Inicio / En forma / Dietas / Eficaz, rápida, ¿y segura? Descubre como perder peso con la dieta proteíca

Eficaz, rápida, ¿y segura? Descubre como perder peso con la dieta proteíca

Cristina Cañedo Publicado por Cristina Cañedo
Publicado en 14 de septiembre de 2016

La dieta proteíca es infalible cuando se quiere perder peso, pero no está exenta de riesgos para la salud. Aunque es seguida por mucha famosas, modelos y deportistas, algunos expertos cuestionan su seguridad. ¿Sabes en qué consiste?

La dieta proteica se caracteriza principalmente por ser baja en hidratos de carbono. Es una de las preferidas para las personas que quieren adelgazar, a pesar de que muchos profesionales la hayan situado en el centro de la polémica. Y nos les falta razón: seguida durante un breve período de tiempo resulta muy eficaz, pero si se realiza sin control más allá de dos o tres semanas, puede llegar a ser peligrosa para la salud. La dieta proteíca, como su nombre indica, se basa en aumentar el consumo de proteínas mientras se reduce el de hidratos de carbono. Estos son algunos de los alimentos con más proteínas en su composición.

El funcionamiento de la dieta se basa en un simple proceso metábolico. En condiciones normales, el cuerpo utiliza los hidratos de carbono como fuente de energía. Sin embargo, cuando los niveles de glucosa son insuficientes (porque no se han ingerido hidratos), el organismo entra en cetosis y comienza a quemar grasa para obtener la energía que necesita. Es decir, que reduciendo la ingesta de pastas, arroces, pan o azúcar y aumentando la de proteínas (carnes, huevos, pescado), se fuerza al cuerpo a quemar grasa y por lo tanto, a adelgazar. Un modelo de dieta proteíca de un día podría ser el siguiente:

  • Desayuno: Un vaso de leche descremada o un café, con queso fresco o huevos revueltos
  • Media mañana: Dos lonchas de jamón york o pavo
  • Almuerzo: Un filete de pollo a la plancha con ensalada
  • Merienda: 1 yogurt natural o una pieza de fruta
  • Cena: 1 filete de salmón con verduras salteadas

¿Qué te parece? ¿Crees que esta dieta está hecha para ti?

¿Cuál es el peligro?

Podría parecer fácil y segura, pero la dieta proteíca no está exenta de riesgos: cuando el cuerpo utiliza la grasa como fuente de energía se generan cuerpos cetónicos, unas sustancias tóxicas que acidifican la sangre y que se expulsan a través de la orina o el sudor. Sin embargo, cuando estas toxinas aumentan en cantidad y se acumulan durante mucho tiempo pueden llegar a causar problemas serios en el organismo, como halitosis, mareos, gota o en el peor de los casos, diabetes.

Además, en las dietas hiperproteicas de origen animal, que se realizan con alimentos de gran valor proteico (carnes y pescados), se consumen más proteínas de las que el cuerpo necesita, lo cual puede conllevar riesgos para la salud como, por ejemplo, problemas cardiovasculares.

Con las dietas hiperproteícas (como la famosa y polémica dieta Dunkan) se produce una bajada espectacular de peso en muy poco tiempo, pero también se pierde agua y masa muscular y aumenta la carencia de vitaminas y minerales. Por ello, si piensas iniciar una dieta así es fundamental que hables con tu médico o nutricionista primero.

Nosotras te recomendamos que no renuncies por completo a los hidratos de carbono ya que son necesarios, y que simplemente te acostumbres a consumir menos cantidad. Sigue estos 50 consejos y tal vez te des cuenta de que no necesitas ninguna dieta para adelgazar...

Y es que con estos consejos y aprendiendo cómo combinar bien los alimentos, seguro que logras perder peso de forma paulatina y mucho más equilibrada. Por ejemplo, toma nota de estos alimentos con pocas calorías ya sea para picar entre horas o para combinarlo con tus platos principales... ¡Seguro que lo consigues!

Y además:
¿Estás a dieta? Descubre los alimentos con más proteínas
30 superalimentos para una vida más saludable

Puede interesarte

Comentarios