Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿Cómo afecta la luz visible al estado de nuestra piel?

Belleza

¿Cómo afecta la luz visible al estado de nuestra piel?

por El equipo editorial Creado en 11 de septiembre de 2019
¿Cómo afecta la luz visible al estado de nuestra piel?© Lancaster

La insistencia en la protección solar durante el verano ( y el invierno) es una constante cada temporada pero, ¿qué pasa con la luz que existe indoor? Recientes estudios afirman que esta luz visible también es dañina para nuestra piel por lo que nos preguntamos, ¿nuestra piel está protegida al 100%?

Cada temporada insistimos en la importancia de protegernos de la exposición solar y es que conseguir el bronceado perfecto no debe de suponer un peligro para nuestra piel. Hasta ahora creíamos que protegernos a la hora de tomar el sol con un factor de protección alto y un SPF 15 para nuestro día a día (sin importar la época del año) era suficiente. Pero los últimos estudios en fotobiología nos descubren nuevos factores de riesgo que pueden dañar nuestra piel más allá del daño de los rayos del sol y empiezan a lanzar nuevos cosméticos para proteger nuestro cutis de todos los espectros solares.

Video por Carla Dominguez

Seguramente, te preguntarás ¿a qué nos referimos cuando hablamos de espectro solar? Se trata de la amplitud total que la luz ejerce sobre nosotros tanto en el exterior (luz proveniente del sol), como en el interior (la luz que conocemos como artificial). Recientes investigaciones afirman que los rayos UV (los rayos UVB que son los responsables de las quemaduras y los UVA, del envejecimiento) tan solo forman un 10% de este espectro solar, mientras que el otro 90% está compuesto por: los infrarrojos (que dañan el colágeno de la piel y por tanto, hacen que perdamos la firmeza) y la luz visible, que tras años de investigación se ha confirmado que también produce daños en nuestra piel.

Descubre: ¿Cómo proteger la piel de las agresiones de la luz artificial?
© iStock

La luz visible, el nuevo enemigo de nuestra piel

La luz visible es el nuevo enemigo que ha aparecido en escena para pesadilla de todas nosotras y es que, a partir de ahora, todavía debemos tener más cuidado si cabe a la hora de proteger nuestra piel. Pero ¡no os equivoquéis!, ahora no solo debemos tener precaución con los rayos del sol sino que el tiempo que pasamos todos los días indoor: en casa, en la oficina, consultando el móvil o la tablet también puede provocar daños en nuestra piel a largo plazo. Esta es precisamente la llamada luz visible. ¡Tranquilidad! No se trata de alarmarnos sino de "concienciarnos y ser precavidas", nos dice el Dr. Olivier Doucet, vicepresidente de investigación y desarrollo de Laboratorios Lancaster, cuando le preguntamos acerca de este nuevo peligro que acecha nuestra piel. Y es que según los últimos estudios realizados se ha concluido que la luz visible "crea radicales libres y provoca disfunción de las células en las capas más profundas de la piel, lo que contribuye a acelerar su proceso de envejecimiento".

Para hacernos una idea de los daños que puede provocar la luz visible en nuestra piel el Dr. Doucet nos dice: "Hace unos años se publicó un estudio en el que se afirmaba que la cantidad de radicales libres que se encuentran en los rayos UVA y los de la luz visible es casi igual. En el caso de los UVA es del 55% y en el caso de la luz visible, es del 45%; por esto podemos afirmar que la luz visible tiene un efecto dañino en la piel. La hiperpigmentación en el caso de la radiación UV es visible al día siguiente, pero en el caso de la luz visible son necesarias varias exposiciones. Diferencias de tiempo sí, pero diferencias de peligro no porque son las mismas aunque las emitidas por la luz visible, aparecerán más tarde", advierte.

