Inicio / En forma / Dietas / 10 dietas infalibles para conseguir el cuerpo que quieras en 2016

10 dietas infalibles para conseguir el cuerpo que quieras en 2016

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 23 de diciembre de 2015

Este año estamos decididas a perder de una vez esos kilos de más que tanto nos traen de cabeza, para olvidar por siempre nuestros complejos. Y es que el invierno siempre trae consigo cierta dejadez que nos hace coger un poco de peso. ¡Y qué bien se disimula bajo tanta ropa! Pero ha llegado el momento, hay que ponerse manos a la obra para conseguir estar a gusto con nosotras mismas. ¿Queréis saber cómo conseguirlo?

El tiempo pasa volando y cada vez queda menos para despojarnos del abrigo y de los jerseys. Este año, para que no nos pille el toro, vamos a optar por llevar una dieta más saludable, en lugar de escondernos bajo prendas amplias que disimulen nuestros excesos y complejos. Existen infinidad de dietas que prometen hacernos perder kilos sin esfuerzo y en muy poco tiempo, pero hay que tener mucho cuidado con ellas, ya que pueden conllevar un riesgo para nuestra salud. Por ello, hemos querido seleccionar las 10 mejores dietas para perder peso de manera saludable. Aunque, a decir verdad, preferimos recomendarte seguir estos consejos de alimentación... ¡Igual ni necesitas ponerte a plan con ellos!

Es importante que tomes conciencia de que las dietas deben hacerse bajo supervisión médica y combinadas con algo de ejercicio. Elige la dieta que más se adecúe a tu estilo de vida y la que, siendo realista, podrás llevar a cabo. También debes respetar los tiempos: sin pasarte haciendo dieta más tiempo del recomendado. Echa un vistazo a las mejores tendencias para perder peso y... ¡Feliz dieta!

1. Dieta de las 8 horas

Se trata de una dieta que nos ha sorprendido gratamente, porque es bastante sencilla, efectiva y te permite comer todo lo que quieras. La idea es que, durante tres días, solo comas dentro de un periodo de 8 horas. De esta forma, el cuerpo está en ayunas durante 16 horas. Puedes comer todo lo que desees, aunque te desaconsejamos los carbohidratos refinados como el azúcar, el pan o la pasta. Pero si estás desesperada por tomarlos, puedes hacerlo mientras los combines con un alimento energético, por ejemplo un quemagrasas (lácteos, pollo, lentejas, etc) o con alimentos saludables (vegetales, cereales integrales o avena).

2. Dieta de Montignac

Esta dieta, concebida por el francés Michel Montignac en 1944, está indicada para personas que no llevan bien la restricción de las cantidades de alimentos. Está basado en un concepto muy sencillo: comer de todo, siempre y cuando lo combinemos adecuadamente. La premisa es sencilla: no mezclar hidratos de carbono y féculas (pan patatas, pasta, arroz, maíz, cereales, harinas y legumbres) con proteínas (carnes, pescados, mariscos, huevos, leche, yogures y quesos) ni grasas en una misma comida. Aunque hay ciertos alimentos que están prohibidos, la variedad es su mayor virtud. Permite perder entre 1 y 2 kilos por semana y se puede comer todo tipo de alimentos sin límite de cantidad, por lo que la sensación de saciedad que te aporta, la hará más llevadera. Si se combina con ejercicio, los resultados se acelerarán.

3. La dieta Dukan

La dieta del famosísimo doctor Dukan es una de las más populares del mundo. Más de 15 millones de personas ya han probado su método para perder peso. Aunque se le ha acusado prácticamente de todo, esta dieta baja en hidratos de carbono ha demostrado a muchas personas su eficacia. Basada en 4 sencillas fases en las que se pueden comer ciertos alimentos sin límite de cantidad, la dieta Dukan sigue siendo hoy en día uno de los métodos con mejores resultados en lo que a pérdida de peso se refiere. El propio doctor nos contó en persona en qué consiste su método. Lo que nos dice es que ya no tendremos que contar calorías. Con unas sencillas pautas, obtendremos el resultado deseado. Si quieres mucha más información sobre esta dieta, pincha aquí.

4. La dieta de la Zona

Ideada por Barry Sears, está indicada para personas que necesiten controlar los niveles de glucosa e insulina, previniendo enfermedades metabólicas como la diabetes o el sobrepeso. Cada comida de la dieta de la Zona debe aportar un 40% de hidratos de carbono, un 30% de grasas y otro 30% de proteínas. La cantidad de proteínas a ingerir debe entrar en la palma de la mano. Las grasas deben ser polisaturadas, por ejemplo, las del aceite de oliva. Los carbohidratos deben estar representados por verduras y frutas. Se recomienda realizar 5 comidas diarias en intervalos de no más de 4 horas, para evitar que aumente la insulina en la sangre.

5. La dieta del tipo de sangre

Fue descubierta por el médico estadounidense Peter D'Adamo, un renombrado especialista en medicina natural que, durante más de treinta años, anduvo investigando acerca del impacto de los alimentos en el organismo dependiendo del grupo sanguíneo de cada individuo.

  • Tipo 0: Deben consumir carnes magras, aves, pescados y mariscos, acompañados siempre de verduras. Deben evitar la carne de cerdo y los embutidos, y limitar el consumo de lácteos, huevos y cereales. Lograrán perder peso con pescados y mariscos, vísceras, espinacas, brócoli y con ejercicio intenso o deportes de gran esfuerzo físico.

  • Tipo A: Una dieta vegetariana es perfecta para este grupo. Deben evitar la harina de trigo, los lácteos y las carnes. Adelgazarán con la piña, las verduras, el aceite de oliva y la soja. Las actividades físicas más adecuadas para el tipo A son las moderadas o relajantes como el yoga, el tai-chi y la natación.

