Inicio / Belleza / Shopping / Cuidado facial detox: 6 consejos para eliminar granitos e impurezas

Belleza

Cuidado facial detox: 6 consejos para eliminar granitos e impurezas

por Blanca Nieto Creado en 28 de agosto de 2019
© Getty

¿Te sientes en lucha constante contra los granitos y puntos negros? Un cuidado facial diario adecuado puede hacer que te olvides de una vez por todas de la suciedad en tu piel y luzcas un cutis libre de impurezas. Te damos 6 consejos que ayudarán a depurar tu piel.

Video por Norma Varela

Durante la adolescencia es muy común tener la piel más grasa de lo habitual, debido a los cambios hormonales que se producen durante esta fase de nuestra vida. Por suerte, el acné, las impurezas y los brillos suelen desaparecer una vez que pasa esta etapa. Si no es tu caso, y sigues luchando para lucir una piel libre de granitos, debes saber que la culpa no es solo de las hormonas, sino que puede que estés siguiendo algunas rutinas nocivas para la salud de tu piel.

Utilizar productos no recomendables para tu tipo de piel, una higiene inadecuada de nuestras brochas de maquillaje, unos hábitos de alimentación poco equilibrados o no limpiar adecuadamente nuestro cutis diariamente pueden ser las causas que estén llevando a tu piel a reaccionar a través de la aparición de impurezas o granitos.

Cambiar las rutinas de belleza por unas más adaptadas a las necesidades de tu cutis puede marcar la diferencia en la salud de tu piel. Pásate a un cuidado facial detox para eliminar toda la suciedad acumulada que está obstruyendo tus poros y empieza a lucir un rostro libre de granitos, puntos negros e imperfecciones. Te damos 6 simples consejos para desintoxicar tu piel y darle una nueva vida.

1. Cambia algunos pasos en tu rutina de cuidado facial

Como ya te hemos mencionado antes, una mala higiene o una rutina de cuidado facial equivocada o poco adaptada a tu piel puede ser la responsable del origen de granitos y puntos negros. La producción excesiva de sebo causada por el uso de productos demasiado agresivos, por ejemplo, es un caldo de cultivo para las bacterias que están cuasando problemas en tu piel. Para evitarlo, la limpieza facial debe hacerse respetando siempre el pH y el tipo de piel. Si usas productos demasiado fuertes, tu piel puede reaccionar produciendo grasa de forma excesiva para protegerse. En este caso, menos es más, utiliza productos suaves que no dañen tu barrera cutánea, que no obstruyan tus poros y que no provoquen una reacción excesiva en tu dermis. Estos son algunos limpiadores recomendados:

  • La Roche-Posay - Crema gel mousse limpiador facial: especialmente diseñado para pieles grasas, es un limpiador suave, que respeta el pH de tu piel, no comedogenico (no obstruye los poros). Puedes comprarlo en Amazon por 14,95€.
  • Bioderma Sebium - Gel limpiador purificante: su formulación con el complejo sebo-correctivo Fluidactiv regula la producción de sebo. Está, además, enriquecido con agentes purificadores, sulfato de cinc y sulfato de cobre. Puedes comprarlo en Amazon por 14,20€.
  • Eucerin Dermo Pure Oil Control - Gel limpiador: con un 6% de anfóteros, limpia la piel con suavidad pero de manera efectiva, eliminando la suciedad. No comedogénico. Puedes comprarlo en Amazon por 6,74€.

La Roche-Posay Effaclar © Amazon

Además de la limpieza facial, opta por productos suaves y respetuosos en el resto de pasos de tu rutina facial. Prioriza los ingredientes naturales frente a los químicos que pueden dañar tu barrera de protección cutánea. Recuerda también que, con el paso de los años, la piel se vuelve cada vez más delicada y sensible, debes estar atenta a los cambios que va experimentando para variar los productos cosméticos según sus necesidades. Añadir un sérum antiedad puede ser una buena opción pasados los 35 años aproximadamente, frenará la pérdida de elasticidad de tu rostro y evitará la aparición de arrugas.