Pero, ¿de dónde proviene esa luz visible?: "Sabemos que existe un riesgo indoor que proviene de la luz de las lámparas. Se realizó un experimento en el que se estudió la exposición de un hombre ante varios proyectores de televisión y focos, y se concluyó que esto provocó daños en su piel". Que ahora nos digan que en casa o en la oficina nuestra piel también está en peligro debido a las pantallas del ordenador o las luces parece una broma porque entonces... ¿siempre estamos en peligro?: "La incidencia de la luz indoor es la misma que la que causa la luz exterior del sol, pero sus dosis son menores. Nuestro propósito no es alarmar a la sociedad sino plantear preguntas. Ha quedado claro que la luz visible sí presenta un riesgo (está demostrado) y con ello pretendemos concienciar de cómo se puede minimizar el riesgo, pero no alarmar a la sociedad".

¿Qué productos pueden ayudarnos a combatir el envejecimiento provocado por la exposición a la luz?

Descubre: ¿Cómo proteger la piel de las agresiones de la luz artificial?
© Uriage Age Protect - Sérum intensivo antiedad

Para evitar el envejecimiento y la pérdida de densidad provocada por la exposición a la luz del sol y la luz artificial es necesario aplicar las cremas y sérums creados específicamente para frenar los daños que estos espectros provocan y para combatir los radicales libres. Te damos algunos ejemplos:

  • Uriage Age Protect Multi-Action Intensive Serum: combate los daños provocados por la exposición a la luz azul. Contiene gran porcentaje de agua termal Uriage para aportarle a la piel todos los minerales necesarios para estar visiblemente sana, además, el ácido hialurónico mantendrá la hidratación, y vitaminas C y E, potentes antioxidantes que combatirán los radicales libres. Puedes comprarla en Amazon por 39,95€.
  • Varukalab Sérum concentrado antiarrugas: este sérum también combina la protección contra la luz azul con ingredientes antiedad con eficacia probada, como el ácido hialurónico, la vitamina C o el colágeno. Aplícalo antes de aplicar tu crema de día y de noche para una mayor protección. Puedes comprarlo en Amazon por 29,75€.
  • Lancaster 365 Skin Repair - Serum Youth Renewal: la tecnología "Full Light", desarrollada por Lancaster, cubre tanto rayos UVA, VB, infrarrojos y luz visible. Repara la piel, gracias a su tecnología a base de 4 enzimas y protege, gracias a un antixoidante enriquecido con Physalis. Puedes comprarlo en Amazon por 29,63€.
  • Clinique Superdefense - Crema hidratante: hidrata profundamente la piel durante todo el día, protege de los rayos UVA/UVB y contiene potentes antioxidantes que combaten los radicales libres. Es una crema perfect apara proteger tu piel de las agresiones externas, luz zul, contaminación aérea y suciedad. Puedes comprarla en Amazon por 37,50€.

Otros factores que dañan nuestra piel

Existen factores externos que también pueden dañar nuestra piel. Además de los radicales libres, la polución y el tabaco también tienen un impacto importante en nuestra piel. Pero además, se ha descubierto un nuevo receptor dentro de la contaminación: los hidrocarburos, que son "contaminantes que están en el aire y se fijan en nuestra piel, lo que también supone un peligro". Pero también existen otros factores como el genético contra el que no podemos hacer nada.

A la hora de la exposición solar debemos tener en cuenta que las partes más sensibles de nuestro cuerpo son el escote y las manos.

La rutina alimentaria ideal para proteger tu piel

Una dieta sana y saludable abundante en antioxidantes, flavoniodes y compuesta sobre todo de frutas y verduras es lo ideal para una buena defensa de la piel. Añadir en nuestras comidas alimentos como el melón, las zanahorias, las granadas, los tomates, los kiwis, las naranjas… será la opción perfecta para que nuestra piel también disfrute de una buena salud. Se trata de alimentos ricos en antioxidantes y son los ideales para que actúen como defensores de nuestra piel. Pero el doctor añade que también podemos utilizar complementos alimenticios nutricionales o aplicar productos en la piel si queremos conseguir un efecto más rápido aunque, "una buena dieta sana y equilibrada siempre provoca un buen efecto en la piel".


Y además:
¿Cómo evitar el envejecimiento cutáneo provocado por la luz azul de nuestras pantallas?
Cuidado facial detox: 6 consejos para eliminar granitos e impurezas
Cuidado facial: 5 reglas para una piel perfecta a largo plazo
El retinol, el ingrediente antiedad imprescindible en tu rutina de cuidado facial