Inicio / Moda / Lencería / Todo lo que debes saber sobre los pezones, los distintos tipos y los problemas más comunes

Moda

Todo lo que debes saber sobre los pezones, los distintos tipos y los problemas más comunes

por Blanca Nieto Creado en 7 de enero de 2020
Todo lo que debes saber sobre los pezones, los distintos tipos y los problemas más comunes© Getty

¿Sabías que aparentemente existen ocho tipos diferentes de pezones? Te contamos todo sobre esta parte de nuestra anatomía, tan sexualizada y censurada en los últimos tiempos y tan importante durante la maternidad. Te contamos todo sobre los pezones, sus distintas formas y sobre las afecciones más frecuentes que aparecen en ellos y en las mamas.

Los pezones son una pequeña protuberancia en el pecho, tanto de hombres como de mujeres. Su función es la de amamantar, pero también están presentes en el cuerpo del hombre, ya que se forman en el feto antes que el propio sexo del bebé. Dado que están llenos de terminaciones nerviosas, los pezones son también una importante zona erógena, con un papel protagonista en las relaciones sexuales.

Video por Carla Dominguez

Las mujeres solemos hablar con naturalidad sobre el tamaño del pecho, la forma o incluso de la turgencia, pero en pocas ocasiones mencionamos los pezones. Parece un tema privado, algo personal que preferimos guardar para nosotras mismas o para nuestra pareja. De hecho, seguro que ya has oído hablar más de una vez del movimiento #Freethenipple, y es que el pezón femenino es gran objeto de censura en redes sociales, especialmente en Instagram. Te contamos todo sobre los distintos tipos de pezón, para que empecemos a normalizarlos y dejemos de hacer de ellos un elemento sexual, digno de censura y comencemos a considerarlo como lo que es, una parte más de nuestro cuerpo.

Los pezones tienen una función imprescindible en la lactancia materna, están llenos de conductos lácteos que conducen la leche materna hacia la boca del bebé, a través de la succión. Por esta razón, es más que probable que notes cambios en la morfología de tu pezón cuando estás embarazada o cuando has dado a luz. Si notas algún cambio que no esté relacionado con el embarazo, es conveniente consultar con tu médico o ginecólogo para que descarte posibles problemas de salud. La secreción de líquido, la infección o la inflamación son algunos de los indicativos que pueden avisarnos de que hay algún problema.

Tipos de pezones

  • Los que sobresalen: suelen ser los clásicos. Apuntan hacia adelante y sobresalen de la areola.

  • Los planos: aquellos que no sobresalen, se encuentran a la misma altura que la areola. Este pastelero nos parece muy descriptivo. ¿Qué opinas?

  • Invertidos: son aquellos que se retraen hacia dentro. Según las personas, pueden volver a la posición original con estimulación.

  • Mix: también es posible tener los pezones diferentes. Es decir, uno clásico y otro invertido. Si siempre han sido así, no te preocupes.

  • Rugoso: las areolas con bultos son absolutamente normales. Se llaman glándulas areolares o glándulas de Montgomery. Científicamente no tienen ninguna función.

  • Con vello: tranquila, tener vello en el pecho es algo mu común. Si te molesta o no te gusta, siempre puedes retirarlo con unas pinzas de depilar. Ante cualquier duda, consulta con tu centro estético.

  • Hinchados: cuando la areola y el pezón forman una sola pieza y ambas sobresalen por encima del pecho. Como si fuera un pequeño montículo encima del pecho, un pack en el que no se aprecia la diferencia entre pezón y areola.

  • Múltiple: es importante señalar que hay personas con más de dos pezones. Normalmente los añadidos suelen ser de un tamaño más pequeño, pueden estar en cualquier parte del cuerpo y parecen lunares.No te preocupes, aunque no es lo ideal, son muchas las personas que tienen más de dos pezones, entre ellas Mark Wahlberg, Lilly Allen, o la modelo Tilda Swinton.

¿Elegir sujetador según los pezones?

Lo cierto es que el tipo de sujetador se elige en función del tamaño del pecho y el tipo de prenda que se quiera llevar. La mayoría de veces el pezón tiene poco que decir, no es el protagonista pero puede ser bastante influyente si se lo propone. Lo único que podemos recomendarte es que si tienes un pezón de los que sobresale, optes por sujetadores con copa de foam. Para los pezones invertidos, planos o hinchados no hay reglas, puedes llevar el sujetador que más te guste: sin aro, deportivo, bralette. ¡Suerte con la búsqueda y fuera complejos!

Te damos algunos ejemplos de sujetador que pueden ser perfectos para tu tipo de pecho:

Las afecciones más comunes en senos y pezones

  • Mastitis: esta infección de las mamas y los pezones es común, sobre todo, en las madres en periodo de lactancia. Se produce por la infección de una bacteria y provoca inflamación y dolor de la zona afectada y, en ocasiones, fiebre o dolor de cabeza.
  • Mastalgia: dolor en los senos y en los pezones provocados por los cambios homonales del ciclo.
  • Lipomas: se trata de bultos de grasa de caracter benigno que pueden aparecer en los senos o mamas.
  • Ectasia: otra de las afecciones más comunes en mamas que se produce cuando los conductos de leche se ensanchan y se engrosan las paredes. Esta inflamación puede bloquear los conductos y provocar la acumulación de líquido. Se trata de una afección benigna, más común en las mujeres en etapa pre-menopausia.

Tócate: para detectar posibles bultos, sean benignos o malignos, es imprescindible tocarse el pecho con frecuencia. Según la AECC, el cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujer, aunque es uno de los que mejor pronóstico presenta, sobre todo, si se detecta en los primeros estadios.

Y además...

13 curiosidades de los pechos que tal vez no conocías
Kit de lactancia: los imprescindibles que no pueden faltarte durante esta etapa
Los pequeños trucos imprescindibles para facilitarte la lactancia
10 trucos para tener los pechos más bonitos