Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 10 ideas súper divertidas de juegos para cocinar con niños

© iStock
Maternidad

10 ideas súper divertidas de juegos para cocinar con niños

por Redacción enfemenino Publicado en 5 de enero de 2017

Además de pasar un rato divertido junto a los peques les enseñarás a comenzar a manejarse en la cocina, hacer recetas saludables y acercarles más a esas comidas que no les gustan tanto como las verduras. Toma nota de todas estas ideas de juegos para cocinar. ¡No querrán salir de la cocina!

Si algo hemos aprendido de Masterchef Junior es que los niños disfrutan tanto o más que los mayores entre fogones. Crear nuevas recetas, hacer menús divertidos o ver cómo se desenvuelven en la cocina casi sin llegar al medio metro de estatura es de admirar. Está claro que los padres y los abuelos tienen mucho que ver en esto porque ellos son encargados de empezar a inculcarles el gusto por la cocina desde bien pequeños. Independientemente de sus virtudes hay miles de juegos para cocinar con los peques que les resultarán super divertidos a ellos, y por supuesto también a ti.

Esos momentos en los que te ven cocinar y ellos quieren hacer lo mismo que tú o los ratos muertos que no sabes cómo entretenerles y no se te ocurre ninguno juego nuevo para hacer serán los idóneos para crear vuestras propias recetas y después, ¡coméroslas juntos! Aquí tienes unas cuantas ideas de juegos para cocinar con los peques que conviene que apuntes para tener muy presentes. Pero no solo será la cocina lo que le motive a ponerse con las manos en la masa sino que existen muchos utensilios divertidos que le incitarán a no querer salir de la cocina...

1. Hacer postres saludables

Si hay algo que les encanta a los niños son los dulces. El chocolate, los bizcochos... Por eso una de las cosas que más les gusta cocinar son los postres. Puedes aprovechar y enseñarles desde pequeñitos a comer sano y saludable. No tenemos por qué privarnos de un dulce para merendar o de postre pero la cuestión es que tenemos muchas alternativas para hacerlos más saludables. Será la mejor opción para aprender los dos juntos a cocinar recetas nuevas y saber qué ingredientes más sanos que los habituales podemos utilizar para ello. Las harinas integrales, de maiz, de garbanzos, sustituir la mantequilla por manteca de cacahuetes o el azúcar refinado por azúcar moreno, panela, miel... Aquí tienes algunas recetas de postres saludables que te pueden servir para esos momentos de repostería junto a tus hijos.

2. Decorar pizzas divertidas

Sin duda, las pizzas son otra de las comidas favoritas de los niños. También podemos enseñarles a hacerlas en casa con estas recetas y lo mejor de todo, ¡que sean ellos mismos quienes las decoren! Hacer caritas felices, la silueta de Mickey Mouse o a sus personajes favoritos de los dibujos animados... Y si además de las pizzas, es un fan total de la pasta (como la mayoría de los peques) aquí tienes algunos platos que os servirán de inspiración a la hora de cocinarla:

Descubre: Recetas con pasta

¿Sabes cómo preparar tus recetas de pasta más deliciosas? © iStock

3. Pinchos de chuches

Un caprichito tenemos que darles de vez en cuando, y sobre todo ellos lo agradecerán un montón. Además de divertirse preparando una comida, merienda o cena más especial en casa se lo pasarán pipa haciéndolo contigo. Los pinchitos morunos de frutas son una buena opción, pero si cambias las frutas (una vez al año no hace daño) por chuches, ¡fliparán!

4. Gelatinas con sorpresas

La gelatina es otro de los postres o meriendas más saludables que existen pero puedes hacerlas más divertidas si en su interior metes sorpresitas como alguna gominola o algún animalito de juguete identificando siempre dónde está para tenerlo controlado y por supuesto, bien lavado antes de meterlo en la gelatina.

5. Su tarta de cumpleaños

Si quieres que su cumple sea todavía más especial, ¿qué te parece si es él mismo quien prepare su tarta de cumple? Podrás elegir si hacerla más saludable o bien, darle un caprichito y sorprender a todos los niños con una super tarta de colores. Aquí tienes algunas con las que inspirarte: divertidas, coloridas y para chuparte los dedos.

6. Sellos de patata

Si estás aprovechando para hacer por ejemplo una tortilla de patatas, estos vegetales te pueden servir para entretener para un buen rato a tus peques. Hacer sellos cortando en su parte centra una forma en relieve de una estrella, una flor o un corazón... Según tus dotes de artista y las de tu peque las creaciones variarán, solo hay que tener un poquito de imaginación.

7. Galletas con diferentes formas

Enseñarles a cocinar galletas ya será un momento divertido para vosotros pero si además echas mano de distintas siluetas como los típicos muñecos de galleta de jengibre, arbolitos de Navidad, estrellitas... ¡Les encantará!

8. Hamburguesas con forma de animales

¡Es hora de hacer hamburguesas! Pero no tienen porqué ser redondas, puedes inventar nuevas formas como por ejemplo de distintos animales para que comerlas sea todavía más divertido. Aquí tienes algunas recetas de hamburguesas pero un poquito más originales de las que estamos acostumbradas. ¡Prueba a hacerlas con los niños!

9. Dibujar a... ¡Papá!

Por ejemplo, si es de los que no les gusta mucho las verduras podemos hacer su plato un poquito más divertido inventando que por ejemplo dibujamos la cara de papá. Unos brócoli, unos guisantes, unas zanahorias, huevos duros, unas patatas y ¡voilá! Tendremos una menestra de verduras pero haciendo la forma de la cara de papá. ¡Les encantará después hacer bromas con su papi comiéndose su cara!

Y además:
Cenas para niños saludables y divertidas
Las recetas más saludables para los peques de la mano de Ferrán Adriá

por Redacción enfemenino