3-4 cucharadas de zumo de naranja.

Preparación:
Pela las patatas y córtalas en pequeños trozos. Pela las verduras si es necesario y córtalas en pequeños trozos. Cortar la carne en pequeños trozos también.

Calienta un poco de agua en un cazo, añade las patatas, las verduras y la carne y cocina hasta que esté muy blanditas, aproximadamente durante 10 minutos. Deja que se enfríe un poco y luego añade el zumo de naranja. Tritura todos los ingredientes hasta que se queden con una textura fina y añade el aceite.

Consejo: puedes cocinar más pure y congelarlo en porciones, así solo tendrás que descongelarlos y calentarlos en las próximas veces. Usa 1kg de verduras, 500g de patatas, 300g de carne y 250 ml de agua. Después, añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra y 3-4 cucharas de zumo de naranja natural. De esta forma evitarás tener que cocinar durante varios días y tu bebé tendrá su puré casero en pocos minutos.

Puede serte útil: Juego de recipientes para comida de bebé de Philips Avent (20 recipientes + 1 cuchara + libro recetas).

Algunos consejos que pueden serte de ayuda

El sistema digestivo de tu bebé es aún muy sensible, por lo tanto, sus alimentos no deben ser almacenados durante mucho tiempo o recalentados varias veces. Dale la papilla inmediatamente después de calentarla. Si sobra, te recomendamos tirarlas para una completa seguridad. Después de cocinar la papilla, evita dejarla en la nevera durante más de un día (a no ser que la congeles).

No condimentes los purés del bebe con especias o sal, sus papilas gustativas aún están inmaduras y no necesitan tanto sabor como necesitamos los adultos. Utiliza verduras que sean bien toleradas por el sistema digestivo del bebé, por ejemplo zanahorias, calabaza, calabacín o judías verdes. Si tu bebé ya tiene 1 año puedes empezar a incorporar otros vegetales como coliflor o el brócoli.

Carne: ¿sí o no? La respuesta es sí. El bebé necesita el hierro de la carne para su correcto desarrollo, para mejorar la absorción de este mineral puedes añadir unas cucharas de zumo de naranja natural. La vitamina C favorecerá la absorción del hierro y el correcto desarrollo de tu peque.

Recetas de purés para la merienda y la cena

Las papillas de cereales para la merienda y la leche de por la noche también pueden hacerse en casa, ficha estas recetas.

Papilla de cereales y fruta (para la merienda):

  • 90 ml de agua mineral.
  • 20g de copos de cereales integrales (granos de arroz integral, avena, cebada, maíz).
  • 100g de fruta (manzana, pera).
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.

Tritura los cereales mientras hierve el agua, después añádelos al agua hirviendo y remueve durante varios minutos. Lava, pela y ralla en trozos muy finitos la fruta y añádela al agua. Remueve durante varios minutos hasta que los alimentos estén blandos (5-6 minutos), después tritura o machaca con un tenedor hasta conseguir la textura adecuada. Añade la cucharada de aceite de oliva y remueve.

Papilla de leche y cereales casera:

  • 200 ml de leche entera.
  • 30 g de copos de cereales integrales.
  • 20 g de puré de frutas (manzana, pera).

Hierve la leche junto a los copos de cereales y remueve a fuego lento durante 3-5 minutos hasta que consigas la textura adecuada. Añade el puré de frutas y deja enfriar hasta que esté templado.

Descubre: Recetas familiares para hacer en casa
Pastel gratinado de carne y patata © violeta pasat
por Blanca Nieto