Inicio / Moda / Tendencias

Moda

11 tipos de vello facial que ningún hombre debería llevar

por Patricia Álvarez Creado en 27 de agosto de 2015
11 tipos de vello facial que ningún hombre debería llevar

Las barbas están más de moda que nunca, ¡y nos encantan! Pero eso no significa que tengamos que pasar por el aro y aceptar cualquier tipo y forma de vello facial masculino. Perillas ridículas, barbas de chivo y demás mutaciones de la barba tradicional, hemos venido a eliminaros de la faz de la Tierra, ¡y lo vamos a conseguir!

Video por Carla Dominguez

La barba "línea del mentón" o "chinstrap"

Perfecta para hombres que quieran parecer malotes, pero que en el fondo son bastante pringados. ¡Un minipunto para aquellos que, además, la acompañen de cortes y heridas hechos al afeitarse!

Chinstrap © distractify.com

El bigote hipster

Sabemos que lleva mucho tiempo y dedicación mantener estos bigotes que desafían las leyes de la gravedad, pero, ni sois el señor del logo de Pringles, ni estamos en el siglo XIX, así que por favor, dejad de salir a la calle de esta guisa.

Bigote Hipster © ryot.com

La mosca

La mosca es el equivalente en perilla al bigote estilo Chaplin. Nadie con este tipo de vello facial podrá ser nunca tomado en serio, incluso aunque vaya vestido de esmoquin. Antes de intentar en casa, echad un vistazo a esta galería, descartaréis la idea de inmediato.

La mosca © grooming.wahl.com

La barba Abraham Lincoln

Llevar una barba poblada está bien, sobre todo si la vas recortando periódicamente, pero, ¿qué sentido tiene afeitarse el bigote? Además, estamos convencidas de que la longitud de este tipo de barbas es directamente proporcional al tiempo que vas a pasar sin comerte un rosco...

Barba Abraham Lincoln © Pinterest

La barba de cuello

Pocas veces hemos visto algo tan desagradable. Vale que haya hombres que tienen cara de niño y quieran parecer más masculinos, o algunos que tengan papada y quieran disimularla, pero esta no es la manera.

Barba de cuello © distractify.com

La perilla de chivo

Una de las favoritas de los rockeros de palo trasnochados, cineastas venidos a menos, y las personas a las que no les crece el bigote. Este look tan desafortunado centra la atención en la barbilla (y en el hecho de que no te hace parecer muy listo).

Perilla de chivo © grooming.wahl.com

La barba de chivo

Es la evolución de la anterior, es decir, cuando la perilla de chivo la dejas crecer a sus anchas se convierte en esto. A menos que seas Brad Pitt, se trata de un look solamente recomendado en caso de que el que la lleve esté intentando mantener una promesa de celibato y castidad...

Barba de chivo

La barba de Lobezno

Fíjate en su cara de preocupación, en sus ojos de pánico. Te está diciendo: "Solo hay un Hugh Jackman en el mundo, no intentes copiar mi look en casa, yo lo hice porque me pagaron millones de dólares".

Barba de Lobezno © distractify.com

Las patillas hasta la barbilla

A menos que seas el hijo secreto de Curro Jiménez y vayas a embarcarte en el arte del bandolerismo por los montes de la serranía de Ronda, no tiene absolutamente ningún sentido que alguien lleve este look en pleno siglo XXI.

Patillas hasta la barbilla

El bigotillo

Se trata del quiero y no puedo de los bigotes. Más que un moustache al uso, parece como si hubieran quedado restos de moqueta sobre el labio superior, así que si no es carnaval y vas disfrazado de Freddy Mercury, no intentes reproducir este look en casa.

Bigotillo © distractify.com

Lo que quiera que sea esto

Salvo en caso de que te hayan pagado cantidades ingentes de dinero, o se trate de un caso de vida o muerte, no cometas la torpeza de hacerte extraños diseños en tu barba bajo ningún concepto. No solo nos bajará la libido hasta límites insospechados, sino que es raro, te llevará mucho tiempo de mantener y parecerás un tipo recién salido de un psiquiátrico.

Barbas raras © distractify.com
Patricia Álvarez
Patricia Álvarez es la redactora jefe de enfemenino. Aunque su andadura académica comenzó algo alejada del periodismo (estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Alicante), pronto descubrió que su …