Estos son algunos productos que pueden funcionar bien en tu rutina de cuidado facial:

  • NATURA SIBERICA Crema facial de día para piel grasa: los complejos naturales Regu®-Seb y p-Refinyl® ayudan a controlar la producción de sebo. Su composición es suave y respetuosa con el pH de tu piel. Consigue un efecto mate y deja la piel hidratada al mismo tiempo. Tiene SPF15. Puedes comprarla en Amazon por 9,26€.
  • Origins - Original Skin Matte Moisturizer: alisa la piel, reduce los poros visiblemente y deja un acabado mate, libre de brillos. Su fórmula incluye jara de Creta y adelfilla para estimular la luminosidad, afinar la textura. Puedes comprarla en Sephora por 19,55€.
  • ISDIN Isdinceutics Flavo-C Ultraglican Serum Facial: cuidado intensivo antiedad con vitamina C para evitar la oxidación de las células. Restaura el brillo y el tono de la piel y favorece la producción natural de colágeno. Puedes comprarlo en Amazon por 18,57€.

2. Evita tocarte la cara constantemente

Las bacterias presentes en el ambiente pueden también afectar a la salud de tu piel, causando granitos y puntos negros. Estos microorganismos están presentes en todo lo que tocamos: la pantalla del móvil, las barras del metro, los pomos de las puertas... Si te tocas constantemente tu cara, estas bacterias acabarán en tu piel, provocando una reacción de defensa que se traduce en un aumento de la grasa facial. Cambia esta pequeña manía y no te toques la cara con las manos sucias.
Tambié puedes llevar siempre en el bolso unas toallitas desinfectantes o un jabón de alcohol para eliminar estas bacterias de las manos.

3. Cambia las sábanas más a menudo

Normalmente, la frecuencia recomendada para cambiar las sábanas de la cama es una vez cada dos semanas. Sin embargo, si tienes la piel grasa, te recomendamos cambiarlas una vez a la semana, ya que las bacterias se acumulan especialmente en la funda de la almohada, infectando tu piel y favoreciendo la aparición de granitos y puntos negros. Airea las almohadas para que las baceterias que se hayan acumulado se eiminen y utiliza un detergente antibacterias que elimine todos los microbios de la colada (este de Sanytol, sin lejía, es una buena opción).

4. Sé cuidadosa con la limpieza de tus brochas de maquillaje

Otro accesorio cotidiano que puede convertirse en un nido de bacterias es tu kit de brochas de maquillaje, así como el maquillaje en uso (polvos, colorete, sombras...) Una correcta higiene de tus accesorios de maquillaje evitará que las bacterias pasen constantemente de un laso a otro de tu rostro.

Te damos 3 opciones para hacerlo como una profesional:

Desinfectante de brochas © Amazon

5. Reduce el estrés

La piel no es inmune a los efectos nocivos del estrés, causante de desequilibrios hormonales que pueden causar un aumento de la producción de grasa y la aparición de granitos, puntos negros e impurezas. Un estilo de vida sano o hacer actividad física habitualmente puede ayudarte a mejorar tus niveles de estrés para estar más sana por dentro y por fuera y deshacerte de la simperfecciones en tu rostro.

6. Cuida tu dieta

Se trata de un consejo que habrás escuchado infinitas veces, pero que es realmente imporante, por lo que debemos repetírtelo. Una alimentación equilibrada, con alimentos saludables y libre de productos precocinados y altamente procesados hará que disfrutes de una buena salud, y eso, sin duda, se reflejará en tu piel. Reduce notablemente la cantidad de azúcares en tu día a día y aumenta el consumo de frutas y verduras, tu cuerpo te lo agradecerá.

Y además...

Cuidado facial: 5 reglas para una piel perfecta a largo plazo
Cuidado facial de piel mixta: ¿sabes si tu rostro pertenece a este grupo?
¿Qué puede hacer el ácido glicólico por tu piel?

por Blanca Nieto