Inicio / En forma / Dietas / Luchar contra los michelines

En forma

Luchar contra los michelines

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 23 de noviembre de 2009

Objetivo: vientre plano
Aquí tienes los consejos clave para que sólo babees contemplando los increíbles abdominales de tu pareja:
>Que controle lo que come. Por lo menos ayúdalo y apóyalo en la elección de los alimentos. Sabemos que no es muy amigo de la fruta, la verdura y los cereales.
>Que deje de picotear. Comer entre horas no es lo mejor para mantener la línea. Si le cuesta dejar sus costumbres (comer chocolate y patatas) ayúdalo a que cambie el picoteo por fruta o barritas de cereales light. Haz como él, le vendrá muy bien.
>Que preste atención también a lo que bebe. El alcohol es el enemigo público número 1 del vientre plano de nuestro amorcito. Así que cada uno con una botella de agua: 0 calorías y 100 % hidratados.
>Tiene que hacer ejercicio. ¿Qué no le gusta? Pues deberá esforzarse un poco y pasar por el aro si quiere un vientre esbelto. Para ayudarlo en esta lucha, haced sesiones de abdominales juntos. Sin embargo, si es un gran aficionado al deporte y abusa de la natación, la bici, el jogging... que sepa que lo básico es hacer ejercicio media hora, 5 días a la semana.

Una solución más eficaz pero también más cara
La liposucción es una solución cara pero eficaz que ellos no estiman demasiado. Por eso sólo le queda combinar deporte con una alimentación sana para combatir los michelines.

¿Los michelines son peligrosos para la salud?
Hay estudios que demuestran que aunque no estemos obesos o no tengamos sobrepeso el exceso de grasa en la zona de la cintura comporta un riesgo bastante importante para la salud. Por ejemplo, la grasa abdominal puede ser un factor de riesgo para sufrir diabetes, enfermedades coronarias y vasculares (angina de pecho, infartos, accidentes vasculares- cerebrales). Aumentar 5 cm de cintura supone aumentar el riesgo de muerte en un 17 % en los hombres y en un 13 % en las mujeres.

Consulta también:
Cuidar la línea: consejos para nuestros chicos
La dieta para un hombre

por Elena Bonet

Puede interesarte