Inicio / Belleza / Shopping / Granitos debajo de la piel: ¿por qué ocurre y cómo tratarlos?

Belleza

Granitos debajo de la piel: ¿por qué ocurre y cómo tratarlos?

por María Viéitez Creado en 2 de abril de 2020
Granitos debajo de la piel: ¿por qué ocurre y cómo tratarlos?© GettyImages

Los granitos que salen debajo de la piel pueden ser muy incómodos, antiestéticos e incluso dolorosos. Pero, ¿por qué se producen? Te contamos todo lo que necesitas saber para deshacerte de ellos.

En la barbilla, las mejillas, la nariz o la frente. Antes de verlos, primeros podemos sentirlos. Notamos un pequeño bulto debajo de la piel que crece y puede ser muy doloroso. Parece imposible hacer nada para que desaparezca y un día, de repente, ya no está. ¿Por qué nos salen granitos bajo la piel? ¿Existe una única causa que los provoque? ¿Cómo podemos deshacernos de ellos? Si intentar quitártelo es el método que has estado utilizando hasta ahora, lamentamos decirte que no es la manera adecuada. Te contamos todo lo que debes saber sobre los granitos ciegos.

Video por Norma Varela

¿Cuál es la causa de los granos internos?

Los granos internos tienen el mismo origen que el resto de granitos: una obstrucción de los poros que provoca una sobreproducción de sebo. Como consecuencia, las bacterias se multiplican bajo la dermis, lo que da lugar a la inflamación que se manifiesta a través de un granito rojo en la superficie de la piel.

Pero cuando se trata de un granito interno, los poros que se bloquean son aquellos que se encuentran a un nivel más profundo de la dermis. Así, el granito no se manifiesta en la superficie, sino que da lugar a una infamación interna que, pasados unos días, puede migrar a la superficie.

Deshazte de los granitos internos: estos son los mejores remedios caseros

Lo sabemos. Los granitos internos son muy molestos, quizás no tanto por su apariencia, sino por el dolor que pueden provocarnos. Sin embargo, por mucho que intentemos quitárnoslos, no conseguimos deshacernos de ellos, sino que empeoramos la situación. Y es que cada vez que presionas sobre ellos, las bacterias se propagan y la inflamación empeora. En su lugar, hay otros remedios naturales que te pueden a tratar estos molestos granitos y prevenirlos. ¡Toma nota!

1. Limpie su cara regularmente
Para evitar que estos granitos internos empeoren, es fundamental que te limpies el rostro cada mañana y cada noche. Lo idea es que optes por un gel o jabón pH neutro y, si es posible, elaborado a base de ingredientes naturales. Estos productos son muy respetuosos con todo tipo de pieles. De esta manera, evitaras posibles obstrucciones de los poros y tu piel se verá radiante.

Nuestra recomendación: Gel limpiador en formato mousse de La Roche-Posay, por 12,70€ en Amazon.

2. Desobstruye los poros con vapor
Si el granito se resiste en salir a la superficie, puedes ayudarlo con algo de calor y humedad. Pon en remojo una toalla recién lavada en agua tibia y colócala en la zona afectada durante unos minutos. Puedes repetir esto varias veces al día.

3. Infusión de manzanilla para combatir los granos internos
Un baño de vapor con manzanilla es una solución todavía más eficaz que la anterior. Prepara un puñado de flores de manzanilla –disponibles en tiendas de alimentación, herbolarios y farmacias– en una gran olla con unos 2 L de agua hirviendo. Cuando empiece a generar vapor, coloca la cara sobre ella y cúbrela con una toalla para que ese vapor se concentre en tu rostro. Eso sí, no te acerques demasiado al agua para no quemarte. El vapor caliente y los aceites esenciales de la manzanilla dilatarán tus poros y combatirán la hinchazón gracias a su efecto antiinflamatorio.

