Inicio / En forma / Dietas / Cómo eliminar 500 calorías al día sin hacer dieta

© iStock
En forma

Cómo eliminar 500 calorías al día sin hacer dieta

Veronica Lopez
por Veronica Lopez Publicado en 27 de julio de 2016
181 compartidos

¿Quieres adelgazar, pero no tienes fuerza de voluntad para ponerte a dieta? ¿Te has apuntado mil veces al gimnasio, pero no consigues ser constante? Tal vez, bajar unos kilos sea más fácil que todo eso. Con pequeños cambios en tus rutinas diarias puedes ir perdiendo peso poco a poco sin un gran esfuerzo. Por ello, vamos a plantearte reducir 500 calorías cada día, lo que puede dar como resultado medio kilo menos al final de la semana.

Para lograr este reto debes ser consciente de lo que comes. No hace falta que seas exhaustiva en el recuento, pero posiblemente te sorprendas de la cantidad de calorías prescindibles que entran en tu cuerpo a lo largo del día. Igualmente, hay un montón de actividades cotidianas como planchar, subir las escaleras de tu casa u otras mucho más placenteras como ir de compras, que pueden ser tus aliadas.

En este artículo te mostramos algunas claves que debes tener en cuenta para perder algunos kilos sin recurrir a una dieta, pero si quieres más opciones, aquí tienes las 12 formas de perder 500 calorías al día con pasos más concretos. ¿Convencida? Pues ¡manos a la obra! Empieza por cambiar tus cenas con estos platos que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

¡Ojo con el café con leche!

Café en el desayuno, café a media mañana, café después de comer e, incluso, alguna seguro que se toma otra dosis a media tarde. Y es que esta bebida es nuestra gran aliada para combatir el cansancio y recargar pilas, pero ¿cómo le sienta tanto café a nuestra dieta? Si optas por un café solo puedes estar tranquila porque es prácticamente acalórico, el problema surge cuando añadimos la leche, el azúcar, la nata o los siropes. Así, en un café normal con leche y azúcar hay 74 calorías; pero si optas por un latte macchiato ya son más del doble y si le añades nata o sirope súmale 50 calorías más.

¡Cuidado con los frappés! Estas bebidas tan de moda pueden ser auténticas bombas calóricas, por ejemplo un frappé de café contiene 570 y uno de chocolate unas 700 calorías. ¿No crees que merece más la pena tomarse un café solo con hielo o un cappuccino? El aporte calórico es mucho menor.

¿Es la ensalada el plato más sano?

En nuestro día a día no somos conscientes de la cantidad de calorías innecesarias que sumamos a nuestros platos. Te puedes permitir un capricho, pero si en cada una de tus comidas no controlas un poco, puedes convertir un plato sano en uno hipercalórico. Por ejemplo, a menudo pedimos una ensalada porque creemos que es lo que menos engorda, pero cuando empiezas a añadirle ingredientes como bacon, queso o mayonesa, puede ser peor que comerse una hamburguesa o un plato de pasta. Aquí tienes más alimentos que parecen sanos y no lo son.

Para reducir calorías en nuestra dieta sin pasar hambre debemos tener en cuenta la forma de cocinar y las cantidades de aceite que utilizamos. No es lo mismo al horno o al papillote, formas mucho más sanas, que por ejemplo las frituras o los empanados. Tres o cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva al día deberían ser suficientes, y por supuesto, te debes olvidar de las salsas y aliños.

Por otra parte, también deberías moderar el consumo de pan y elegir siempre el integral o el de cereales, que contienen menos índice glucémico. En nuestra cultura está muy presente el pan y no tienes por qué renunciar a él, tan solo limitar las cantidades.

¡Menos snacks y más fruta!

El picoteo entre horas es tu enemigo número uno. Los dulces y snacks salados son productos llenos de calorías vacías que lo único que consiguen es saciarte en momentos de aburrimiento, estrés o ansiedad, pero solo a corto plazo. Pasados los primeros minutos, el chocolate, los azúcares y las grasas saturadas harán que tengas más hambre y comas con impulsividad. Mejor evita las patatas fritas, las palomitas, los frutos secos salados, la bollería y los dulces procesados y pásate a estos snacks saludables bajos en calorías.

Nuestra mejor recomendación es que, si a media mañana o a la hora de la merienda no puedes aguantar y estás a punto de engullir a alguien, mejor opta por un yogur o una pieza de fruta, te saciará más y evitarás sumar más calorías. Aquí tienes una lista de las frutas menos calóricas para que tu elección sea la más acertada.

Tampoco olvides empezar la mañana con un buen desayuno completo que contenga lácteos, cereales integrales, fruta y por qué no, algo dulce, este es el mejor momento para tomarlo, ya que el cuerpo puede quemar su energía calórica durante todo el día con más facilidad. ¡Ojo! Siempre mejor un bizcocho de la abuela o unas galletas maría que un croissant o un bollo industrial. ¡Elige siempre con cabeza y no con la vista!

Tareas "quemagrasas"

Si eres de esas que no pisa el gimnasio ni en pintura y el running te aburre ¿por qué no aprovechas para quemar calorías en actividades cotidianas? En tu día a día puede dar pequeños pasos en esta dirección. Por ejemplo, sube las escaleras en vez de coger el ascensor, elige un paseo de vuelta a casa en vez del metro o el coche y el fin de semana busca alguna actividad cultural o deportiva que te mantenga activa y deja la película y el sofá para después de cenar.

La limpieza del hogar siempre es algo que nos da pereza pero si no tienes otra opción, piensa que puede ser una forma de realizar ejercicio sin moverte de casa. ¿Sabías que pasar el aspirador durante 30 minutos te ayuda a quemar 150 calorías o que si friegas los platos a mano en lugar de usar el lavavajillas, puedes eliminar 160 calorías en media hora?

Si te has propuesto el reto de disminuir 500 calorías diarias y eres constante, en poco tiempo comenzarás a notar resultados. Es una buena forma de reeducar nuestro cuerpo y nuestra mente, pues a menudo no somos conscientes de cómo nos alimentamos. Es justamente cuando nos paramos a analizar lo que comemos y lo que hacemos cada día cuando nos damos cuenta de que cometemos más excesos de lo que parece y hacemos menos ejercicio del que deberíamos. Para solucionarlo, aquí tienes diferentes alternativas para incorporar el deporte a tu vida, seguro que alguna se adapta a tu ritmo y a tus preferencias; no olvides que la actividad física es sinónimo de salud.

Y además...
​20 trucos para engañar a tu mente y comer menos
¿Sabes qué elegir en un restaurante cuando estás a dieta?

por Veronica Lopez 181 compartidos