Inicio / Belleza / Tratamientos / 7 tips o tratamientos relajantes para piernas cansadas

Belleza

7 tips o tratamientos relajantes para piernas cansadas

por Patricia Álvarez Creado en 5 de junio de 2018, modificado en 10 de marzo de 2020
© iStock

¿Sientes las piernas hinchadas, pesadas y con calambres? Probablemente se deba a un problema de circulación, lo que unido a las interminables jornadas de trabajo, y la gran cantidad de horas que pasamos de pie, sentadas o viajando, supone una molestia importante para muchas de nosotras. Por suerte, podemos aliviar estos síntomas con algunos consejos.

¿Sabías que casi un 80% de los adultos sufren las molestias de las piernas cansadas? A diferencia de la celulitis, se trata de un problema que afecta tanto hombres como mujeres, aunque nosotras solemos manifestar estas dolencias con más frecuencia que ellos. Si eres de las que tiene tendencia a sufrir este síndrome, es importante que sigas algunas normas básicas como evitar permanecer de pie, quieta o sentada durante largos periodos de tiempo, utilizar medias de compresión, evitar el calzado o la ropa muy ajustada o estos siete consejos con algunos "remedios caseros" para piernas cansadas que puedes aplicar diariamente.

Video por Patricia Álvarez

Causas de las piernas cansadas

En la mayoría de los casos, la insuficiencia venosa es una de las principales causas para las piernas cansadas, que también puede ser provocada por ciertos desarreglos hormonales que hacen que este problema sea un poquito más habitual entre las mujeres que entre los hombres, aunque estos no se libran tampoco de esta patología.

La menstruación y el embarazo son dos etapas en las que es habitual sufrir una retención de líquidos mayor que produce una especial pesadez en las piernas de las mujeres.Relacionados con los malos hábitos de vida, el sedentarismo, un exceso de sal en la alimentación y una mala higiene postural también provocan problemas en las piernas, como ocurre con el exceso de peso o la toma de ciertos medicamentos principalmente:

  • los antihipertensivos,
  • ​los antidepresivos,
  • ​la píldora anticonceptiva,
  • ​los antiinflamatorios.

​Estos medicamentos pueden provocar edemas como efecto secundario.

Aunque con menor prevalencia, también pueden producir edemas en las piernas patologías tiroideas, insuficiencias cardíacas, renales o hepáticas y ciertas alergias e inflamaciones e, incluso, problemas genéticos o traumatismos. Sin embargo, las altas temperaturas no deben amilanarnos y hacernos sufrir sin más los dolores, calambres, edemas e hinchazones en nuestras piernas. Es momento de intensificar el cuidado que, no obstante, debe ser una constante durante todo el año.

1. Cuida tu alimentación

Cuidar la alimentación con una dieta saludable y equilibrada rica en frutas y verduras y baja en sal es fundamental para evitar la retención de líquidos y que tus piernas se sientan bien. Puedes incorporar a tu alimentación algunos alimentos con efecto diurético que aportarán más agua a tu dieta y evitarás así esa retención en las piernas.

Descubre: Alimentos increíbles para una cura detox
Alimentos increíbles para una cura detox © IStock

También puedes ayudarte de algunos remedios caseros para piernas cansadas, para aliviar la sensación de pesadez y la hinchazón.

2. Ejercicio a diario

¿Sabías que caminar todos los días es un ejercicio muy beneficioso para tu salud, entrenamiento cardiovascular para evitar el sobrepeso y además para la activación sanguínea de tus piernas? Estar mucho tiempo sentada o de pie impide que haya una circulación fluida en tus extremidades inferiores, por ello también ayuda tumbarse y mantener las piernas elevadas por encima del corazón al final de la jornada. Lo importante es mantener tus piernas activas y moverte a menudo. ¡No lo olvides si por ejemplo pasas muchas horas sentada en la oficina!

3. Consulta a tu médico o farmacéutico tratamientos

En tu farmacia también puedes encontrar remedios contra la hinchazón, pesadez y tirantez de las piernas. Consulta con tu médico o farmacéutico las opciones, existen medidas como medias elásticas o tratamiento con medicamentos flebotrópicos.

4. Evitar el calor en las piernas

Las piernas con mala circulación y con tendencia a hincharse no les gusta el calor. Por eso, es preferible que en verano no las expongas durante mucho tiempo al sol, especialmente si no te mueves. En invierno, también deberías evitar tener las piernas muy cerca de la calefacción o ducharse con agua muy caliente, mejor templada o fría.

5. ¡Hidrátate! La tisana puede ser una opción

Para aliviar las piernas cansadas, hay que beber mucha agua, al menos de 1,5 a 2 litros al día, pero si quieres evitarlas, lo mejor es que te hagas una infusión de tisana y te la lleves al trabajo en una botella grande. Así, podrás ir bebiéndola poco a poco para prevenir la sensación de piernas cansadas.

Tisana para las piernas cansadas © iStock

6. Masajes de aceites esenciales

Para activar la circulación sanguínea de las piernas después de una dura jornada de trabajo puedes probar con una ducha y un masaje drenante y relajante en las piernas. Coge con tus manos un poco de aceite vegetal de avellana y girasol o esencia de lavanda, ciprés, romero, limonero, jara y tomillo (4 ó 5 gotas diluidas en 20 cl de aceite vegetal) con los cuales podrás masajearte subiendo desde los tobillos hasta las rodillas. También el aceite de almendras dulces puede aliviarte. Aplícalo a diario por toda la pierna (o por todo el cuerpo si quieres), después de la ducha o del baño y tanto en verano como en invierno, para suavizar tu piel, ¡garantía de confort!

7. Los baños en el mar

Si tienes la suerte de vivir frente al mar, o lo sueles visitar en vacaciones, aprovéchate de sus beneficios. ¡No olvides que caminar dentro del mar es uno de los mejores remedios para combatir esta dolencia y volver a lucir piernas de nuevo!

Descubre: Las famosas con las piernas más bonitas
Famosas con las piernas más bonitas © Getty Images



Y también:
¡Grasas fuera! Aqualix ha llegado
Tratamientos para combatir la celulitis
¡Guerra a la celulitis! Los productos que serán tus aliados