4. Tratar los granos bajo la piel con aceite de árbol de té.
El aceite del árbol del té es uno de los remedios caseros más efectivos contra todo tipo de granitos. Los ingredientes que contiene tienen propiedades antimicrobianas, es decir, reducen la proliferación de bacterias. Sin embargo, debes usarlo con moderación, ya que, de utilizarse en exceso, puede provocar irritaciones: dos gotas en un bastoncillo de algodón son suficientes. Aplícalo sobre la zona afectada cada mañana y noche después de lavarte la cara.

Un consejo: algunas personas son alérgicas al aceite del árbol del té. Antes de usarlo, asegúrate de que tu piel lo tolera y no provoca ninguna reacción.

Nuestro favorito: Compra aquí el aceite esencial de árbol del té más vendido en Amazon por 16,99€.

¿Existen cremas contra los granitos internos?

Existen cremas en el mercado que pueden ser de utilidad para tratar los granitos internos. Gracias a su composición, consiguen desobstruir el poro y que el pus salga a la superficie. Es importante que sepas, sin embargo, que estas pomadas solo deben emplearse en este tipo de granos, ya que puede contener sustancias que irriten la piel sana. Por eso, lo más aconsejable es que, si utilizas una pomada de este tipo, apliques una cantidad muy pequeña con bastoncillo de algodón solo en la zona afectada.

Y no te asustes. Este tipo de pomadas pueden provocar que se forme un granito grande y rojo en la superficie de la piel. Puedes pensar que ha empeorado, pero no es así. Para que desaparezca, primero tiene que dar la cara. ¡Ese es el objetivo! Recuerda, además, que no debes apretarlo.

Nuestra recomendación: ITCHIE Sérum para la piel con acné, por 18,95€ en Amazon.

¿Por qué es peligroso apretar estos granitos?

Si te decimos que no es en absoluto recomendable que aprietes este tipo de granitos, no es solo porque provoque dolor o porque su apariencia pueda empeorar. Cuando los presionas, las bacterias se expanden bajo la piel, lo que puede provocar una infección que, a su vez, pase a la sangre.

Debes tener especial cuidado con los granitos que aparecen en la zona T (nariz y frente), así como por encima del labio superior. Esta zona está repleta de nervios faciales que pueden verse afectados si manipulamos un granito.

Prevención: descubre cómo evitar los granitos internos

La mejor estrategia para evitar estos desagradables granitos es, en primer lugar, mantener las manos alejadas e la cara. Aunque no nos demos cuenta, tocamos nuestro rostro una media de entre 300 y 400 veces al día, y no siempre tenemos las manos tan limpias como deberíamos. Además, aunque nos las lavemos, nunca están al 100% libres de bacterias.

Otra de las técnicas que debes poner en marcha para prevenir y combatir los granitos internos es el peeling. La limpieza y exfoliación regular de la piel es muy útil para eliminar células muertas y limpiar los poros. De esta manera, se mantienen cerrados, por lo que tienen menos posibilidades de acumular suciedad y obstruirse.

¿Qué ocurre con los granitos internos en las axilas?

Hasta ahora, sólo hemos hablado de granitos internos en el rostro. Sin embargo, pueden aparecer en otras partes del cuerpo, y una de las zonas más comunes son las axilas. Sin embargo, a diferencia de los que aparecen en la cara, la causa de estos no suele ser la obstrucción de los poros, sino un pelito enquistado o una glándula sudorípara inflamadas.

Para que la inflamación desaparezca rápidamente, lo primero que debes hacer es no depilarte durante unos días. Además, es aconsejable que evites los desodorantes de aerosol, ya que pueden irritar la piel en algunos casos. En su lugar, es preferible que utilices desodorantes suaves para pieles sensibles –puedes encontrarlos en cualquier supermercado o farmacia. Te sugerimos que escojas uno que contenga caléndula, una planta con increíbles propiedades antiinflamatorias.

Nuestra recomendacion: Desodorante Ylang-Ylang enriquecido con extracto de caléndula, por 15,99€ en Amazon.

Descubre: Tendencias 2020: los cortes y peinados de moda para esta temporada
Tendencia en peinados 2020: corte Bob © Getty Images