  • Tipo B: La dieta más equilibrada para este grupo debe incluir variedad de alimentos, como carnes magras, pescados, lácteos, frutas y verduras de hoja verde. Tienen poca tolerancia al pollo, al cerdo, a los embutidos, a los mariscos, a las semillas, a los frutos secos y a los cereales. La actividad física debe ser moderada y equilibrada.

  • Tipo AB: La mayoría de los alimentos indicados y contraindicados para los grupos A y B son aplicables a éste. Es beneficioso para ellos el aceite de oliva y las frutas cítricas. Deben evitar los crustáceos, las carnes rojas, el maíz, el trigo, las alubias y las semillas. Adelgazarán con verduras, pescados, lácteos y piña. Una actividad física relajante es la adecuada para este tipo sanguíneo.

6. La dieta Dash

En un principio no fue concebida para bajar kilos, pero poco a poco se ha convertido en una de las mejores dietas para ganar salud y perder peso. Su nombre, Dash, viene dado por sus siglas en inglés Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión), y es que esta dieta no solo te ayudará a perder peso, sino que con ella reducirás la hipertensión. Su gran ventaja es que no requiere alimentos especiales o de gran dificultad para conseguir, ni tampoco recetas complicadas. Tan sólo tendrás que centrarte en el número de porciones diarias de diversos grupos de alimentos que contienen nutrientes que impactan positivamente en la presión sanguínea.

7. La dieta de Weight Watchers

Fue creada por la empresa Weight Watchers Internacional, y es una de las dietas más difundidas y famosas de Estados Unidos. Su objetivo principal es adelgazar de forma integral, lenta, pero segura. Se debe perder a la semana alrededor de medio kilo. Para ello, tiene en cuenta, además de los alimentos, la actividad física y la contención psicológica. Este método se basa en un sistema de puntos que pueden consumirse diariamente, teniendo en cuenta el peso, la talla, la edad, el sexo y la actividad física de la persona. A cada alimento y bebida se le asigna una puntuación, y no podrás excerte de la cantidad de puntos establecidos. Es una dieta rica en verduras y frutas, dejando a un lado las grasas. Se recomienda incluir en el menú diario, al menos, tres porciones de fruta y dos de verdura, dos litros de agua y actividad física cada día.

8. La dieta de la alcachofa

Se basa en el efecto diurético y saciante que posee la alcachofa, además de su gran capacidad para eliminar toxinas y grasa. Está indicado para perder de 3 a 4 kilos por semana y se recomienda seguirla durante un mes, para descansar una semana y después volver con ella durante los siguientes 30 días. Una vez hayas conseguido tu peso ideal, hacerla durante una semana cada dos meses te ayudará a mantenerlo. Además, esta planta no solo te ayudará a controlar tu peso, sino que también se le atribuyen efectos depurativos hepáticos y renales, activa las funciones del hígado, actúa contra la celulitis y favorece el embellecimiento de la piel.
Los resultados serán más evidentes y rápidos si haces un poco de ejercicio aeróbico, como caminar 60 minutos, hacer bicicleta o nadar.

9. La dieta de la Luna

Está indicada para esas personas que necesitan perder tres kilos de forma sencilla y rápida. Se ha popularizado mucho y está basada en la creencia de la fuerza de atracción que ejerce la Luna sobre los líquidos, especialmente en sus cambios de fase. Se dice que uno de los factores que más influye en la pérdida de peso es la capacidad de nuestro organismo de absorber agua, por lo que estaría directamente relacionado. La dieta de la Luna consiste en la práctica de ayuno total durante uno o tres días completos, que coincidan exactamente con el cambio de fase lunar.

Durante este período, no debe ingerirse ningún alimento, a excepción de líquidos sin azúcar. Podrás consumir agua mineral, tés, café, mate, leche desnatada y zumos de frutas sin azúcar. Están prohibidos los caldos en cubitos. Si te interesa realizarla, consulta siempre antes con un doctor, ya que no todo el mundo puede o debe ayunar según su estado de salud.

10. La dieta detox

Es muy común hacer esta dieta después de las fiestas. Se trata de una dieta depurativa para eliminar todas las toxinas de nuestro organismo. Ésta te llevará tan solo una semana y al finalizar te sentirás totalmente nueva:

  • Día 1 y 2: Este método comienza por una limpieza completa donde sólo se ingerirán líquidos y zumos: batidos de frutas cítricas, infusiones, zumos y sopas vegetales caseras con zanahoria, calabaza, puerro, apio y calabacín. Durante el segundo día se puede añadir alguna cucharada de aceite. Es importante que se filtre todo para que sólo se ingiera líquido. Aquí tienes algunas ideas para tus zumos.

  • Día 3: Se mantiene la dieta de los primeros días, alternando vegetales y añadiendo un poco de queso magro y yogur. Las sopas pueden no estar totalmente filtradas, incluyendo trozos de vegetales.

  • Día 4 y 5: Se empieza a incorporporar a la dieta poco a poco fruta seca, pescado o pollo cocido al vapor. Un poco de legumbres será bueno también, pero se debe seguir manteniendo una alimentación baja en calorías, con batidos, sopas e infusiones.

  • Día 6 y 7: Manteniendo la dieta detox, se puede añadir una patata pequeña al caldo, un poco de cereales al desayuno o un yogur por la tarde. Una vez acabada la semana, además de estar desintoxicada, seguramente habrás perdido más de tres kilos.

No olvides que el deporte es un elemento fundamental en cualquier tipo de dieta. Así que ya sabes, ¡a practicarlo para potenciar tu puesta en forma!


Y además:
12 ideas para acelerar el metabolismo y perder peso más rápido

10 consejos para perder 10 kilos en tiempo récord

Puede interesarte

Comentarios