Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿La celulitis sigue ahí? 5 cosas que estás haciendo mal

Belleza

¿La celulitis sigue ahí? 5 cosas que estás haciendo mal

por Elvira Sáez Creado en 14 de junio de 2019
© Getty

Para reducir o eliminar la celulitis es necesario combinar varias acciones. Si no lo consigues, quizá estás haciendo mal alguna de estas cosas… ¡Compruébalo!

Reducir o eliminar la celulitis requiere constancia y, sobre todo, llevar a cabo varios cambios en tu estilo de vida. No se trata de hacer dieta o ejercicio durante unas semanas. Para empezar, debes saber que entre las causas de la celulitis, además del factor genético, se encuentran los malos hábitos. Es decir, que la odiada piel de naranja, que aparece como consecuencia de una mala circulación, tiene mucho que ver con lo que haces día tras día.

Sí, ese dulce que te tomas a diario, la falta de actividad física o sustituir el agua por bebidas azucaradas pueden estar boicoteándote. Sigue leyendo y descubre qué es lo que (quizá) estás haciendo mal.

Video por Patricia Álvarez

1. Crees que cuidas tu alimentación, pero...

Sigues consumiendo ultraprocesados como refrescos, bollería industrial, comida preparada, snacks fritos, etc. Lo creas o no, bajo la apariencia de unas simples galletas se encuentran ingredientes nada recomendables como harinas refinadas, azúcar, aceites de mala calidad y otros aditivos. Sabemos que eliminar todos estos alimentos no es tarea fácil, pero se trata de reducir su consumo al máximo. Esto te ayudará a reducir la celulitis, a perder peso si es necesario y, además, a cuidar de tu salud.

Y si te estás preguntando qué es lo que debes comer, es muy simple: verduras, frutas, legumbres, frutos secos, pescado, carne... Es decir, la comida de toda la vida con la que se pueden crear platos deliciosos. Eso sí, debes adaptar tu dieta a tus necesidades, por lo que puede ser interesante consultar a un dietista-nutricionista para que te asesore si tienes dudas.

2. No te hidratas correctamente

Beber zumos envasados, refrescos y otras bebidas azucaradas no es la forma correcta de hidratarse. Estos suman muchas calorías a la dieta y no te ayudan para nada a reducir la celulitis. La solución es tan sencilla como beber agua siempre que tengas sed. Para ponértelo más fácil, puedes ponerle al agua unas rodajas de limón, naranja, menta o alguna otra fruta aromática que te guste. Le dará un toque más especial que te animará a beber agua. ¡Pruébalo!

3. Crees que el ejercicio no es necesario

Te lo han dicho mil veces, pero tú crees que eso no va contigo. Independientemente de tu peso, mantenerte activa es imprescindible para estar sana. Tanto es así, que como explican desde la OMS, el sedentarismo es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial y es, junto a la mala alimentación, uno de los principales factores de riesgo de padecer enfermedades no transmisibles (enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetees, entre otros).

Y, por supuesto, la práctica de ejercicio, sea cuál sea, contribuye a mejorar también tu aspecto físico. Por lo tanto, si quieres reducir la celulitis y sentirte mejor, es necesario que encuentres una actividad con la que disfrutes: caminar, correr, bailar, nadar... ¡Hay mil opciones!

4. No utilizas un buen producto cosmético contra la celulitis

La celulitis se encuentra en zonas muy específicas del cuerpo, como los glúteos, las piernas y las rodillas, por lo que aparte de cambiar tu alimentación y hacer ejercicio, aplicar un producto anticelulítico específico marcará la diferencia en tu batalla para acabar con ella. Si quieres los mejores resultados, desde enfemenino te recomendamos Somatoline Cosmetic®, marca de referencia en el mercado.

En concreto, el Anticelulítico crema 15 días de Somatoline Cosmetic®, que gracias a su fórmula enriquecida con un 5% de cafeína pura y extracto de jengibre natural, ayuda a reducir los nódulos de la piel en solo dos semanas. Además, alisa y reafirma la piel de las piernas. Para ello, debe aplicarse una vez al día durante 15 días y hasta 4 semanas si quieres potenciar los resultados. Para mejorar su absorción lo más recomendable es aplicarlo mediante masajes por la mañana, ya que ayuda a activar la circulación.

5. No eres constante

Para terminar, una de las cosas que probablemente no estás haciendo bien tiene que ver con la constancia. Como decíamos al principio, de poco sirve que cambies tus hábitos solo durante unos días. Si quieres ver resultados, es necesario que día tras día procures llevar una alimentación nutritiva rica en alimentos no procesados, te hidrates, hagas ejercicio y te apliques tu producto anticelulítico en las zonas afectadas por la piel de naranja. ¡Vence a la pereza y pronto lo notarás!

Y además:
Mitos y verdades sobre la celulitis
7 claves para que la operación bikini sea efectiva este año
¿Cuál es tu problema: grasa o celulitis? Las claves para acabar con ellas

por Elvira Sáez