Inicio / Belleza / Shopping

Belleza

Piel sana con caléndula: los increíbles beneficios de esta planta

por María Viéitez Creado en 8 de agosto de 2019
Piel sana con caléndula: los increíbles beneficios de esta planta© GettyImages

Ya los egipcios, hace más de 3.000 años, utilizaban esta planta para tratar dolencias tópicas, ascendiéndola a la categoría de 'planta milagrosa'. Después, los romanos y los griegos utilizaron su flor de color amarillo anaranjado, frotándola contra la piel, para aliviar inflamaciones, irritación y el picor de las picaduras de insectos.

Su nombre proviene del latín, calendae, que significa 'primer día del mes'. Originaria del Mediterráneao, la caléndula es uno de los mejores humectantes naturales. Además, gracias a que estimula la producción de colágeno, ayuda a regenerar la piel, prevenir las arrugas y el deterioro y mantener su aspecto joven. Por otro lado, contiene flavonoides, por lo que es un poderoso antioxidante.

Pero, sin duda, el uso por el que esta planta es más conocida es su efecto cicatrizante. Sus propiedades ayudan a sanar más rápidamente las heridas, quemaduras y úlceras (como por ejemplo, venas varicosas o varices), ya que estimulan la microcirculación incrementando la cantidad de sangre que fluye hacia la zona lesionada. En este proceso consigue reparar los tejidos cutáneos dañados. Por eso, la caléndula es también aplicable en rozaduras, pies y manos agrietados y labios secos. Y, además de todo esto, ayuda a reducir el dolor y los procesos inflamatorios.

Por su contenido en keratina y fitoesteroles,
tiene pripieddes calmantes, emolientes y suavizantes. Por eso, es un remedio perfecto para aliviar las rozaduras del pañal de los bebés. Por último, la caléndula es muy recomendada para tratar las pieles sensibles, alérgicas o con acné, ya que al tener propiedades antisépticas, elimina las bacterias de los granitos y reduce la irritación y la inflamación.

En este artículo te traemos una selección de productos elaborados a base de caléndula que puedes utilizar para cuidar tu piel de forma natural.

Aceite macerado de caléndula

Este aceite se ha obtenido por el macerado de flores de clánedula, un 25% del contenido, en aceite de girasol, que conforma el 75% restante. Se trata de un aceite 100% orgánico sin perfumes, colorante y conservantes. Por las vitaminas A, D y E y los minerales y el betacaroteno del aceite de girasol y las propiedades ya mencionadas de la calñendula, esta loción nutre, sana e hidrata las pieles sensibles o dañadas.

Crema de pañal de caléndula

Esta crema elaborada a base de extracto de caléndula, calma y regenera la piel irritada o dañada en la zona del pañal de bebés y niños. Al ser de origen natural, es respetuosa con las pieles más sensibles. Además, está enriquecida con óxido de zinc y cera de abeja orgánica, dos agentes aislantes y absorbetes que crean una capa protectora que mantiene el culito del bebé seco y libre de humedad.

Crema de día y noche de caléndula

Si hay algo imorescindible en el cuidado del rostro, es la crema hidratante de día. Y, ahora que sabes lo beneficiosa que es la caléndula para la piel, ¿qué mejor que una elaborada con esta planta? Esta crema cuida y protege la piel creando una barrera invisible que la protege de agresiones externas. Mantiene la piel limpia gracias a las propieddes antibacterianas de la planta y, al estar enriquecida con soja y aceite de macadamia, hidrata tu piel de forma intensa y la mantiene suave y lisa.

Crema hidratante de caléndula y aloe vera

¿Quién no es fan incondicional del aloe vera? Las propiedades de esta planta sumadas a las de la caléndula hacen de esta crema un elixir que puedes convertir en tu crema hidratante diaria, ¡tu piel te lo va a agradecer! Elaborada solo con ingredientes naturales, sin perfues ni parabemos y sin ser testada en animales, esta crema hidrata, protege y regenera tu piel, previniendo las arrugas y manteniéndola joven durante más tiempo. Para un efecto completo, debes aplicarla sobre tu rostro, tu cuello y tu escote masajeando hasta que penetre por completo en tu piel. Esta crema es especialmente beneficiosa para pieles sensibles y fácilmente irritables, ya que crea una barrera protectora para prevenir los daños de agentes externos.

Jabón de caléndula

Puede pasarte con más o menos frecuencia, pero seguramente alguna vez hayas sufrido por tener eczemas en las manos, la piel seca e irritable o incluso por tener psoriasis o la piel atópica. En estos casos, lo más recomendable es el cuidado diario. El jabón de manos de caléndula cuida de tu piel, protegiéndola, suavizándola y sanando los daños, al mismo tiempo que estimula la regeneración. Es muy respetuoso con las pieles delicadas y muy recomendable apra el lavado de los niños, ya que cuida de ella respetando los procesos naturales.

Y si eres de las que se lava muchas veces al día las manos, este jabón es para ti. El lavado frecuente de manos con jabones sintéticos termina alterando el pH de la piel, lo que se traduce en sequedad e irritación. Si es tu caso, este jabón natural puede ser tu solución

Video por Carla Dominguez
María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …