Inicio / En forma / Dietas / Dieta Okinawa: el régimen que promete alargar tu vida

© iStock
En forma

Dieta Okinawa: el régimen que promete alargar tu vida

por Redacción enfemenino Publicado en 29 de junio de 2017
220 compartidos

La dieta Okinawa recibe el nombre de un archipiélago de Japón donde la esperanza de vida es la más elevada del mundo. No solo es el lugar con mayor proporción de centenarios, sino que además la población envejece en buen estado de salud. ¿Quieres saber qué comen? Te lo contamos.

Desde no hace mucho tiempo, los centenarios de Okinawa están llamando la atención. La media de esperanza de vida es de 83 años y allí envejecen con salud. ¿Cuál es su secreto? La herencia desempeña su papel, pero también su modo de vida, pues llevan una alimentación pobre en grasas y calorías. La dieta Okinawa es una dieta semi-vegetariana pobre en materias grasas (menos de 25% de calorías totales).

Uno de los objetivos de la dieta Okinawa es restringir las calorías pero sin tener que contarlas, con el objetivo de obtener un peso saludable además de envejecer bien. Es cierto que los centenarios de Okinawa consumen pocas calorías, unas 1.100 al día, que es menos que el aporte calórico recomendado para las personas de esa edad, pero eso es lo de menos: echemos un vistazo a lo que comen.

© iStock

Alimentos prohibidos y permitidos en la dieta Okinawa

Para conseguir comer pocas calorías hay que controlar la densidad energética de los alimentos, es decir, el valor calórico por 100 g de alimento, dividido por 100. Esta dieta consiste en el consumo: hasta la saciedad de alimentos con una densidad energética inferior a 0.7 (agua, , pepino, endivias, calabacín, naranja, albaricoque, algas, manzana y yogur natural 0% materia grasa), moderado de alimentos con una densidad energética de 0.8 a 1.5 (plátano, patata, pescado blanco, arroz, pasta, leguminosas y ave), y en pequeñas cantidades alimentos con una densidad energética de 1.6 a 3 (pescado rojo, pan, carne roja, frutos secos, pizzas y helado). En ocasiones especiales, alimentos con una densidad energética superior a 3 (galletas, nueces, chocolate, mantequilla y aceite).

Consumir alimentos bajos o muy bajos en densidad energética permite comer menos calorías ya que los alimentos aportan en seguida sensación de saciedad. Al final, la restricción calórica produce menos residuos, lo que nos permitiría vivir durante más tiempo. Esta dieta también recomienda dejar de comer antes de estar completamente llena. También puedes descubrir aquí los mejores alimentos para adelgazar sin dietas.

Menú ejemplo Okinawa

  • Desayuno: pan de centeno, queso fresco, manzana y té.
  • ​Comida: tofu, pasta y habas, ensalada de champiñones y té.
  • Cena: pescado, arroz integral, pepino, naranja y té.

Resultados

La dieta Okinawa puede hacer que pierdas peso a pesar de que este no sea su objetivo principal. Se supone que permite prevenir enfermedades crónicas y envejecer en forma. Pero, como decíamos antes, el consumo de alimentos de baja densidad energética sacia con facilidad, lo que puede ayudar a perder peso.

Está demostrado en animales que la restricción calórica aumenta la longevidad. En humanos, la restricción calórica aporta algunos beneficios, como la mejora de la tasa de lípidos (colesterol y triglicéridos).

Ventajas e inconvenientes de la dieta Okinawa

  • Ventajas. Como contiene fibra y una cantidad apropiada de proteínas, el régimen Okinawa sacia con facilidad. No hay evidencia científica en cuanto a la pérdida de peso con este régimen, pero es obvio que con alimentos tan saludables y bajos en calorías, la pérdida de peso será paulatina si se respetan las proporciones.
  • Inconvenientes. Sin embargo, el hecho de no poder comer todo lo que se quiere en las comidas puede ser más difícil de aplicar a largo plazo. Te tienen que gustar los alimentos del reino vegetal (cereales, tofu, frutas y verduras). El consumo de algas podría ser perjudicial para las personas que sufran de hipotiroidea o hipertiroidismo. ​No hay evidencia científica en cuanto a los efectos de una restricción calórica a largo plazo en humanos. Algunos investigadores muestran signos de preocupación por posibles riesgos de carencias nutricionales.

¡Atención! La dieta tiene que llevarse a cabo bajo la supervisión de un médico o un nutricionista, ya que reducir el aporte calórico sin su seguimiento puede generar carencias. Además, para vivir más y mejor también es importante adquirir otros hábitos saludables como hacer ejercicio físico o descansar lo suficiente. En la galería puedes ver mucho otros, ¿a qué esperas para ponerlos en práctica?

Y además:
Dieta 'antiaging': ¡rejuvenece gracias a la alimentación!
Dieta Sirtfood, ¿chocolate y vino para adelgazar?

por Redacción enfemenino 220 compartidos

Puede interesarte