Inicio / Belleza / Tratamientos / Los falsos mitos más extendidos sobre el bótox

© Getty
Belleza

Los falsos mitos más extendidos sobre el bótox

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 26 de febrero de 2019
A-
A+

¿Es doloroso? ¿Anula la expresión facial natural? ¡Desmontamos los mitos más populares sobre el bótox!

Artículo elaborado por Clínicas Dorsia.

El bótox sigue siendo el rey de la medicina estética. Lo es a pesar de que, desde su ascenso a la fama en los años 90, le han seguido otros productos inyectables contra el envejecimiento facial. Es verdad que no todos tienen idénticas aplicaciones, pero no es menos cierto que tampoco logran los mismos resultados. Los datos también son significativos al respecto: la encuesta de 2017 de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS) arroja cinco millones de procedimientos. El bótox sigue líder, con un incremento del 1% con respecto al año anterior.

Sin embargo, a pesar de su éxito y de su larga trayectoria, su uso sigue rodeado de información erróneas. En esta ocasión vamos a desterrar los falsos mitos sobre el bótox con la ayuda de los médicos estéticos de Clínicas Dorsia.

Falsos mitos sobre el bótox

1. El bótox anula la expresión facial. Puede ocurrir, claro, pero solo si se ha producido una mala aplicación. Es decir, si se ha inyectado más cantidad de la debida en un lugar no indicado o si se sobrepasa la cantidad prescrita. El problema no es, pues, del producto, sino de la mala praxis, por lo que siempre es necesario ponerse en manos de profesionales acreditados.

2. ​Inyectarse bótox es doloroso. Muy al contrario, las microinfiltraciones que se realizan sobre el músculo son prácticamente imperceptibles. Además, el médico estético aplica siempre previamente una crema indolora en la zona a tratar, con el fin de minimizar las molestias propias del pinchazo.

3. Las arrugas se acentuarán más si interrumpes el tratamiento. No es cierto, puesto que el envejecimiento sigue su curso natural. Si se aplica bótox, este proceso se retrasa, pero una vez dejemos de aplicarlo, la piel recuperará su estado natural y las arrugas volverán a hacerse visibles.

Descubre: Famosas con cirugía

Nicole Kidman antes © Getty

4. El bótox se inyecta en los labios. Esta creencia errónea está bastante extendida. Al no ser un relleno, no se utiliza en labios porque no tiene una función voluminizadora. De hecho, en medicina estética para tratar las arrugas de expresión sólo se emplea en el tercio superior de la cara, explican los doctores de Clínicas Dorsia.

5. Sus resultados son permanentes e irreversibles. No, al tratarse de un producto reabsorbible sus efectos van desapareciendo, por lo que se recomienda su aplicación cada cuatro o seis meses.

6. No se puede realizar en verano. No hay una estación específica en la que aplicarse bótox esté más recomendado que en otras. Se puede aplicar en cualquier época del año.

7. Tiene peligrosos efectos secundarios. No se han documentado alergias al bótox, por lo que se puede afirmar que es un tratamiento seguro siempre que sea administrado por un profesional médico. Asegúrate de que el centro donde te lo vas a poner cumple con todas las garantías médicas.

Y además:
¿Qué tratamiento facial le va mejor a tu piel?
Ilumínate! Los beneficios de la vitamina C para el rostro
Combatir los signos de envejecimiento de la piel? ¡Es posible!

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte